Silencioso

miércoles, 26 de octubre de 2011

Silencio sirve para resumir un poco mi vida esta última semana... El primer acercamiento a la Lengua de Signos Española (LSE) que, si bien no es oral, poco tiene de "silenciosa". Tan efectiva y rica como cualquier otra lengua, la LSE es netamente visual y permite aprender a "escuchar con los ojos". Será un camino lento, pero resulta muy interesante adentrarse en una construcción lingüística diferente, en una estructura y una lógica distintas...

Silencio también, porque he estado casi 3 días en cama, un mínimo de fiebre y mucha congestión. Hoy, en pleno proceso de recuperación, me levanto dentro de casa y mañana retomo mis actividades normales. Por suerte esta vez no perdí la voz y solo estaba un poco "rasposa".

No hay comentarios:

Publicar un comentario