Tu historia puede salvar vidas

viernes, 13 de mayo de 2016


Desde que empecé con mi proyecto de recopilar historias de personas del colectivo LGBTI (primero como Coming Out Campaign y ahora como miembro de It Gets Better) para conocer y aprender de sus experiencias, para compartir sensaciones y momentos, para descubrir que todos tenemos un punto de partida común..., me he encontrado con algunas respuestas muy cómodas: "No tengo nada que contar", "Mi vida no es atractiva", "Mi historia es muy sencilla y cotidiana", entre muchas otras por el estilo.

¿Por qué digo que son cómodas? Primero, porque toda historia merece ser contada, sea de quien sea. Solo hay que encontrar el foro adecuado y el punto de inflexión que convierte una experiencia habitual en algo único, que puede ser el lugar, el tiempo, la persona, los factores secundarios, una palabra, un gesto, una consecuencia, una acción, una reacción, un sentimiento, una sensación, el paisaje... Se me ocurren tantas cosas que hacen a una historia algo excepcional.

Segundo, porque desde esa posición de comodidad, se quedan muchas experiencias sin compartir. Si por un momento nos detuviésemos a pensar en que una sola frase de nuestra historia puede ayudar a alguien, puede quitarle de la cabeza la idea de que es prescindible en su mundo, en nuestro mundo, seguro que algo nos movería a hacerlo, a decir este soy yo y esta es mi historia.

Si bien no somos superhéroes, sí somos personas, somos seres humanos. Por ello, debería nacernos de forma espontánea el instinto de protegernos, de ayudarnos, de cooperar. Y lo tenemos todavía más fácil: no te pido que salgas a la calle con pitos y pancartas. Únicamente te pido que utilices tu ordenador, tu móvil, tu tablet o tu cámara, que escribas tu historia o que grabes un video contándonos tu experiencia, compartiendo esas sensaciones que te han convertido en quien eres hoy.

Estoy seguro de que más de una persona se sentirá identificada y habrá sentido lo mismo que tú en algún momento, a pesar de todas las diferencias que pueda haber entre vosotros.

No necesitas haber sido víctima de acoso ni de violencia, ni ser gay, lesbiana, bisexual, transexual o intersexual. Simplemente tienes que ser una persona que quiera apoyarnos, que quiera decirnos que el mundo allí fuera nos espera, que nos recibirá con los brazos abiertos, que no todo es sufrimiento... Que encontraremos el amor y la paz, que nadie nos hará daño, que tendremos un círculo seguro y amoroso donde podremos ser nosotros mismos. Que nos diga que, al final, todo mejora. It gets better!

¡Quiero escucharte! ¡Quiero leerte! Sal de tu espacio cómodo y levanta la voz. Te necesito... ¡Te necesitamos! La lucha contra la LGBTIfobia y cualquier forma de acoso o violencia por identidad sexual es tarea de todos.

Envíame tu historia o tu video a tomas@itgetsbetter.es o a tomas@comingoutcampaign.com. Y comparte este post para que podamos ayudar a muchas y muchos. ¡Salva vidas conmigo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario