No quiero ese mundo

lunes, 18 de abril de 2011

Lo siento, no quiero ese mundo. No lo quiero. Ayer alucinaba con los comentarios que dejaban los lectores de 20 Minutos en la noticia que anunciaba la impresionante subida de la fuerza ultraderechista en Finlandia, hablando de indios, monos y moros, todos acompañados de apelativos bastante fuertes y denigrantes. Hoy alucino con este fotomontaje hecho por una integrante del "Tea Party" en alusión a la ascendencia de Obama. Ella se escuda en que la misma broma se hizo con Bush, pero da la enorme casualidad de que el anterior presidente de EE.UU. no era negro y la gracia no resultaba, quizás, tan ofensiva como en este caso (quizás estoy pecando de exagerado o, incluso, entrando en un terreno complicado, pero no me queda más remedio que decirlo).

Una de las principales ideas que promueve la ultraderecha, en general, es un desprecio hacia la inmigración, la multiculturalidad y el respeto. Una de las perlas que soltaban ayer en la noticia de Finlandia era esta: "Necesitamos un partido así en España. Mejor eso que desaparecer frente al Islam y los indios resentidos". ¿Es ese el mundo hacia el que vamos? ¿La integración cultural, la sociedad abierta y el respeto por las diferencias se esfumarán en aras de estas fuerzas políticas nada despreciables en representación y abominables en todo lo demás?

No lo quiero. No me gusta ese mundo que proponen y por el que luchan. Tal como decía en un post anterior, está en manos de los ciudadanos evitarlo. ¡Es necesario y urgente evitarlo!

5 comentarios:

  1. Anónimo15:05

    Que barbaridad, y lo dicen con la misma carita.... es cierto que la diversidad a veces es complicada pero nadie tiene el derecho de negarla. Lo que si me gustaría que hubiera algún gobierno que trabajara por la educación de todos. Las personas mal educadas, SI ME MOLESTAN y mucho si son negros , blancos o de cualquier color o raza.
    El roto mal educado, ME SUPERA.
    Mamá

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario, mamá. Pero creo que te has equivocado en un trozo. Donde pones "Las personas mal educadas, SI ME MOLESTAN y mucho si son negros, blancos o de cualquier color o raza", lo que querías decir era "Las personas mal educadas, SI ME MOLESTAN y mucho, sin importar si son negros , blancos o de cualquier color o raza".

    ¿Era eso, no?

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Lo que a mí verdaderamente me molesta de estas personas, más allá del puro racismo que demuestran, es que no tienen conciencia siquiera de su propia condición de inmigrante en algún momento de su historia familiar...

    ...y peor todavía, que la mayoría de ellos suelen ser futboleros de pro (o las parejas de estos), de esos que gritan en los bares y en las calles jaleando a sus equipos, esos equipos que ahora venden "su marca", "su equipo" al dinero árabe para sacar más dinero todavía, sin que estos seguidores que tanto desprecian a los inmigrantes (ya sean árabes, sudamericanos, asiáticos o del este de europa, les da igual) digan ni mu.

    Ya es tarde, el mundo fue vendido a los petrodolares y a los yuanes chinos hace tiempo...a ver si se dan cuenta de que ya no son de su país, porque su país es una entelequia abstracta frente al mundo del dinero...¡bienvenidos a Eurasia! George Orwell no andaba desencaminado...

    i.

    ResponderEliminar
  4. Hay que darle al boton de Reset.

    El problema no es el petroleo, ni es el dinero, el problema es que cuando las cosas van bien, la convivencia es mas facil y los prejuicios se aminoran. Y si no, que se lo digan a Hitler, que fue elegido democraticamente cuando Alemania se estaba cayendo.

    La culpa no puede ser mia, por lo tanto, es del otro, y cuanto menos se parezca ese otro a mi, mas culpa tiene.

    Acaban de hacer un estudio en Holanda- aprovechando una huelga de basura en la estacion de Utrecht, descubrieron que la gente era mas racista cuando la estacion estaba sucia, que cuando estaba limpia. Hicieron unos cuantos estudios mas, todos con resultados similares.

    Aqui esta el enlace a un resumen. http://www.thenakedscientists.com/HTML/content/news/news/2226/

    ResponderEliminar
  5. Anónimo00:13

    Si Tomás, era eso, el color o la raza de las personas no me molesta en absoluto.Solo su malaeducación y su prepotencia.

    Nosotros somos descendientes de personas que vinieron de otras partes y tú hiciste lo mismo así que que importa . Lo que si importa es que seamos personas de bien dondequiera que estemos.

    Mamá

    ResponderEliminar