De concierto por Pest

sábado, 26 de marzo de 2011

Esta noche estaré viendo en el teatro a la orquesta 100 Tagú Cigányzenekar. 100 músicos sobre el escenario del Teatro Thalía en Budapest, también conocidos como los "100 violines". Seguro que será alucinante. Dejo un corto video para que disfruten en casa de lo que yo estaré viendo en vivo y en directo, en medio del Festival de Primavera...

Y yo viajando, viajando...

viernes, 25 de marzo de 2011

Recuerdo el viaje a la Toscana mientras aterrizo y voy camino hacia el centro de Budapest. ¡Nos vemos a la vuelta!

Volando voy...

jueves, 24 de marzo de 2011

Maleta hecha y todo listo para emprender el viaje. Buena fecha para irme de vacaciones, porque al regreso empiezo rápidamente con mis nuevas actividades como editor del periódico Escuela. Tengo muchas ganas de comenzar esta nueva etapa y compaginar todas mis actividades como autónomo (que no son pocas).

Ahora estoy cerrando los últimos temas pendientes para poder irme tranquilo y desconectar sin remordimientos hasta el jueves. Ya iré contando mis últimas aventuras, colgando fotos y otras historias. ¡Hasta la vuelta!

Indecencias de Pérez-Reverte

miércoles, 23 de marzo de 2011

Pocas veces coincido con Arturo Pérez-Reverte y muchas me parece completamente fuera de tono. Pero esta vez, me apunto a sus indecencias...

INDECENTE, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado de 3.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a 6.500 €/mes. Y bastantes más por diferentes motivos que se le pueden agregar.

INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.

INDECENTE, es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).

INDECENTE, es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con siete, y que los miembros del gobierno, para cobrar la pensión máxima, sólo necesiten jurar el cargo.

INDECENTE, es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.

INDECENTE,es colocar en la administración a miles de asesores = (léase amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados)

INDECENTE, es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos y sindicatos pesebreros, aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.

INDECENTE, es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (ni cultural ni intelectual).

INDECENTE,es el coste que representa para los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.

Indecente No es que no se congelen el sueldo sus señorías, sino que no se lo bajen.

INDECENTE, es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.

INDECENTE, es que ministros, secretarios de estado y altos cargos de la política, cuando cesan, son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del ERARIO PÚBLICO.

Y que sea cuál sea el color del gobierno, toooooooodos los políticos se benefician de este moderno "derecho de pernada" mientras no se cambien las leyes que lo regula. ¿Y quiénes las cambiarán? ¿Ellos mismos? Já.

Elizabeth Taylor en "Here's Lucy"


Lucille Ball + Elizabeth Taylor + Richard Burton = una graciosa escena de "Here's Lucy"

Elizabeth Taylor nos deja


Cuatro hijos, ocho matrimonios y siete maridos, varias decenas de películas, cinco nominaciones al Oscar, dos estatuillas y una vida dedicada a la pantalla, a la pasión, a la vida intensa y a muchas actividades benéficas. Elizabeth Taylor, una de las últimas leyendas vivas del cine, ha muerto hoy a los 79 años.

Su rostro llena miles de medios de comunicación por todo el mundo y todos lloran la pérdida de unos ojos color violeta que pasarán a la historia. Su fragilidad en los inicios de su carrera y la fuerza que supo imprimirle en el momento más alto a sus interpretaciones, la convirtieron en una de esas estrellas doradas imposibles de pasar por alto en cualquier referencia cinematográfica. Para mí, sin duda, su mejor papel es el de "¿Quién teme a Virginia Woolf?", junto a Richard Burton.

No podía dejar que hacer un pequeño homenaje a su talento, a su belleza y a toda una trayectoria dedicada al entretenimiento.

Un genial corto: abajo la maldita burocracia

¡Hecho!

martes, 22 de marzo de 2011

Ya nos hemos dado el "sí, quiero". Comienza una nueva etapa, más trabajo y, seguro, muchas cosas buenas. Al menos, cosas interesantes y productivas que me beneficiarán como autónomo que soy.

Con la buena noticia en el bolsillo, me lanzo a la calle y a las muchas cosas que tengo que hacer. No obstante, igualmente habrá un tiempo de celebración esta tarde, porque para eso son las buenas nuevas...

Sí, quiero

lunes, 21 de marzo de 2011

Hoy fue uno de esos días en los que se recibe una buena noticia a medias... la primera parte de algo que podría ser interesante se ha planteado, pero todavía falta el paso definitivo, la vuelta de tuerca, el ¡sí, quiero!

Un e-mail esta mañana abrió los tiros, que fueron respondidos rápidamente por unos similares... cuando esperaba la ráfaga, se quedó en nada. ¡Y la espera ha sido larga! Supongo que mañana, cuando claree el alba, se pondrá otra vez en marcha el dispositivo y podremos comunicarnos nuevamente para dejar más o menos encaminado -o definitivamente cerrado- el tema antes de irme de viaje el viernes, tal como pedía en un post anterior.

Ya dije que podría ser. Sólo me falta la proposición y tener las cartas sobre la mesa para dar el sí, quiero... ¿Será?

(Foto de Marcelo Savoini)

Recuerdos de viaje: Florencia


Año 2008, Florencia.

Cosas de las señales de tránsito

Otra vez me llega información gracias a Nacho. Esta vez, ante el cuestionamiento que hacía ayer de una señal de tránsito que más parecía dibujo de una clase de arte para niños. Y esto es lo que nos explica en un post que publica en su propio blog: la dichosa creatividad quiere decir Zona de tráfico restringido. Mira que no hubiese llegado jamás a esa conclusión... Pero bueno, Nacho nos lo explica muy claramente.

Si mi madre siempre dice: más vale tener un amigo que dinero en el banco... Hoy me iré a la cama con un poquito más de sabiduría. ¡Gracias Nacho por estar siempre atento!

Y ya que estamos...

Y ya que estamos con el tema, ayer vimos esta señal cerca de un cruce de calles en Madrid: Moratín con San Pedro. Todavía estamos tratando de descubrir qué significa...

En el blog de "Javierdebe" hay una entrada dedicada a la teoría de señales y voy a apuntar las 4 observaciones que el autor ha hecho sobre ella:

1. Información: Está usted entrando en una zona residencial ideal.
2. Zona exclusiva para personas que tengan un niño futbolista, un coche y una casa.
3. Encuentre la figura que sobra!
4. Información: si se le cae la cabeza, vendrá un niño y le pegará una patada!

Y agrego:

5. Peatón: cuidado con los coches y los niños que juegan a la pelota frente a la casa que está al otro lado del río.
6. La proporción áurea no existe en las señales de tránsito (el padre es alarmantemente más grande que el coche... ¿publicidad subliminal de Smart?)
7. A-parque (brillante juego de palabras: coche, río, cabaña, familia...)

¿Alguien sabe qué significa realmente?

Vergüenza (propia)

Dejo programada para un rato más esta entrada por una cosa práctica y para no estar despierto cuando se publique...

Esta tarde demostré, una vez más, mi inútil e ineficaz sentido de la orientación. Una mujer me preguntó como llegar a la carretera de Barcelona (la A2) desde la esquina de mi casa. Es muy fácil y es un camino que he hecho miles de veces. Pero los nervios siempre me traicionan cuando me preguntan direcciones debido a mis antecedentes de total ineptitud.

Pues confirmado, la envié a cualquier otro sitio sin querer. Le di la indicación en sentido contrario, casi dando vueltas en redondo y, en vez de "sacarla" de Madrid, la estaba enviando de vuelta a la ciudad. Según se fue, me di cuenta del error, pero ya era demasiado tarde. Me fui con cargo de conciencia y asumiendo, una vez más, que lo mío no es guiar a nadie, al menos no por los caminos del asfalto.

Estimada señora, si usted lee esto alguna vez, por favor entienda que no fue por vocación ni por maldad, sino por estupidez. Sepa que la llevo como una espina en mi lamentable historial de direcciones...

Verdades como puños

"Reírse de los demás es sarcasmo. Reírse con los demás es amistad. Reírse de uno mismo implica madurez".
(P. Rey, S.J.)

La risa, remedio infalible

Hoy comienza la primavera y tuve una tarde muy agradable. Todo buen rollo, risas y pasarlo bien. Pero necesito mi dosis de acidez antes de meterme a la cama para poder dormir tranquilo y sereno, porque el dulce siempre sienta mal antes de conciliar el sueño. Uno de los mejores ejercicios para conseguir un cuerpo relajado es dejarse llevar por las más viles emociones, por los sentimientos más turbios...

No, no estoy apoyando ninguna iniciativa extrema. Simplemente, hay que permitirse actitudes como detestar y aborrecer; hay que ser, de vez en cuando, un poco antipáticos; sin duda, hay que reírse de uno mismo y también de los demás, en mayor medida (que siempre terminan dándonos argumentos para hacerlo, quieran o no). Y con esto no quiero sonar pedante ni pretencioso. De igual forma, todos tienen derecho a reírse de todos. Sólo hay que querer ejercerlo.

No quiero menos a una persona por reírme de ella. Es más, soy el primero en hacer bromas sobre mí mismo. Creo que es sano quitarle gravedad a lo que nos ocurre, tomar las cosas con una perspectiva que no sea de víctima doliente y ver que, después de todo, lo que nos pasa y que consideramos el fin del mundo, no es ni de cerca una mínima parte del sufrimiento ajeno.

No me parece correcto burlarse del dolor y la miseria de los demás, pero sí de las convenciones sociales, de lo políticamente correcto, de las palabras, las acciones, los estilos. El mundo está para mirarlo y comentarlo, en suma, para disfrutarlo. Y la gente también, como buenos actores de esta inmensa performance en la que vivimos continuamente, estamos expuestos ante todos los demás, con todo lo bueno y lo malo que eso significa.

Es cierto, tal como decía una querida amiga ayer por la noche, que cada uno es como es. Frase correcta donde las haya. Pero eso no quita que yo, como soy, pueda reírme o hablar sobre cómo es X, Y o Z. De base está la evidencia de que respeto su forma de vivir su propia vida (o, simplemente, es que no me va ni me viene); ahora, que no vaya a tener una opinión particular sobre ella es otra muy distinta. Y que me la calle es, todavía, otra cosa por completo diferente.

Tenemos que permitirnos la ironía, la sentencia y la crítica como parte de nuestra vida. No todo es siempre bueno, no todo es siembre bonito, no todo siempre es maravilloso. El sol no ilumina más en una casa que en otra (metafóricamente hablando, claro) ni mi existencia es más espectacular que los demás. Fallamos continuamente; somos débiles, imperfectos y torpes; nos caemos o tropezamos a diario, nos equivocamos más de lo que quisiéramos y nunca estamos del todo contentos. ¿Por qué, entonces, nos empeñamos en teñir todo de éxito?

Reitero una idea ya bastante amasada en este blog: la gente siempre feliz es sospechosa, porque no siempre tenemos días buenos, no siempre somos el alma de la fiesta o la alegría de la huerta. Tenemos un lado oscuro, tenemos penas y fragilidades. Asumirlas, aceptarlas y convivir con ellas es el acto más valiente y valioso que podemos ejecutar. Todo lo que intente disfrazar nuestra debilidad no es más que una vana intención de ser más que el otro y una muestra del poco afecto que, en el fondo, nos tenemos. Si no soy capaz de respetar mis propios sentimientos y aflicciones, ¿cómo puedo pedir que los demás me respeten?

Menos gravedad, menos tensión, menos falsedad y más de nosotros mismos, que para eso nos hicieron. Y, sobre todo, más reírse de uno y de los demás, que como ejercicio, físico y mental, viene siempre bien.

(Después de esto, me voy a dormir, que creo que estoy perdiendo el hilo...)

Meditación trascendental

domingo, 20 de marzo de 2011


Lo más difícil es entrar en estado alfalfa... (otra dosis de Alberto Montt)

Otro día primaveral

Y sigue el recorrido por los parques madrileños. Comienza el buen tiempo (aunque hay probabilidades de lluvia para esta semana) y hay que aprovechar cada minuto de sol, que la fotosíntesis de este año se está haciendo necesaria.

Ayer el Retiro estaba lleno de gente paseando, patinando, disfrutando de las terrazas. Nosotros hicimos lo mismo, luego paseamos un poco hasta llegar a una terraza en el Paseo del Prado, larga y divertida cena tailandesa y unas copas posteriores en un bar tranquilo con buena música. Noche agradable y tardío regreso a casa. Pero la buena compañía siempre deja buen sabor de boca.

Ahora toca el Juan Carlos I y alguna terraza posterior que caerá hasta que se haga de noche y haya que volver a casa a terminar de cargar las pilas y prepararse para la semana que comienza: bastante trabajo, algunas reuniones, puesta a punto de un par de proyectos y, espero, alguna buena noticia que me alegre mi viaje a Budapest. ¡Quedan 5 días!

Día primaveral

sábado, 19 de marzo de 2011

Hoy decidí borrarme de un par de juegos de Facebook... la verdad es que, sin pensarlo, te enganchas a una tontería que te quita tiempo y te vuelve un poco obsesivo. Por ahora sólo me quedan dos, pero pronto dejaré solamente uno para los momentos de relax y nada más. El resto del tiempo lo dedicaré a cosas más satisfactorias y constructivas, aunque sean de ocio. Porque el tiempo de ocio es extremadamente necesario y si algo he aprendido en el tiempo que llevo en este país, es que debe ser sagrado.

Ahora a comer paella y luego a salir a la calle, que hay que aprovechar el anticipado día primaveral (21º) que tenemos por estos lados.

¡20!

viernes, 18 de marzo de 2011

Parece que estuviesen intentando salir todas en la foto, pero son imposibles de abarcar... ¡20 orquídeas! Sí, la producción de este año está genial, sobre todo después de que en la temporada anterior le metí tijera a todo lo que tenía un asomo de sequedad. Pero sobrevivió y de muy buena forma. Todo es tener paciencia, quitar lo seco y recortar al mínimo los tallos verdes para que crezcan con más fuerza. A mí, al menos, me resultó bien.

Acierto fotográfico 5

Mi amigo Nacho me envía esta foto de su autoría que es todo un acierto, ¡sin trucos!

¡Una semana!

Día primaveral en Madrid, paseo para hacer algunas compras y otras cosas por el barrio, comida, otro paseo al supermercado y de vuelta al trabajo en casa. Por más que me concentro para pedir un fin de semana de descanso, no hay manera. Los plazos se cumplen, el tiempo no para y tengo que ir entregando las cosas antes del viaje.

No obstante, intentaré tomarme momentos de relax durante el sábado y el domingo porque creo que me los merezco. Si no, la próxima semana no rendiré todo lo necesario para hacer todo lo que tengo pendiente hasta el jueves, día en que comenzaré a desconectar. Tenía planeado llevarme el portátil de viaje para ir subiendo fotos y esas cosas, pero creo que no lo haré. En Roma me vino bien quitarme un poco el vicio de encima y dejar de lado las redes sociales, el correo y la prensa. Lo que más extrañaré será el blog, pero cuando vuelva los aburriré con todas las historias, anécdotas y datos interesantes, además de las miles de fotos.

Por ahora, sólo queda esperar que llegue el próximo viernes...

Agotado...

jueves, 17 de marzo de 2011


¡Qué jueves más largo! Pero pienso que en una semana me voy de vacaciones y se me arregla el mundo... Budapest, ¡allá voy!

Parásitos

miércoles, 16 de marzo de 2011

Dice Wikipedia: "El parasitismo es una interacción biológica entre organismos de diferentes especies, en la que uno de los organismos (el parásito) consigue la mayor parte del beneficio de una relación estrecha con otro, el huésped. [...] Algunos parásitos son parásitos sociales, obteniendo ventaja de interacciones con miembros de una especie social...".

Y esta definición me recuerda a toda esa gente que vive a costa de los demás y/o a través de los demás, porque no son capaces de construir su propia vida o porque su "casa" se desmoronaría si se detuviesen a mirarla por un momento. Por eso siempre están pendientes de la casa del vecino y de todo el barrio. Nada parece contentarles, por lo cual buscan desangrar a los demás, quitarles la autonomía y convertirlos en borregos de su mediocre ejército.

Para hacerlo más comprensible pongo un ejemplo de algo que tocó conocer de cerca hace algún tiempo: es como aquella madre que no permite a sus hijas que hagan sus vidas, que tengan parejas sanas y exitosas, por miedo a quedarse sola. Una soledad, además, que ella misma se ha buscado, que ha construido paso a paso durante tantos años. Su miedo es capaz de parasitar la vida de su familia hasta convertirla en una insoportable caricatura.

Hay mucha gente que se niega a aceptar la individualidad de los demás, a dejar que sean libres de las ataduras impuestas por su inseguridad. De la misma manera, buscan gente que no tenga voz, que sucumban ante sus palabras. Tiempo atrás, leí en Facebook un comentario que hizo alguien respecto a la felicidad que le provocaba poder decir cosas a sus amigos sin temor a opiniones diferentes o palabras críticas. Me pareció peligroso considerar como amigo a alguien que no tenga la capacidad de ponerme en mi sitio, de poner mis pies en la tierra, de decirme lo que hago mal.

Un amigo no sólo es aplauso y diversión. Un amigo, así como la familia o la pareja, es el espejo en que podemos mirarnos sin efectos ni retoques. Es quien debe decirnos la verdad, feliz o dolorosa, compartir lo bueno y lo malo, la risa y la pena. Un amigo debe ser nuestra medida exacta, nuestro abogado y nuestro juez, nuestro cómplice y nuestro policía, nuestro consejero y nuestro aliado de locuras. La persona que esté con nosotros debe querernos y dejarse querer, debe respetarnos y pedir respeto, debe valorarnos como debe exigir que le valoremos. Debe ser un espléndido complemento. En caso contrario, no es más que un parásito inservible, una marioneta únicamente apta para alimentar el enfermizo ego de alguien que no merece la pena estar cerca de nosotros.

Cosas que se escuchan en la calle...

Me encuentro esto en uno de mis contactos de Facebook.

Escuchado en la calle: "Es que mi hija tiene un aifon tuch y esta todo el día haciendo tuch, pero el teléfono no le funciona, seguro que es por tanto tuchear".

Si es que la tecnología no es para todos...

(Gracias Juanfran)

Sorpresa desde Paris


Qué sorpresa me acabo de llevar por teléfono. Mi amiga Silvina me ha llamado desde Paris, en medio de la tarde, después de ver mi post anterior y deduciendo que estaba en casa en ese momento. Hace algunos días que no hablábamos, pero me dio gusto saber que estaba bien y que se encuentra, entre muchas otras cosas, disfrutando plenamente de mi "sobrino" Martín: ver como crece, como va conociendo el mundo que lo rodea y esas cosas.

Es muy agradable hablar con ella porque es todo un proceso de aprendizaje, pero siempre mirado desde un punto de vista muy particular: no se deja llevar por fanatismos ni extremos, y siempre le imprime gran parte de su carácter a este nuevo rol. Da gusto ver que ella sigue siendo la misma, con una faceta maternal que no le ha quitado la capacidad de ironía, de reírse un poco de las nuevas cosas que está viviendo, de aprender a pasos agigantados algo para lo que nadie te prepara.

Hablamos todo el rato que Martín nos dejó antes de reclamar toda la atención... es lo que tienen los niños. Pero fue un gusto escucharlos y alcancé a pedirle fotos para ver cómo crece. ¡Hay que repetir esto más seguido!

Mañana productiva...

Esta mañana me pasé por OMExpo, una feria de marketing on-line en la que se estaban tratando numerosos temas respecto a la publicidad, estrategias de comunicación, redes sociales y tendencias en Internet. Si bien estaba más orientada a un campo que, ahora mismo, no estaba muy orientado hacia las acciones de arquitectura y consultoría previa para la elaboración de una Web, nos hizo adelantar un par de pasos por delante para pensar en temas de campañas publicitarias, espacios dedicados, etc.

A pesar de eso, estuve en una charla que dio Ana Díaz de Yahoo! Europa sobre el comportamiento de los hombres en Internet y las nuevas tendencias de consumo del que, creemos, es el principal grupo objetivo del proyecto en el que estoy trabajando. Esto no significa que vamos a dejar de lado a las mujeres -porque queremos involucrarlas activamente en el mundo del vino y la gastronomía-, pero todavía el mercado vinícola es mayoritariamente masculino.

Del estudio que hicieron en Yahoo! se desprenden interesantes resultados que, en mayor o menor medida, nos dieron una idea de cómo y hacia dónde enfocar nuestra estrategia previa y la arquitectura de nuestra Web. Los hombres no buscan solamente coches, noticias y porno en Internet, como puede ser la idea que se tenía anteriormente... Pero no voy a adelantar más, porque las cosas se trabajan mejor en privado para luego poder hacerlas públicas.

Fue una mañana agotadora, pero mereció la pena el esfuerzo. Ahora, poniendo a punto otro proyecto y haciendo las tareas habituales, además de Facebook, claro.

Día de eventos

martes, 15 de marzo de 2011

Reunión toda la mañana, seguido de una sesión de edición de textos; compras en Decathlon para continuar (ya tengo zapatos cómodos, impermeables y firmes para caminar por Budapest), comida en un asiático, una rápida pasada por el Lidl (qué barato es ir a este supermercado...), vuelta a casa (ahora mismo, escribiendo en el blog) y en 15 minutos otra vez a la calle para ir a la primera parte de mi curso de cata de vinos. Esta noche directo a dormir, que mañana tengo muchas cosas que hacer...

Licencias, piratería y precios

lunes, 14 de marzo de 2011

Me encantaría tener el Photoshop CS5. Así de simple. Si bien al principio no me acostumbraba, la verdad es que sólo una semana después de utilizarlo en el modo prueba no pienso en otra cosa que en comprarlo. El problema es que la licencia cuesta 700 euros...

Si fuesen más baratas, probablemente la piratería sería menor y no habría que dedicar tantos esfuerzos para rastrear los seriales falsos (crack). Quizás algún tipo de promoción como: reúne a tres amigos más y adquiere una licencia para 4 ordenadores personales por el precio de una, o alguna otra que sea interesante para usuarios particulares, la cosa mejoraría notoriamente.

Lamentablemente, creo que esto no ocurrirá y llegará el día en que se acabe mi versión de prueba (dentro de 3 semanas) donde tendré que abandonar mis intenciones de tener el programa de Adobe. ¡Qué pena!

Islandia: ¿una revolución silenciada?

Recibo desde varias fuentes una información y, navegando por la red, veo que lleva algunos días circulando sin que haya tenido mucho eco en la televisión y los periódicos: Islandia ha vivido una revolución pacífica hacia una sociedad más democrática, castigando a los causantes de la crisis, negándose por referéndum general al pago de la deuda externa con Inglaterra y Holanda (93% de oposición a la idea de que fuese el pueblo islandés quien la pagase durante 15 años); desmantelando al gobierno -hace un par de años- y poniendo en marcha la escritura de una nueva constitución en manos de representantes del pueblo elegidos específicamente para ello a través de votación popular.

¿Alguien sabía lo que estaba ocurriendo hace ya un par de años? ¿Alguien puede confirmar que todo esto realmente es así? Mirando en Internet hay cosas que aparecen en blogs y en algunos medios de comunicación, pero no encuentro una confirmación oficial para todos estos hechos. Si alguien puede comentar, postear o linkear información oficial, estaremos todos agradecidos.

Dejo un listado de enlaces donde se puede encontrar algo de información al respecto:

Jivablog
No sin mi bici
Icelandic Revolution
Utne Reader
The National
YouTube

Aprovecho este post para comentar una sentencia que escuché hace algunos días: en EE.UU. puedes hacer caer la economía y seguir viviendo a tus anchas (como lo están haciendo los grandes banqueros y especuladores de la economía), pero robas un CD y te puedes pasar una buena temporada tras las rejas. Es para pensar y darse cuenta de que algo está mal planteado...

La pescadilla que se muerde la cola

domingo, 13 de marzo de 2011

El mundo parece no cambiar ni, mucho menos, aprender de sus errores. Hace unos días se publicaba en un medio de comunicación una portada de los años 70 en la cual la noticia de portada no era otra que la condena internacional del régimen de Gadafi (Gadaffi o Khadafi, que todas son aceptadas).

Esta tarde leo que la activista Erin Brockovich, que inspiró la película homónima y le dio el Oscar a Julia Roberts, ha vuelto a Hinkley (California) donde en los años 90 consiguió la mayor indemnización por daños jamás conseguida en EE.UU. por la contaminación que la empresa Pacific Gas & Electric provocó en las aguas de la mencionada localidad.

¿Por qué vuelve? Porque ha recibido denuncias de que la empresa está recurriendo a las mismas estrategias que utilizó en el pasado (compra de terrenos y reparto de agua entre los vecinos), además de comprobar que la toxicidad del agua duplica los datos estimados de Pacific Gas & Electric.

No sé si es un bulo o es que esa empresa es manejada por idiotas. ¿Repetir el mismo patrón que los llevó a pagar millones? En fin, que vivimos en una continua sensación de vuelta atrás, de revivir el pasado, de no avanzar ni aprender de las experiencias. A veces dudo de la teoría de la espiral continua y creo que estamos sumidos en la de "la pescadilla que se muerde la cola".

Juguete nuevo...

sábado, 12 de marzo de 2011


Con un programa que se llama "Lo-Fi" me estoy dedicando a hacer distintas versiones de las fotos: se pueden hacer interesantes composiciones como esta imagen con marco de negativo y colorido retocado. Buena recomendación para los amantes del retoque fotográfico sin muchas complicaciones. Para todo lo demás, siempre nos quedará el Lightroom...

+ errores periodísticos


Hoy encontré uno de esos errores que tanta gracia me hacen (a la par que una rabia profunda y mucha vergüenza ajena) en una carpeta perdida en un disco duro desde 2007... La comparto con quienes sufren y disfrutan con estas cosas.

Un día para no hacer

Hoy tengo poca inspiración para el blog... llevo un par de horas pensando en algún tema, pero no me apetece escribir sobre terremotos, gobiernos corruptos, crisis o sobre cualquier noticia. Tampoco quiero hablar de música, cine -aunque voy esta tarde a ver una película- o cocina. No quiero seguir aburriendo con mi viaje a Budapest o las últimas vacaciones en Roma. No quiero nada más que sentarme a no hacer nada hasta la hora de salir a ver una película y cenar tranquilamente después mientras la destripamos. Hoy es un día para no hacer nada.

En Roma...

viernes, 11 de marzo de 2011

La fuerza de unos minutos de silencio...

Hace 6 años escribí esto en un correo que llamé "La vida es eterna en 5 minutos", recurriendo a la letra de Te recuerdo Amanda, de Víctor Jara:

"... también hoy algo remeció mi conciencia, y es que fui testigo de un breve acto de amor que no me había tocado presenciar con tanto respeto... al mediodía aquí en España, y por un espacio de 5 minutos, el país completo se paralizó para recordar los atentados del 11-M en Madrid el año pasado, uno de los ataques terroristas más cruentos que se han visto en tierra europea y que, de una forma u otra, marcó un cambio profundo en muchos aspectos para la sociedad española, tanto en lo político, lo social, lo humano, la seguridad y en lo individual...

En esos 5 minutos, bajamos todos a la calle, mientras la gente se acordonaba en las intersecciones de las avenidas, formando unos corredores humanos de magnitud, mientras los autos se detenían ante el semáforo, que cambiaba de color sin percatarse de la detención temporal de la actividad.

Todos mirando hacia cualquier lugar en el más profundo silencio, cortado sólo por algún leve murmullo, una tos, un encendedor que daba fuego a un cigarro apurado... un juego de individualidad colectiva, donde cada uno en su propio mundo, seguramente recordaba en qué lugar de la historia se encontraba hace un año y, aquellos que tuvieron la desgracia de perder a alguien, tratarían de evocar los mejores momentos de sus cercanos... las miradas perdidas en la memoria personal y nacional.


Luego, al cumplirse los 5 minutos, un fuerte aplauso, discreto, afectuoso, emotivo, cerró esa pausa, ese momento que nunca pensé que
podría significar tanto para alguien un poco ajeno a la situación, a un visitante de la tragedia..."

Y como las cosas en la vida se entretejen de forma misteriosa, ayer estuve exactamente en el mismo lugar en el que estuve parado hace 6 años en esos cinco muntos de silencio. Sin caer en cuenta de que hoy era el aniversario del atentado del 11-M, me acabo de acordar de este texto y quería compartirlo abiertamente en mi blog, en honor y en recuerdo de todos los que perdieron la vida ese día y de todos quienes siguieron adelante.

Volver atrás

Es impresionante como recordamos situaciones, espacios y caminos. Los guardamos en la mente, casi siempre, asociados a una serie de sensaciones positivas o negativas que les hemos adjudicado ya sea por experiencia o por subjetividad.

Ayer me tocó hacer un camino que no hacía desde 2006: misma estación de metro, misma salida, mismo recorrido por la calle y mismo edificio: la diferencia es que subía a la cuarta planta en vez de la primera. Fui a una reunión para un estudio de mercado en el mismo edificio donde trabajé más de dos años como teleoperador. Las sensaciones se encontraban entre una emoción nostálgica, por llamarlo de alguna manera, y un rechazo a la vuelta atrás, a recuerdos no tan positivos de esa etapa.

Como ejercicio estuvo bien, porque después del impacto de estar ahí otra vez, creo que me quedó claro que era una etapa cerrada y que pese a las buenas cosas que guardo de esos años, no tengo ganas de volver atrás.

Jueves de calle

jueves, 10 de marzo de 2011

Día de reuniones fuera de casa... y la próxima semana también promete mucho. En los pocos ratos que estoy, trabajo y Facebook (malamente enviciado con los juegos...).

Ahora salgo para participar en una reunión de estudios de mercado. Hace un rato me apunté a un congreso de marketing digital que se hace en Madrid (Omexpo) la próxima semana y ya tengo fechas para el curso/estudio de cata de vinos: 15 de marzo.

Mientras, puesta a punto de un proyecto e-learning, lectura de noticias y blogs, repaso al foro de televisión y un post antes de salir a la calle. Todo eso es lo que puedo hacer por ahora. Más cuando regrese...

Nueva cara del blog...

miércoles, 9 de marzo de 2011

La estructura es la misma, pero he recurrido al minimalismo del blanco para renovar un poco la cara de "Tomás en Europa". Vamos a descansar un poco del color estos días y vamos a probar así, a ver qué tal queda.

También cambié la cabecera pero, lo demás, sigue intacto...

El cambio viene desde dentro...

Me gustó mucho recibir hoy una foto de una amiga -además de hablar con ella- en la que estaba radiante y feliz. La vida tiene problemas, contratiempos y muchas otras cosas que podemos considerar muy negativas, pero de todas aprendemos algo y de absolutamente todas salimos más fortalecidos. Y eso se refleja en la cara...

Un rostro feliz no lo tiene una persona que no ha vivido, sino una que lo ha hecho y ha salido adelante. Eso es lo que me gusta ver en la cara de la gente: experiencia, aprendizaje, sabiduría, sacrificio, dolor superado y alegría presente. Eso es lo que me enseña la cara de la foto: he vivido y he aprendido. Una evolución, un proceso continuo. No como quienes se anclan en el pasado reciente y pintan ese presente de colorido futuro, tinte que se desvanece al poco andar porque se dan -y nos damos- cuenta de que siguen en el mismo sitio, un día tras otro.

Una de las cosas que me hace rechazar inmediatamente a una persona -o hacer que tenga el menor interés por conocerla con mayor profundidad- es la expresión de querer ocultar su verdadera experiencia o de querer aparentarla. Los primeros tratan, inútilmente, de esconder arrugas, miradas o gestos en un continuo rictus de incomodidad y tensión, muy molesto para quienes tenemos que verlo. Los segundos, buscan endurecer su expresividad e intentar adquirir físicamente una pose que es puro reflejo de su interior. Craso error...

Como he dicho en posts anteriores, somos quienes somos y nada más. No hay nada más patético que querer ser algo distinto de manera artificial; el cambio, como siempre, viene desde dentro.

Predicar con el ejemplo

Los medios de comunicación, como grupo, han sido llamados el cuarto poder desde hace mucho tiempo. La fuerza, sin embargo, que ostentan en la actualidad supera con creces cualquier denominación que se haya hecho en el pasado. Hoy se convierten en fiscales, en defensores, en inquisidores, ante una paradoja curiosa: una sociedad "superinformada", pero cada vez más apática e ignorante.

Me llaman la atención dos "noticias" generadas en las últimas 48 horas: Ana Botella, la teniente de alcalde de Madrid y mujer del ex presidente José María Aznar, fue sorprendida por un programa de televisión mientras se dirigía a la peluquería en 2 coches oficiales y acompañada por cuatro guardaespaldas; la otra, una eurodiputada del PSOE, Eider Gardiazabal, -una más entre muchos de sus pares de otras nacionalidades y colores- que acude a fichar al Parlamento Europeo un día en el que no hay sesión, cobrando así los más de 300 euros de dieta, para dirigirse, pocos minutos después, al aeropuerto; es decir, sacar dinero por no trabajar.

Lo peor de esto es que ocurre en medio de una crisis generalizada y de un llamamiento a la austeridad no solamente de los ciudadanos, sino también de las autoridades, lo que incluye además recortes en el consumo de combustibles. Pero, ¿quiénes realmente están haciendo el esfuerzo?

Se llama a la población a no ahorrar, a generar consumo, pero los indicadores económicos no auguran nada nuevo y si gastamos ahora, ¿quién nos salvará de una posible futura debacle? ¿Los bancos? Lo dudo mucho. ¿El Gobierno? Todavía lo dudo más. Como ocurre en todo orden de cosas, el ejemplo debe comenzar desde arriba.

Martes

martes, 8 de marzo de 2011

Día de trabajo fuera de casa, día de planear nuevas reuniones para lo que queda de semana, semana de muchas cosas pendientes por resolver... El tiempo que queda antes de mis próximas vacaciones se me pasará volando con tantas cosas entre manos. Eso es bueno, porque no me dará tiempo a pensar mucho en Budapest y en las ganas que tengo de conocer la ciudad.

Cambiando de tema, hoy se celebra el día de la mujer trabajadora. Y relaciono esta fecha con el hecho de que me pasé buena parte del fin de semana hablando, precisamente, de mujeres. El especial de madres que saldrá publicado en mayo en la revista Versión Original me tuvo dando vueltas con "Magnolias de acero" (por eso la referencia del post de hace un par de días) y "Rabbit Hole", dos películas dedicadas a la maternidad con un hilo común: la pérdida de un hijo, aunque tratadas con mucha diferencia en una y otra. Todo un universo femenino para desentrañar, curiosamente, en manos de hombres: directores y guionistas.

Y mientras anuncian lluvia en Madrid, me preparo y recojo las últimas cosas antes de salir por la puerta rumbo al trabajo. Es Martes y todavía queda mucha semana por delante...

Trozos de Scrapbook VII

lunes, 7 de marzo de 2011

Cansado...

Simplemente agotado... ¡vaya día!

No tengo fuerzas para escribir nada (o no mucho)... ¡¡mañana será otra día!! Ahora me meto a la cama pronto y a descansar.

Madres...

domingo, 6 de marzo de 2011


Podría correr hasta Texas y volver, pero mi hija no. ¡Nunca pudo! ¡Oh, Dios! Estoy tan enojada que no sé qué hacer. ¡Quiero saber por qué! Por qué la vida de Shelby se ha terminado. Cómo saber si su hijo sabrá algún día lo maravillosa que fue su madre, si sabrá que ella lo dio todo por él. Oh, Dios, quiero saber por qué, ¡por qué! Señor, me gustaría poder entenderlo… No, no, ¡no! Se supone que no debería ser así, se supone que yo debería irme primero. He estado preparada para morir antes. No creo que pueda con esto, no, no creo que sea capaz… Quiero golpear algo, quiero golpear a alguien hasta que se sienta tan mal como yo. Quiero golpear algo, quiero golpearlo duramente…

(Sally Field en Magnolias de acero).

Mirando...

sábado, 5 de marzo de 2011

¿Qué es el arte?

Casi al terminar la velada de ayer, se debatía sobre el significado del arte. Dentro de mi somnolencia, creo que pude captar dos de esas posturas: entenderlo como expresión o, por el contrario, como comunicación.

Explicándolas brevemente, la primera de ellas lo ve como una manera de exponer un mensaje, una idea, un sentimiento que, sin necesidad de que sea captado o entendido, transmite una sensación al espectador. La segunda idea, por el contrario, ve el arte como un intermediario entre un emisor (el artista) y un receptor (el público), en el cual debe haber un conocimiento transmitido desde el primero hacia el otro para que realmente se comprenda el mensaje, el concepto.

Esta separación conceptual se da, sobre todo, en el arte moderno, en la expresión no figurativa de la realidad. Por ejemplo, vemos un lienzo blanco de 3x3 metros y en una de las esquinas, un punto verde. Un espectador de la primera vertiente podría conmoverse por la pequeñez ante la inmensidad, por la simpleza, por la soledad, por el color, por la ausencia de él o no sentir nada, pero no necesita más información que la que sus propios sentidos y órganos le transmiten.

Por el contrario, un espectador de la segunda vertiente, buscaría conocer la motivación del artista, su búsqueda, su necesidad de transmitir una idea concreta. Probablemente sienta muchas cosas o tampoco sienta nada, pero si recibe el trozo de mensaje que falta, podrá comprender el concepto en toda su dimensión.

¿Es uno de los espectadores mejor que el otro? La respuesta es no. Simplemente son distintos, pero buscan lo mismo por caminos diferentes: uno lo hace únicamente desde el campo sensorial; el otro, por un proceso racional/sensorial que incorpora el conocimiento a la experiencia física y sicológica ante una obra de arte.

Si me preguntaran directamente, creo que me siento más cómodo con la experiencia racional/sensorial. Me da mucha vergüenza ajena cuando la gente interpreta libremente y con total seguridad las diferentes expresiones de otros: una frase, un gesto, un giro, un encuadre, sin tener ni la más mínima certeza de que eso sea así, poniendo su propia experiencia por encima de la libertad y de las capacidades del artista.

Como ocurre con muchas cosas, es algo que no se puede cuantificar o calificar. No existe mejor arte, no existe mejor forma de expresión, no existe mejor sentido artístico o estético o musical. Sólo hay maneras diferentes de goce, de sentimiento, de llevarlas hacia dentro. Y nadie puede decir que una es superior a la otra o que es preferible a otra. Quien lo hace, no es más que un mediocre acomplejado incapaz de ver más allá de las cuatro tristes paredes de su casa.

Razones por las que cancelaron OT en España

viernes, 4 de marzo de 2011





No hay que decir nada más... ¡qué nivel!

Gadaffi y occidente: algo para recordar

Me alucina ver como cambia el curso de la historia. El mundo occidental ha aceptado a Gadaffi durante largos años como un aliado necesario, como un mal menor o como una fuerza geopolítica de interés. Hoy, sin embargo, la condena contra un régimen que ya había sido tratado con mano dura en los años de la Guerra Fría y llevado a la categoría de paria, vuelve a ocupar las agendas internacionales de muchos gobiernos.

Pero la gente parece no tener memoria, como siempre. Ahora políticos, intelectuales y artistas dan la espalda a un régimen corrupto después de haber sacado una buena tajada. Me da igual que decidan, estratégicamente, donar el dinero que ganaron en el pasado, porque su "error" ya estaba hecho. Lamentablemente, el interés económico sigue primando sobre cualquier otra cosa a la hora de hacer amigos en el mundo.

Especialmente llamativa me resulta la noticia sobre la dimisión del director de la London School of Economics (LSE), una de las instituciones educativas de mayor prestigio, por aceptar dinero de la familia Gadaffi para formar a las élites libias del futuro. Será uno más de los muchos escándalos relacionados a la polémica figura del "líder de la revolución" que se destaparán, porque ahora tendrán que salir a la luz todas aquellas cosas que refuercen su condena y hagan más fácil el olvido de todos los años de impunidad que tuvo gracias a sus actuales perseguidores.

Alguien tiene que abrir los ojos y decir las cosas por su nombre. Alguien tiene que evitar que actuaciones de este tipo no se den por sentadas y queden en el olvido. Occidente es tan culpable como Gadaffi en esto y nadie debería pasarlo por alto. Me cansa ver como, una vez más, la manipulación de la opinión pública a través de los medios informativos hace que la percepción de la realidad sea demasiado irreal. La historia, no solamente aquella que se estudia en los libros, sino también esa que vivimos ayer, debería servirnos para evitar los mismos errores y para evitar, de alguna forma, que quienes ejecutan este tipo de acciones sigan manejando los hilos del mundo.

Tomás en la cocina: la foto de la pasta con brócoli

jueves, 3 de marzo de 2011

Receta romana...

Estoy preparando un plato de pasta con brócoli que viene en el libro de cocina romana que compré en mi último viaje. Es fácil y, de momento, tiene buena pinta.

1 brócoli
1/2 kilo de pasta
2 ajos
1 cucharadita de peperoncino picado o 1/2 cucharadita de merkén o de chile en polvo (esta variación del merkén o el chile las he agregado yo, porque es lo que tenía a mano).
2 cucharadas de aceite de oliva
Queso para rallar (parmiggiano, grana padano o un pecorino viejo). Yo tengo un queso sardo de azafrán y pimienta que voy a usar en la receta.

Se cuece el brócoli hasta dejarlo al dente, se retira y se conserva el agua. Se lleva a ebullición nuevamente y se cuece la pasta en ella hasta que quede, también, al dente.

Mientras, se saltea en el aceite de oliva el ajo picado en cubitos con el brócoli y el peperoncino (o el merkén). Una vez cocida la pasta se mezcla todo, se espolvorea el queso rallado y se sirve caliente.

Fácil y rápido.

La foto vendrá más tarde...

Héroe anónimo

miércoles, 2 de marzo de 2011

Hoy, sin quererlo, me convertí en un "héroe anónimo". Bueno, algo así. Al menos para una única persona y otro testigo. Mientras subía las escaleras del metro en Islas Filipinas para salir a la calle, un hombre mayor, que iba dos o tres peldaños más adelante, se cayó de espaldas sobre mí tras perder el equilibrio y alcancé a cogerlo, no sin pasar un poco de susto cuando casi perdí también el equilibrio (menudo espectáculo hubiese sido).

El único que se dio cuenta o hizo algo, fue otro hombre de mediana edad que subió corriendo las escaleras mecánicas para ver si estábamos bien. A mí el "proceso" se me hizo largo y se te agolpan las ideas y/o las imágenes en la cabeza, pero seguro que sólo fueron un par de segundos. Al menos el "caído" fue educado y agradeció que yo hubiese estado detrás para "salvarlo". Salimos, por fin, a la calle y todo en orden. Me fui caminando a mi reunión con la respiración agitada por la situación y el resto ya es demasiado cotidiano...

Recuerdos de viajes pasados


Mientras yo estoy reunido y muy lejos de un PC, mi blog se actualiza solo y muestra una foto de un viaje pasado, en lo más alto de la Torre Eiffel (noviembre 2005). Mi tendencia a salir con los ojos cerrados no se pierde con los años...

El mundo está mal repartido

Día de reuniones, día de entrar y salir, día de trabajo, cena por la noche. Es un día en que estoy, pero realmente no estoy. Lo que tiene ser autónomo y convertir la casa en una oficina particular es que uno se desacostumbra al movimiento dentro de la rutina y, todo lo que implique desplazarse, ya se va considerando un extra.

Pero bueno, también es saludable física y mentalmente cambiar de escenario. Hoy cambio varias veces y mañana me toca alguno más, pero nada del otro mundo. Al menos no tengo que salir de Madrid para hacer lo que me toca.

En medio de todo esto, por Facebook recibo un enlace que me llama la atención: Global Rich List, para ver en qué puesto estoy en el mundo, según mis ingresos anuales. Uno que siempre se queja de todo, espera ocupar un puesto bajo. Sorprendetemente, y para darnos un golpe duro de falta de perspectiva, lo que me muestra la web es lo siguiente:


Y nos aporta datos como el siguiente: "The world's 225 richest people now have a combined wealth of $1 trillion. That's equal to the combined annual income of the world's 2.5 billion poorest people". Simplemente, me dan pocas ganas de quejarme de nuevo, aunque sé que lo haré, seguramente, en el futuro muchas veces más. Sólo espero recordar ciertos detalles y, sobre todo, mirar un poco más allá de mis narices. Definitivamente, el mundo está muy mal repartido y, quienes nos consideramos una humilde clase media, no tenemos nada de qué quejarnos si miramos un poco más allá de nuestras pantallas planas.

La corta visión que nos dejan la prensa, la televisión y los gobiernos, no nos permite tener altura de miras y pensar que, a escasos metros, hay gente que vive en condiciones realmente difíciles, que tiene que lidiar con problemas mucho más complejos que saber en qué playa extenderán su humanidad el próximo verano, a pesar de la crisis que nos afecta pero no nos impide ir de vacaciones, salir a cenar o ir al cine.

Si todos tuviésemos esa perspectiva, seguro que las cosas cambiarían no para unos pocos, sino para muchos.

Comentando la gala de los Oscar

martes, 1 de marzo de 2011

Por fin pude ver la gala de los Oscar. La verdad es que me pareció completamente anodina, en comparación con anteriores ediciones. La joven pareja de presentadores, Anne Hathaway y James Franco, ejerció su rol de continuidad sin aportar mucha gracia al conjunto. Salvó más ella, que en algún momento aportó frescura y belleza, pero Franco parecía hasta incómodo en su tarea.

La entrega sucesiva de premios me pareció rápida y precisa. Creo que es imposible acortarla más o hacerla menos tediosa. Toda ceremonia de este tipo es así y todos quieren su minuto de gloria. De todas formas, me da la impresión de que cada vez acortan más los tiempos de discurso, sobre todo para aquellos ganadores de las categorías "secundarias": sonido, vestuario, efectos especiales, documentales, cortos, etc.

Uno de los momentos llamativos de la noche fue la aparición de Kirk Douglas, quien compite con la duquesa de Alba en incapacidad de mover los músculos faciales. Como la vieja gloria que es, y con un tinte verdoso, el mítico actor presentó el premio a la Mejor Actriz de Reparto, que ganó Melissa Leo por "The Fighter". Douglas dijo que le gustaban las mujeres guapas, que estaba rodeado de ellas en la categoría y gastó un par de bromas. La actriz galardonada no se quedó atrás y en medio de su discurso soltó un "fuck" que fue censurado en EE.UU., pero visible en otras latitudes.

De los presentadores esporádicos, recuerdo con gracia a Kevin Spacey, Jeff Bridges, Billy Cristal y Sandra Bullock. Los demás, en general, parecían cumplir con su deber sin arriesgar ni lo más mínimo. Como fiesta, esta edición fue un fracaso: poco tuvo de ello. Recordó a medias ciertas grandes producciones y no tuvo memorables momentos que nos solían regalar algunas galas anteriores. Pese a todo, tengo fe en Anne Hathaway y me gustaría verla con Hugh Jackman sobre el escenario del Kodak Theatre. Creo que harían, sin duda, una excelente pareja de presentadores.

Me faltó espectacularidad y algo de chispa. Tampoco me pareció excesivamente larga o, al menos, no más que años anteriores.

En cuanto a la "polémica" que se desató en estas tierras por la omisión de Luis García Berlanga en el apartado "In memoriam", creo que está absolutamente de más. En España y en Europa, el director tuvo una dilatada carrera. Pero en EE.UU., salvo una nominación al Oscar a la Mejor Película Extranjera en 1961, creo que no tuvo nada más. Sólo hay que pensar en la cantidad de omisiones que existen y los muchos rostros desconocidos para el gran público que se cuelan en el "momento lágrima" de la noche. Nada más que agregar.