Blanca y radiante...

jueves, 29 de septiembre de 2011


Cosas que uno se encuentra caminando por las calles de Alcalá de Henares...

Espero no herir sentimientos, pero estas fotos posadas de "recién casados" me resultan espantosas. Me parece bien que quieran recordar ese día de felicidad, pero hay muchas otras formas sin caer en el anuncio de marco de fotografías.

Y para polemizar un poco más: sí, hay novias feas (no digo que este sea el caso), igual que bebés feos. Los hay, es así. El mundo es cruel y los demás miramos con objetividad...

No...

No me voy a quejar de la falta de tiempo y del exceso de trabajo, porque eso sería repetirme; no voy a comentar nada de política o economía, porque eso sería pecar de falta de originaliad; no voy a hablar de cocina, simplemente porque estos días no he podido dedicarme a ello; no hablaré de cine o de series, porque aunque material para hacerlo tengo, no tengo fuerzas ahora para escribir.

Solo diré que no me gusta nada que se me pase el tiempo sin poder entrar en mi blog y sin poder dar vueltas por el ciberespacio buscando información, fotos, leyendo noticias y posts de otros para inspirarme. Será un mes complicado de conexiones, pero no pierdo las esperanzas. De todas formas, aunque no me pase por aquí todo lo que me gustaría, sigo presente.

Sin palabras

domingo, 18 de septiembre de 2011


El alcance de la crisis supera todos los límites de la imaginación: se alquila la Agencia de Fomento del Alquiler. No digo más...

¡Celebrando!

jueves, 15 de septiembre de 2011


¡Feliz cumpleaños amiga!

No digo los años porque es mala educación. Pero feliz de seguir celebrando contigo... hace 20 años fui a tu primer cumpleaños. Dos décadas más tarde, aquí estamos. Ese es uno de mis mejores regalos.

Hoy no estamos en la misma ciudad, ni siquiera en el mismo país. Pero estuvimos muy cerca un buen rato. Te quiero mucho, muchísimo. No hay día que no me acuerde de ti o de alguna de nuestras millones de historias. ¡Besos! Y celébralo en grande con Jose y los niños, con tus papás y con tus hermanos.

Nunca sabemos de dónde viene el éxito



¿Cuándo iba a imaginar que unas cosas tan feas multiplicarían las visitas en mi blog? Después de varios días sin postear y sin repasar las estadísticas, me encuentro con una sorpresa: se habían triplicado mis lectores y yo sin enterarme.

Rápidamente busqué el motivo: ¿Las torres gemelas? ¿El post sobre Monterrey? ¡No! La respuesta era la chalabota (o chala-bota). Y todos venían desde Google. Así que me fui al famoso buscador y puse "chalabota". ¡Aparezco en tercer lugar de los resultados!

Esto quizás no significa nada para mucha gente. Y para mí tampoco decía mucho hace un año, pero después de haber dado vueltas durante meses con conceptos como SEO, posicionamiento, algoritmos, etc., descubro que mi blog se ha posicionado en los primeros lugares de Google (de acuerdo a una palabra clave) y sin haber planteado ninguna estrategia y, mucho menos, haber gastado dinero en ello. ¡Gracias chalabota!

Una alegría ante tanta fealdad. ¿Quién puede encontrar bonito algo así?

En fin, que me voy a la cama, que mañana tengo una mañana muy ajetreada. Eso sí, a la piscina primero.

10 años sin las torres

domingo, 11 de septiembre de 2011

Hace 10 años nos despertamos una mañana y el mundo cambiaba ante nuestros ojos. Recuerdo que por ese entonces me despertaba con la televisión. Vivía solo en Santiago, trabajaba principalmente en casa, había dejado de estudiar Ciencia Política y había comenzado el Máster en Historia.

Me desperté con las imágenes de la primera torre impactada por un avión. Paulina Nin, la presentadora del programa matinal que estaba puesto, comentaba que a ella no le parecía un accidente. Yo esperaba creer que solo fuese eso. Pocos minutos más tarde, el segundo avión chocó contra la otra torre y la teoría de la casualidad se esfumaba: estábamos viendo en vivo y en directo un atentado.

Todavía sin creer lo que veía, tuve que entrar a la ducha y salir corriendo al dentista. En la sala de espera, todo el mundo estaba hipnotizado por el televisor: apenas se oían los ruidos habituales. Entré rápidamente a mi consulta y volví a casa, mientras las torres cedían y dejaban de existir como símbolo de Nueva York. Me pasé el resto del día entre la TV e Internet.

Siempre quise conocer las Torres Gemelas. Me llamaban mucho la atención, así como siempre lo hizo Nueva York. Cuando finalmente pude ir, hace un par de años, era incapaz de dimensionar lo que había ocurrido. Mi breve paso por la zona cero, que además estaba en obras y completamente vallada, no fue procesado hasta tiempo después, cuando me di cuenta de que había estado a escasos metros del lugar de aquellas terribles imágenes, repetidas una y otra vez durante días, semanas, meses, años...

El mundo había cambiado. Guerras, invasiones, enfrentamientos, amenaza terrorista... el miedo dominaba el mundo. Podríamos decir que comenzaba un nuevo periodo bipolar, entre todos y el miedo. Miedo a distintas cosas: a Occidente, a Oriente, a Osama, a Bush, a los aviones, a los rascacielos, a los medios de comunicación. Todos temíamos a algo...

Fue ese 11 de septiembre cuando realmente comenzó el siglo XXI. Fue el punto de inflexión que rompió con la herencia del siglo XX y sentó las pautas de lo que tendríamos en los próximos años. Hoy, 10 años después, el mundo no ha cambiado mucho. Seguimos teniendo miedo, aunque ya no tenemos a Bush o a Osama. El miedo a Oriente y Occidente todavía sigue vigente en muchas personas y es fuente de conflictos permanentes. El miedo a la avaricia de los mercados y a la volátil estabilidad marcan las preferencias actuales. Pero siempre tenemos miedo a algo o a alguien. Parece ser la única forma de gobernarnos.

¿Dónde estaremos en 10 años? ¿Seguiremos teniendo miedo? ¿A qué?

Trabajando...

Ya está el artículo para VO de noviembre sobre "Jezebel", el post pendiente en Todos Juntos Podemos (Monterrey, luchando por el medioambiente), pasadas las correcciones del periódico, contestados algunos de los correos pendientes y estoy listo para organizar un par de cosas que tengo pendientes antes de salir a relajarme con una rápida merienda-cena. ¡Y esta mañana estuve en la piscina!

Vaya domingo más productivo... hace tiempo que no tenía uno así.

¿Quién se llevó mi semana?

sábado, 10 de septiembre de 2011

Es sábado otra vez y no sé qué se hicieron la mitad de los días de la semana (por no decir todos). Se me acumulan los correos en la bandeja de entrada, las llamadas perdidas y los mensajes... "Lo urgente siempre quita tiempo a lo importante", decía Mafalda. Nunca nadie pudo tener más razón.

Lo importante es que, por ahora, sigo cumpliendo mis objetivos: piscina por la mañana y muchísimo trabajo el resto del día, repartiendo horas y minutos entre cada una de mis responsabilidades. Juntando cosas, preparando material para lo que viene y tratando de sacar todo a tiempo.

Entre hoy y mañana tiene que salir un artículo para Versión Original, pasar unas cuantas páginas de correcciones, organizar 2 entrevistas, planificar el suplemento de EducaRed, escribir un par de posts postergados en Todos juntos podemos, quedar con una amiga que está de visita por Madrid y ponerme al día con correos. Me canso solo de pensarlo... pero tengo mi interrupción mañanera con una buena dosis de piscina para eliminar tensión y preparar el cuerpo para la semana intensa que promete ser la próxima.

Sigo trabajando...

Soy un indignado (Felipe Cubillos)

lunes, 5 de septiembre de 2011

Felipe Cubillos, uno de los tripulantes del avión accidentado el viernes en el archipiélago Juan Fernández (Chile), escribía hace pocos días en el periódico "La Segunda", una interesante reflexión sobre la situación que Chile vive actualmente. Sin caer en la incorrección, da un repaso importante a muchos de los implicados en las revueltas estudiantiles, en los actos vandálicos y en la falta de actitud cívica.

Dejo aquí el enlace para quien quiera leerla: http://blogs.lasegunda.com/redaccion/2011/08/30/soy-un-indignado.asp.

Accidente de avión en Juan Fernández (actualizaciones en Comentarios)

sábado, 3 de septiembre de 2011

Me despierto esta mañana con una noticia lamentable: la desaparición de un avión en los alrededores de la isla Juan Fernández (Chile) con 21 pasajeros: 5 de un equipo de prensa, en el que se encuentra Felipe Camiroaga (presentador de TVN con una larga y exitosa trayectoria en radio y televisión, en la foto); 6 miembros del programa "Desafío Levantemos Chile", puesto en marcha después del devastador terremoto del año pasado; dos miembros del Consejo de Cultura, dos de las Fuerzas Aéreas y 6 tripulantes.

He estado toda la mañana pendiente de las pocas noticias que se produjeron durante la noche, nada más allá de la planificación de las cuadrillas de salvamento y exploración; pero, hace un momento, acabo de leer en la prensa que confirman haber encontrado el cadáver de una mujer en el mar (zona de Bahía Villagra).

Estaré atento a lo que vaya ocurriendo. Pero, pese a todas las esperanzas iniciales y a las demostraciones de apoyo de mucha gente, hay pocos indicios de que puedan ser encontrados con vida según leo entre líneas en algunas declaraciones que están publicando en Internet en los medios de comunicación chilenos. Espero equivocarme...

(Actualizaciones de la noticia en los comentarios)

El escozor de la reforma

viernes, 2 de septiembre de 2011


Mientras el Congreso de los Diputados en España daba por aprobada la polémica reforma consititucional y Bono lo anunciaba, el hombre que está atrás, probablemente en un gesto premonitorio, comenzaba a sufrir los escozores de la sociedad hacia la que nos están llevando. (Para verlo en movimiento: http://www.20minutos.es/noticia/1147321/0/congreso/vota/reforma/).

Pese a su aprobación, gracias al consenso entre el PSOE y el PP, no son pocas las voces de alarma ante esta iniciativa:

1. Vicenç Navarro lo explica profundamente en una entrevista (http://www.vnavarro.org/?p=6101#more-6101) y en otros artículos de su blog.

2. Iniciativa Debate (http://iniciativadebate.wordpress.com/2011/08/30/el-reformazo-de-las-diez-mentiras/) también le da un buen repaso a la reforma.

Sinceramente, no sé qué pensar, porque el tema me queda grande y entiendo poco de políticas micro y macroeconómicas. Pero hay algo que no funciona. Vale que no todas las medidas tienen que gustar a todo el mundo, pero no sé a quién creerle más: al Gobierno, a los políticos en general o a algunas voces expertas que están fuera del tinglado. ¡Ay los mercados, qué miedito dan!

¿Dónde está Wall·E?

jueves, 1 de septiembre de 2011


La gente tiene mucho tiempo libre... ¡pero me gusta!