Océanos de fiesta y algo de mis días pasados

miércoles, 8 de junio de 2011

Celebremos el Día Mundial de los Océanos, establecido por la ONU, y que se conmemora cada 8 de junio desde 2009. Pero como no me voy a repetir, dejo el enlace para que vean el post que a esta fecha especial dedico en el blog Todos Juntos Podemos.

Y cambiando de tema bruscamente, me tocó ver el domingo por segunda vez la película "Inside Job" para escribir un artículo sobre el documental que se llevó el Oscar en la última entrega de los Premios de la Academia. Ya había hablado de él en un post anterior, pero es que no deja de sorprenderme y de provocar mi más profunda rabia contra un sistema económico basado en la avaricia desmedida.

Al menos, ayer me llevé una alegría con la noticia de que el ex primer ministro islandés será llevado a juicio por su ineficaz gestión durante su mandato, en el que se produjo el colapso bancario de 2008. No es que me alegre por él, sino por el gesto. La crisis actual tiene responsables, muchos de ellos plenamente identificados, y deberían ser juzgados por provocarla. No me puedo creer que salgan impunes de todo esto y todavía ocupando puestos importantes o cobrando beneficios dentro de los grandes conglomerados financieros.

Lo que no me tiene nada contento es el tema de la dichosa bacteria y el papelón que está haciendo Alemania con esto: primero los pepinos, luego los tomates, los brotes de soja, que si España, que si una granja en particular... en fin, que no tienen ni la más mínima idea de donde sale. Pero no dejan de tirar palos para ver si distraen un poco la atención y ganan tiempo para investigar.

Y para terminar, una duda para reflexionar: si una empresa pertenece al Estado y el Estado somos todos, ¿por qué se engaña a la ciudadanía diciendo que la privatización de dicha empresa nos permitirá ser "dueños" de ella? ¿No lo somos ya? Pero todo se disfraza y se oculta... ¡ay! Señores y señoras del mundo de la política, que suerte tienen de que haya gente tonta circulando todavía; de lo contrario, estarían perdidos.

(Por cierto, mirar cómo celebra el Día de los Océanos la ballena de la foto... ¡qué susto!)

1 comentario:

  1. Anónimo17:14

    Tal como te decía lo malo de esas afirmaciones de brotes de coli en todos sus tipos es que nos preocuparon bastante por lo que les podía pasar.
    Parece ser , como dicen, que algún Laboratorio tiene ganas de fabricar vacunas para hacerse el pino a costa de los demás

    En cuanto a la ballena, y el día del Océano, te recuerdo que siempre me ha gustado ( y nos ha gustado ) el mar, pero cuando dices Océano , me angustia su inmensidad, así que lo dejo mas casero, Día del Mar. Es un deleite verlo, seguir el ritmo de las olas y pensar que Dios lo hizo para nuestro deleite y sustento.

    Mamá

    ResponderEliminar