Héroe anónimo

miércoles, 2 de marzo de 2011

Hoy, sin quererlo, me convertí en un "héroe anónimo". Bueno, algo así. Al menos para una única persona y otro testigo. Mientras subía las escaleras del metro en Islas Filipinas para salir a la calle, un hombre mayor, que iba dos o tres peldaños más adelante, se cayó de espaldas sobre mí tras perder el equilibrio y alcancé a cogerlo, no sin pasar un poco de susto cuando casi perdí también el equilibrio (menudo espectáculo hubiese sido).

El único que se dio cuenta o hizo algo, fue otro hombre de mediana edad que subió corriendo las escaleras mecánicas para ver si estábamos bien. A mí el "proceso" se me hizo largo y se te agolpan las ideas y/o las imágenes en la cabeza, pero seguro que sólo fueron un par de segundos. Al menos el "caído" fue educado y agradeció que yo hubiese estado detrás para "salvarlo". Salimos, por fin, a la calle y todo en orden. Me fui caminando a mi reunión con la respiración agitada por la situación y el resto ya es demasiado cotidiano...

1 comentario:

  1. Anónimo21:24

    Para que quiero a Superman si está mi niño para salvarnos

    jajaja

    Tu buena acción de hoy ya está lista

    Mamá

    ResponderEliminar