¡Contenido real ya!

jueves, 23 de octubre de 2014

Mi segunda colaboración como columnista con el Periódico Escuela hablando sobre TIC.

 

¡Contenido real ya!



Internet es una fuente inagotable de recursos, de eso no hay duda. Pero no todo lo que está en la Red proviene de una fuente fiable, por lo que debemos aprender a obtener información. Por ejemplo, Wikipedia es solo un repositorio de información, cuyo contenido no siempre es de fiar. Y lo mismo ocurre con otros contenidos: no cualquier PowerPoint que encontramos en la Web nos da la certeza de que su contenido es real ni que ha sido contrastado por su autor. Ni siquiera sabemos si pertenece a su autor. Por eso, hago aquí una serie de recomendaciones para realizar con mayor éxito este proceso de búsqueda y selección:
  1. Elegid siempre fuentes de confianza, que tengan trayectoria (que no sean efímeras), que cuenten con un repositorio de información, con “personas” detrás del contenido, y con una actualización periódica y reciente.
  2. Que contengan firmas que podamos rastrear: comprobad siempre de dónde proviene el firmante, qué ha hecho, si se le puede contactar para confirmar la fuente, etc. ¡Y contactadle!
  3. Escoged siempre a “personas que citen a otras personas, que hagan mención a trabajos previos, que tengan experiencia en el tema, etc.
  4. Seleccionad lo relevante y dejad la paja fuera. ¡No todo es útil!
  5. Buscad en medios de comunicación, en varios; en distintos idiomas… Seguid las cadenas de enlaces (si hacen citas o referencias a otras publicaciones) para saber de dónde vienen.
  6. No confiéis en lo primero que os convenga: sed críticos con lo que leéis, y permitiros dudar de todo y de todos. Es la única forma de encontrar, leer, seleccionar y crear contenido de interés. Y de que nuestros estudiantes también aprendan a hacerlo, para sobrevivir a la infoxicación a la que están expuestos. Esto es lo que llaman curación de contenidos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario