Ni John Wayne ni Winona Ryder

viernes, 22 de octubre de 2010

Leo desde Chile que ha salido a la luz un estudio que establece que las mujeres adultas roban más en las grandes superficies (multitiendas como se llaman por esas tierras) que los hombres de su mismo grupo etáreo.

¿Qué nos debe llamar más la atención de esta noticia?

1. Que las mujeres son más dadas a robar que los hombres.
2. Que los hombres no tienen la necesidad de robar y pagan por lo que "consumen".
3. Que ambos roban en proporción desigual.
4. Que es una de las pocas estadísticas que "favorecen" a la mujer sobre el hombre.
5. Que hay machismo escondido tras el estudio.

No, lo que más debe llamar la atención es el robo. Primero, ¿por qué no nos parece anormal que se robe en las tiendas? ¿Hasta cuándo tendremos que escuchar la excusa: "Pero si con lo que me roban las tiendas, por qué no les podré robar yo a ellas"?

Uno -y ya lo he dicho en algún post anterior en este blog- robar es un delito, que no acepta embellecimientos. Robar es robar, sea cual sea la razón. Quizás podemos llegar a entender el hacerlo por necesidad, pero es que la base de la economía plantea necesidades ilimitadas y eso ya da pie para que "por necesidad" se entiendan demasiadas cosas.

El pasado febrero hubo un inmenso terremoto en Chile. Según fuentes cercanas, a los 5 minutos de ocurrido el movimiento sísmico, ya se estaban saqueando algunas tiendas. Pocas horas después, las grandes superficies eran arrasadas, no en busca de comida (que hubiese sido comprensible), sino en pantallas planas, lavadores, neveras, etc. Todos productos de primerísima necesidad...

Y el argumento de que las tiendas "nos roban" con los precios, pues es de fácil solución: ¡compre en otra parte! Todos sabemos que tiendas son más caras, es imposible no saberlo. Pero siempre están llenas. Busque alternativas, compre por Internet, vaya a mercadillos, outlets, al factory o a cualquier otro lugar donde el precio sea menor. Y, sobre todo, ¡no robe ni se deje robar, pero de forma legal! Si a usted le roban, denúncielo; no tome la justicia en sus manos, que no es ni John Wayne ni Winona Ryder.

1 comentario:

  1. Anónimo20:44

    Tomás, es solo falta de educación, de valores y de pensar en no hacerle al otro lo que no te gustaría que hicieran contigo.
    Robar, además de pecado es una mala costumbre que hacen por hacerse los graciosos y tener un rato de mala fama, pero fama al fin.
    Si a ti te enseñaron(como lo hicimos con uds.) que no se roba es que NO SE ROBA, independiente del que lo haga.
    Por esos estamos como estamos hijo, lo que yo hago está siemprebien pero si lo hacen los demás, es malo.
    Así lo haga el Santo Padre
    Mamá

    ResponderEliminar