El Proyecto Laramie llega a Madrid

domingo, 6 de febrero de 2011


Matthew Shepard fue golpeado brutalmente, atado a una cerca y abandonado en medio del campo el 7 de octubre de 1998 en Laramie, Wyoming (EE.UU.). 18 horas más tarde, lo encontraron por casualidad y fue ingresado en el hospital, donde murió 5 días más tarde. Nunca recuperó la conciencia ni pudo saber la repercusión que su ataque alcanzó en la prensa nacional y extranjera. Matthew murió por ser gay.

"El proyecto Laramie", obra de teatro original de la compañía Tectonic, cuenta la experiencia y los testimonos recogidos por los actores de dicho grupo en una serie de visitas y entrevistas realizadas en la localidad donde Shepard murió. Con una puesta en escena interesante y eficaz, los 8 intérpretes representan a más de 60 personajes escogidos entre quienes conocieron durante la investigación, para contar no sólo la historia del asesinato, sino también la manera en que se vivió la agonía y muerte de Shepard entre su familia, amigos, los habitantes del pueblo y la prensa.

Hablar de delitos de odio, que Wikipedia define como los que "tienen lugar cuando una persona ataca a otra y la elige como víctima en función de su pertenencia a un determinado grupo social, según su edad, raza, género, identidad de género, religión, etnia, nacionalidad, afiliación política, discapacidad u orientación sexual", es hablar de un problema todavía arraigado en la sociedad y peligrosamente presente en la cultura de muchos países. Crímenes como el de Matthew, lapidaciones, torturas y maltrato son, todavía, una estadística alarmante y, muchas veces, encubierta o enlodada por prejuicios, miedo o ignorancia.

El montaje que se estrenó en España, se está representando en la sala pequeña del Teatro Español (Plaza Santa Ana) y dura un poco más de dos horas. El texto es de una gran intensidad y está hecho para remover muchas cosas en el espectador, pero sin apelar al sentimiento más básico: la emoción superficial. La forma en que configura la situación geográfica, política, cultural y social de Laramie, a medida que vamos conociendo a los personajes, nos muestra la gran cantidad de posibles "Laramies" que hay en el mundo.

Además del texto, la obra está calculada milimétricamente en cuanto a coreografía y movimientos. Todo tiene una razón de ser y nada está dejado al azar. A mí, personalmente, no se me hizo larga, pero entiendo que pueda resultar pesada. No es una obra cómoda ni fácilmente digerible, pero está hecha para recuperar el tono reiteradas veces y despertar la conciencia del público. La versión española cuenta con un reparto consistente y muy parejo, que es capaz de transformarse con lo mínimo para cambiar de personajes y conseguir un resultado creíble con cada uno de ellos.

Emotiva, interesante, intensa y potente, "El proyecto Laramie" no está pensada para dejar indiferente a nadie. Gustará más o menos, provocará más o menos, pero llegará, sin duda, a muchos lugares en el interior del público. Viene avalada por un inmenso éxito no sólo en Estados Unidos, sino también en muchas capitales europeas, donde se ha representando -dicen- más de 3.000 veces. Se puede descargar el dossier del montaje en España en este enlace.

Reparto:

Ana Cerdeiriña
Mónica Dorta
Iñaki Guevara
Jorge Muriel (traductor del texto original)
Diego Santos
Consuelo Trujillo
Victoria Dal Vera
Antonio Mulero-Carrasco

Dirección:

Julián Fuentes Reta

Nota: "El proyecto Laramie" fue convertido en película por HBO en 2001, con Laura Linney, Steve Buscemi, Christina Ricci, Janeane Garofalo, Peter Fonda y Nestor Carbonell, entre otros.

3 comentarios:

  1. Anónimo13:00

    Hijo, corrige píblico, me imagino es público.

    MM

    ResponderEliminar
  2. Gracias, mamá por la corrección. No me había dado cuenta!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo23:35

    Para eso está tu madre hijo.¨Para que veas que siempre te leo.

    ResponderEliminar