¡Qué manía con la idea de reproducirse!

jueves, 28 de enero de 2016


No, no estoy en contra de ampliar las familias y de que tengáis hijos... ¡Todo lo contrario! Pero estoy hasta el moño de que uno de los comentarios habituales de mi página de Facebook es el de "Dios dijo que el hombre se reprodujese con mujeres, no con hombres".

Primero, si llegase a intentar reproducirme con mi marido, es porque a los dos nos faltarían unos cuantos hervores u horas de sol, y probablemente seríamos potenciales pacientes de una institución mental. O sería un plan que, obviamente, resultaría un auténtico fracaso. Por más que lo intentásemos, seguro que no obtendríamos un bebé en el proceso.

Segundo, la idea de que el sexo es meramente reproductivo y no por placer, por diversión, por juego, por intimidad, por cariño, por atracción o por cualquier otra razón, me parece ya bastante añeja. La idea de la sábana con el agujerito y la visión de la mujer como fábrica de hijos está un poco pasada de moda. Hoy el sexo se disfruta y las personas somos libres de tener hijos o de no tenerlos.

Tercero, vuelvo a repetir que la idea de la religión es cuestión de cada uno. Si a ti tu dios te dice que no lo hagas, pues no lo hagas. Si a ti el duende verde del bosque te dice que saltes en un pie, pues salta en un pie. Si a ti el gotelé de la pared te dice que le sigas, síguele... Haz lo que sea, pero que sea cuestión tuya y no de los demás. Si no quieres tener sexo por placer, allá tú. Si no quieres tener sexo con hombres, ¡no lo tengas! Nadie te obliga. Pero deja a los demás que tomen decisiones por sí mismos.

Cuarto, sigo pensando que, en el hipotético caso de que quisiéramos tener hijos, seríamos unos padres estupendos que llenaríamos de amor a quien estuviese a nuestro cargo. Si quisiéramos tenerlos, claramente buscaríamos otras alternativas, que no son la reproducción habitual. Somos gays, no somos tarados...

Quinto, me resulta fascinante ver como me lanzan el mensaje cristiano de "Dios dijo...", entre insultos y frases peyorativas. ¿No es ese mismo Dios es que hablaba de amar al prójimo, del perdón, de la misericordia, del respeto, del amor, etc.? No sé a vosotros, pero a mí me choca ver cómo se estrella su propio argumento en menos de 3 líneas y me viene a demostrar, una vez más, que la religión se esgrime y se adapta a las necesidades de cada uno, pero el mensaje completo, generalmente, se pasa por alto.

Sexto, sigo sin comprender muy bien por qué la gente se siente con el derecho y el deber de insultar a otros a través de las redes sociales. Estoy seguro de que el 99% de ellos y ellas jamás se atrevería a hacerlo cara a cara. ¿Por qué esa sensación de impunidad a través de las redes sociales? El respeto y la buena educación deben demostrarse incluso más en este tipo de situaciones, donde faltan tantos componentes de la comunicación (la tonalidad, los gestos, etc.). Sea civilizado y civilizada en sus interacciones en Internet. Nunca se sabe lo que puede pasar en el futuro...

1 comentario:

  1. Habría que ser muy ignorante para contra-argumentar una relación gay con la excusa de la reproducción. Tan solo en 4to grado ya te dicen que para reproducirse se necesita un par de sexos (femenino + masculino). O es que no saben como decir las cosas, o es que no terminan la escuela. Jajaja, es que nada más me imagino a una persona que le diga a su pareja hetero todas las noches: "Vamos a reproducirnos". Porque, como dices, una cosa es sexo por placer y otra para multiplicar la familia.

    El otro punto que siempre tocan, y me parece mal, es el punto de la religión. Porque yo siendo cristiano católico, ver a otro decir literalmente lo que 2 líneas de la Biblia dice según le convengan y no mencionar otras líneas como mencionas: "Amar al prójimo", "Dios nos ama a todos por igual", etc. Me genera pena, no con la religión sino con ellos. Por fanáticos. La religión está ahí y cada quien la interpreta de una forma. Por ejemplo: No creo que Dios vaya a odiar a una persona por ser gay, si ésta persona es honrada, sincera, amable y hace el bien cada día. O sea ¿Cuántas personas no van a la iglesia pero son incapaces de ayudar a otra persona a cruzar la calle? ¿O a ceder un puesto en el autobus a una persona que lo necesite más que uno mismo? Eso no veo que anden ALGUNOS creyentes fanáticos criticándolo y peleándolo.

    Por eso digo que son cosas de interpretación, no creo que de religión sino de la formación de cada persona, que luego toman la religión como excusa es otra cosa, diría yo pues. En fin, así está la sociedad.

    ResponderEliminar