La fuerza de unos minutos de silencio...

viernes, 11 de marzo de 2011

Hace 6 años escribí esto en un correo que llamé "La vida es eterna en 5 minutos", recurriendo a la letra de Te recuerdo Amanda, de Víctor Jara:

"... también hoy algo remeció mi conciencia, y es que fui testigo de un breve acto de amor que no me había tocado presenciar con tanto respeto... al mediodía aquí en España, y por un espacio de 5 minutos, el país completo se paralizó para recordar los atentados del 11-M en Madrid el año pasado, uno de los ataques terroristas más cruentos que se han visto en tierra europea y que, de una forma u otra, marcó un cambio profundo en muchos aspectos para la sociedad española, tanto en lo político, lo social, lo humano, la seguridad y en lo individual...

En esos 5 minutos, bajamos todos a la calle, mientras la gente se acordonaba en las intersecciones de las avenidas, formando unos corredores humanos de magnitud, mientras los autos se detenían ante el semáforo, que cambiaba de color sin percatarse de la detención temporal de la actividad.

Todos mirando hacia cualquier lugar en el más profundo silencio, cortado sólo por algún leve murmullo, una tos, un encendedor que daba fuego a un cigarro apurado... un juego de individualidad colectiva, donde cada uno en su propio mundo, seguramente recordaba en qué lugar de la historia se encontraba hace un año y, aquellos que tuvieron la desgracia de perder a alguien, tratarían de evocar los mejores momentos de sus cercanos... las miradas perdidas en la memoria personal y nacional.


Luego, al cumplirse los 5 minutos, un fuerte aplauso, discreto, afectuoso, emotivo, cerró esa pausa, ese momento que nunca pensé que
podría significar tanto para alguien un poco ajeno a la situación, a un visitante de la tragedia..."

Y como las cosas en la vida se entretejen de forma misteriosa, ayer estuve exactamente en el mismo lugar en el que estuve parado hace 6 años en esos cinco muntos de silencio. Sin caer en cuenta de que hoy era el aniversario del atentado del 11-M, me acabo de acordar de este texto y quería compartirlo abiertamente en mi blog, en honor y en recuerdo de todos los que perdieron la vida ese día y de todos quienes siguieron adelante.

1 comentario:

  1. Anónimo00:20

    Es bueno recordar y merecido homenaje a los que perdieron la vida ya a los que quedaron

    Mam´´a

    ResponderEliminar