Sábado de sol

sábado, 9 de julio de 2011

Hoy, con las fuerzas a medio recuperar, me lanzo a la calle nuevamente para hacer una excursión. Día de sol y calor, ropa adecuada, zapatos cómodos, cámara de fotos, gafas de sol, protección contral el sol (ya me quemé la calva en Pampaneira la semana pasada) y un buen grupo con el que salir a caminar, a disfrutar y a pasar un buen día.

Estos pequeños viajes me mantienen ocupado hasta el próximo gran viaje... ¡parece tan lejos todavía! Así, al menos, tengo tiempo para preparar y pensar la mejor forma de aprovechar el tiempo. Es lo que tiene el tiempo libre, que nos invita a soñar (al menos a mí).

1 comentario:

  1. Anónimo16:23

    No te pongas como Critóbal Colón, solo deja que las cosas fluyan. Recuerda que hacer muchos planes destruye la sorpresa.

    Mamá

    ResponderEliminar