Cómo desobedecer la Ley Sinde

jueves, 12 de mayo de 2011

Leo en la prensa que se ha publicado un "Manual de desobediencia a la Ley Sinde". Sin entrar en lo legal o ilegal de esta práctica, el hecho de que exista no es más que una reafirmación de lo que vengo diciendo hace tiempo: la Ley Sinde no es más que un vano intento de censurar contenidos en la red. Toda su propuesta quedará inutilizada ante la capacidad de los usarios de la red y de la propia Internet de sortear todo tipo de bloqueos. Así como quien hace la ley, hace la trampa, la tecnología supera cualquier intento de control.

Recuerdo, hace ya unos 13-14 años, el caso de "El libro negro de la justicia chilena" que se publicó en un servidor extranjero cuando la Corte Suprema intentó evitar su distribución. Las leyes nacionales eran sobrepasadas por el espíritu transnacional de la red. Pasará lo mismo con la Sinde...

Hace poco un amigo preguntaba qué pasaría si hubiese un poder supranacional que lo controlase. Probablemente sería más duro el control, pero la cesión de poderes a un organismo de esas características (como podría ser la ONU, por ejemplo) ya sabemos que es un completo fracaso. Los hechos lo demuestran. No lo veo como una factible solución. ¿Qué ocurrirá al final? Lo iremos comentando...

2 comentarios:

  1. Anónimo17:59

    Me encanta desobedecer, según que o con quien.

    Hijo como se dice por estos lados
    "Hecha la ley hecha la trampa"

    Mamá

    ResponderEliminar
  2. Anónimo18:00

    Como decía Hermógenes, "hecha la Ley, hecha la trampa"


    MAmá

    ResponderEliminar