¿Cuánto tiempo más habrá que esperar?

domingo, 24 de julio de 2011

Ahora que Chile se encuentra en pleno debate del reconocimiento de las uniones civiles para personas del mismo sexo y ante la avalancha de comentarios a favor y en contra que surgen a diario en los medios de comunicación, en blogs y en toda la red, creo que es útil y necesario detenerse un momento y leer un artículo que publicó esta semana la revista Newsweek: Why gay marriage is good for straight America.

El testimonio de Andrew Sullivan, autor del texto, es sorprendente (basta con ver los comentarios para constatar que algunos han podido ver una perspectiva completamente distinta sobre el tema en cuestión) y muy emotivo. Recojo dos trozos de los primeros párrafos del texto:

"At the very moment you become aware of sex and emotion, you simultaneously know that for you, there is no future coupling, no future family, no future home" ("Desde el momento en que eres consciente de tu sexualidad y tus emociones, automáticamente sabes que en tu futuro no habrá una pareja, una familia o un hogar").

"It was a strange feelingboth the exhilaration of sexual desire and the simultaneous, soul-splintering panic that I was going to have to live alone my whole life, lying or euphemizing, concocting some public veneer to hide a private shame" ("Era un sentimiento extraño, entre la euforia del deseo sexual y, de forma simultánea, el miedo profundo de tener que vivir solo toda mi vida, mintiendo o recurriendo a eufemismos, creando una imagen pública para esconder la propia vergüenza").

Quizás después de leer y entender una pequeña parte de lo que tanta gente tiene que enfrentar, nuestra propia conciencia y las leyes que rigen la sociedad deberían asumir que no se trata de una reivindicación vacía, sino de la imperiosa necesidad de equiparar los derechos civiles para todos los ciudadanos. Este debería ser el centro de la discusión; todas las demás valoraciones tienen que quedar al margen. Sullivan lo explica bien y plantea razones para sostener su argumento y para que muchos sean capaces de asomarse al otro lado de la moneda. ¿Cuánto tiempo más habrá que esperar?

2 comentarios:

  1. Anónimo21:41

    menos de lo que se pensaba 2 o 3 años atrás..

    Mamá

    ResponderEliminar
  2. Anónimo21:41

    menos de lo que se pensaba 2 o 3 años atrás..

    Mamá

    ResponderEliminar