Semántica e ideología

lunes, 2 de mayo de 2011

Un amigo me hacía una corrección ayer sobre un post de este blog. Me corregía "Día Internacional del Trabajo" por "Día Internacional de los Trabajadores". La verdad es que no me había puesto a pensar en la diferencia semántica que podía tener, a la que él hacía alusión. Y, después de pensarlo mucho, entiendo su postura, pero no la comparto.

Para mí, trabajador y trabajo van de la mano. El trabajo es lo que hacen los trabajadores; y, como dice la RAE, trabajador es aquel que trabaja. No existe el uno sin el otro. Sin importar el rango, todos somos trabajadores, obreros (según la RAE, también es aquel que trabaja).

Si bien la reivindicación de este día nació con las revueltas de mayo de 1886 (Chicago) y la posterior ejecución de trabajadores que participaron en la lucha por una jornada laboral de 8 horas, la celebración de esta fecha responde al recordatorio de los derechos de los trabajadores, de todos. Y, por extensión, del Trabajo como concepto (que no es otra cosa que aquello que los trabajadores hacen).

Todas las connotaciones sociales, derivadas de concepciones ideológicas y políticas que se hayan hecho posteriormente, no corresponden a la reivindicación inicial (la jornada de 8 horas), aunque luego fuese celebrada en la Segunda Internacional del Congreso Obrero Socialista. Y, tal como recoge Wikipedia, "En 1954 el papa católico Pío XII apoyó tácitamente esta jornada de memoria colectiva al declararla como festividad de San José Obrero. Últimamente se viene denominando a este día como Día Internacional del Trabajo".

Con estas dos breves exposiciones, razono y mantengo lo expuesto en mi anterior post: el día es del trabajo, porque eso, de cualquier forma, nos representa a todos los trabajadores. La semántica, en este caso no altera el significado; lo hacen las ideologías.

1 comentario:

  1. Anónimo15:24

    Yes, en inglés, si no hubiera trabajadores n o valdría la pena celebrar el día del Trabajo. Ahora yo abogaría por celebrar el Día del Trabajo responsable, tanto de los Empleadores como de los Trabajadores, sería mucho más celebrado y sin tintes políticos.

    Igual me carga ya que meten la política al medio y las marchas y demases que solo molestan.
    Mi mamá tenía una amiga que no era muy trabajadora (no lo necesitaba ) y a falta de Santo personal la celebraban este día y con mucha pompa. Bien por la Pito felicidades que lleguen al cielo.

    Mamá

    ResponderEliminar