Gracias por no desaparecer...

martes, 30 de agosto de 2011

"Pero ¿cómo encontrar a un amigo entre miles de personas que se abrazan, cantan, beben y bailan por las calles? Entonces dijiste que el mundo era grande; y la amistad, inmensa. [...] si tuviéramos que esperar otros diez años para volver a vernos, seguiría pensando en ti todos los días". (Las cosas que no nos dijimos, Marc Levy).

Me gusta, cada cierto tiempo, encontrarme con una lectura ligera, ágil y entretenida. Es lo que me está pasando con este libro: no es un clásico ni remece mis creencias, pero me entretiene, me emociona y me hace viajar. De eso se trata un poco la vida: de tener la capacidad de volar todas las veces que podamos a través de historias, de canciones, de gestos, de personas...

Y hablo de las personas a las que alude la cita de Levy: aquellas en las que piensas, aquellos que encuentras entre la multitud y parece que todo se detiene alrededor. Aquellos que cantan, beben y bailan por las calles conmigo; aquellos que no desaparecen.

Cada cierto tiempo me gusta homenajear a mis amigos, a los que realmente lo son, y no a los que se han colgado el título por sí mismos. Gracias por tantos años, por tantas cosas, por tantos días, por tantas horas. Gracias por no desaparecer...

No hay comentarios:

Publicar un comentario