Aquí sigo...

sábado, 7 de abril de 2012

El tiempo vuela entre post y post, y en las últimas semanas he estado más dedicado a mi blog profesional que a este, lo que no significa que me olvide de él o vaya a abandonarlo. ¡No! No podría dejar este rincón en el que comparto tantas cosas con tanta gente. Solo le estoy dando un poco de prioridad al trabajo en medio de tanta crisis, es todo.

Al menos, me está dando muchas satisfacciones y me está permitiendo conectar con gente muy interesante que no hacen más que aportar sabiduría y conocimiento. ¡Un lujo al alcance de todos los bolsillos!

Cambiando de tema, esta noche tengo cena en casa: pasta con dos salsas y una tarta de zanahoria para el postre, ya glaseada y enfriando. Trataré de colgar alguna foto más tarde o mañana, si sobrevive algún trozo.

Ayer estuve todo el día por Madrid de paseo, de conversación tranquila, de aprovechar las visitas de amigos de fuera, de conocer gente nueva. Tal como dijo Jane, una inglesa que conocí ayer, resultaba curioso tener una mesa tan multicultural: ingleses, españoles, argentinos y chilenos hablando alrededor de vino, café, agua y coca-cola. Muy agradable velada y buen descanso, a pesar de que las noches me resultan cada vez más cortas...

También estoy aprovechando de leer cosas que tenía pendientes y de disfrutar, que me hacía falta. Pronto retomaré la piscina mañanera (que ya la extraño en exceso) y las buenas costumbres de la vida sana. Pasado el frío, hay que retomar el buen camino.

Aquí estoy, aquí sigo y no me pierdo. Aunque actualice un poco menos, nunca dejo de acordarme de mi rincón y de la buena compañía.

1 comentario:

  1. Anónimo17:29

    Menos mal que volviste hijo, me alegro de los paseos, buenas compañías etc.
    La familia y los Amigos son un gran regalo de Dios y hau que aprocecharlos
    Besos
    Mamá

    ResponderEliminar