¡Señor Presidente, por favor!

martes, 12 de abril de 2011



La "cleptomanía" no tiene colores políticos ni nacionalidades. Simplemente es un deseo irrefrenable de quedarse con algo que no es propio... ¡Señor Presidente, por favor!

Dicen que era un regalo y que no se apropió de nada que no le perteneciese, pero ¿por qué tiene cara de niño travieso y todo ocurre debajo de la mesa? ¿Por qué luego cierra la caja de la pluma y la "aleja" de sus manos? No sé, da para sospechar... y para reírse un rato.

1 comentario:

  1. Anónimo14:58

    no lo vi pero lo escuché, no creo necesite robar con todo lo que tiene, pero una travesura nunca está de más , creo yo.

    Mamá

    ResponderEliminar