Las mejores cosas para hacer en Budapest (según yo mismo)

domingo, 3 de abril de 2011


1. Subir a Buda (ojalá en el autobús 16 desde el Puente de las Cadenas) y disfrutar del castillo, la iglesia de San Matías y el Bastión de los Pescadores, con unas impagables vistas de Pest. Ojo con el Museo del Mazapán y el inmenso edificio del Archivo Nacional. Hacer una pausa en algún lugar como el Pierrot y, después, bajar caminando las escaleras hacia el Danubio resulta un ejercicio agradable y permite disfrutar del entorno.

2. Llegar hasta el Parque Municipal, visitar el Castillo de Vajdahunyad y la estatua del “Anónimo”, ver la Plaza de los Héroes y disfrutar de la hermosa amplitud de una ciudad que respira.

3. Recorrer la calle Andrássy de arriba abajo, disfrutando de sus grandes edificios, de sus tiendas, sus cafés, la Ópera, etc. No es sólo caminar por caminar, sino realmente pasear y mirar cada rincón, incluso algunas de las calles aledañas. Una maravilla. No por nada, es patrimonio histórico de la Humanidad.

4. Ir a la llamada “la tér”, que no es otra que la Liszt Ferenc Tér, una calle peatonal llena de magníficas terrazas, preparadas para invierno y verano, que se llena de gente a partir de las seis de la tarde. La atención es excelente, los precios son muy buenos y la calidad, varía de una a otra, dependiendo de lo que vayamos a consumir.

5. Tomar algo frente a la Ópera, en el “Callas”. Su especialidad es un café con miel y jengibre que está delicioso, entre otras muchas cosas. Para cualquier hora del día viene bien, porque las opciones son múltiples.

6. Visitar el Parlamento, por dentro y por fuera.

7. Hacer unos cuantos recorridos en tranvía: recomiendo el 19, en el lado de Buda, que bordea el río. El 2, en Pest, es menos atractivo, pero viene bien para conectar con otros transportes o para llegar directamente al Parlamento o al Gran Mercado.

8. Conocer el Gran Mercado y, desde ahí, pasear por la Váci Utca: una calle peatonal larga y llena de posibilidades para tomar algo, comprar o pasar el rato lejos del ruido de los coches. Esto es puro ejercicio de turista.

9. Nunca dejar de tener en cuenta de que estamos en una ciudad con tanta historia que, cada paso, cada piedra, cada muro tiene mucho que decirnos. Es interesante visitar alguno de los lugares históricos (Citadella, la Casa del Terror, etc.) para no perder esa perspectiva. No todo puede ser placer…

10. Caminar, caminar y caminar. No hay mejor forma de conocer una ciudad que ver sus calles, su gente y las cosas no típicas del turismo. Digamos que es mucho más interesante ver el back-stage de Budapest que las decenas de museos…

3 comentarios:

  1. Anónimo15:22

    Que linso,. Y si, estoy de acuerdo, solo caminar y detenerse en miles de pequeñas cosas y personas.
    Mamá

    ResponderEliminar
  2. Anónimo21:06

    Hola, pues me encanta haber hecho todas esas cosas contigo, ja, ja, tenemos que preparar el siguiente, Ivor no se escapara!!!

    besos, La Mar Salá

    ResponderEliminar
  3. estoy en uno de los mejores hoteles en Budapest y no puedo creer lo que es este lugar, la verdad hay muchas lugares por recorrer y visitar. espero aprovechar estos pocos días al máximo!

    ResponderEliminar