La polémica de las nanas II

miércoles, 18 de enero de 2012

Como toda historia que se precie, el asunto de las nanas de Chicureo tiene más de una vuelta. Resulta que la famosa vecina, Inés Pérez (a la que citaba en el post anterior), fue ¿víctima? de una tergiversación de su testimonio. Sin afán de criticar a nadie, acepto que se ha editado su declaración, pero es que los dichos completos tampoco es que cambien mucho...

Sigo sin entender cuál es el problema de las nanas caminando por el condominio o que los obreros puedan circular a pie para acceder a sus lugares de trabajo (por si fuera de Chile no se entiende el concepto, obreros son trabajadores que realizan actividades puntuales, principalmente relacionadas con la construcción o reformas de viviendas, aunque creo que en este caso también entran en la categoría jardineros y personal de mantenimiento).

Según publicó elmostrador.cl en enero, una de las instrucciones de la circular que generó la polémica decía lo siguiente: “que la medida ha sido instaurada para evitar que las personas que laboran temporalmente en las casas, como nanas, jardineros y obreros, cometan robos o entreguen información relevante acerca de la privacidad de otros vecinos del condominio mientras se dirijan a la casa donde dicen trabajar".

(No he podido conseguir el texto que reúne las normas del Condominio para contrastar la información). 

Si bien su preocupación parece ir por el lado de la propia comodidad de las asistentas, detrás hay cierto aroma a rancio, hay algo que no deja de molestarme. Y, aunque sea un poco macabro, me hago eco de una foto que circuló por Facebook (entre tantas otras), inspirada por las palabras de Inés Pérez, donde más que personas parece que las nanas fueran hordas de zombies hambrientos de niños pijos.

Ahora, que se ha publicado el video completo de la declaración (http://www.youtube.com/watch?v=hgThzvDwbiI), que cada uno juzgue y saque sus propias conclusiones. De momento, se ha despedido (según algunos medios chilenos) a quien filtró las imágenes sin editar. Viva el periodismo libre y la información sin censura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario