Sin salir de casa

viernes, 8 de abril de 2011

Ayer me di cuenta de un preocupante hecho: me había pasado 7 días sin salir de casa. ¿La razón? El trabajo. Es lo que tiene ser autónomo... Pero debo decir que no me di cuenta ni lo noté. Fue, simplemente, un cálculo matemático el que me hizo reparar en el detalle. Lo importante es que conseguí ponerme al día y entregar todas las cosas que tenía que hacer, y todas a tiempo. Por la tarde, eso sí, me senté en una terracita a disfrutar de estos espectaculares días de primavera.

Ahora se viene otra tanda de trabajo, aunque este fin de semana me lo tomaré con un poco más de calma, que me toca. Hoy me pegué una panzada de edición, larga, larga: 16 páginas del periódico en la mañana. Y tengo otras 5 para el fin de semana o lunes por la mañana, dependiendo de las ganas...

Además de estar feliz con esta nueva etapa laboral, lo único que me "molesta" es que no puedo actualizar el blog todo lo que me gustaría. Pero lo haré, apenas tenga un minuto. Como ahora...

1 comentario:

  1. Anónimo22:38

    Que HORROR y yo que estaré 3 semanas enclaustrada después que me opere. Pero me imagino mi niño me hablará o escribirá TODOS LOS DIAS

    Mamá

    ResponderEliminar