El viaje continúa

martes, 22 de febrero de 2011

Menos mal que sufro de diógenes digital y guardo todos los archivos, correos y cosas del PC que me interesan. Hace unos minutos estuve haciendo un ejercicio de nostalgia y recordando, a través de los e-mail, mis primeras aventuras en España. Es impresionante que, en unas cuantas semanas, se van a cumplir 7 años desde que llegué a estas tierras. Y, más admirable todavía, es ver cómo ha cambiado mi vida, mi historia y mi forma de escribir. Sí, lo asumo, me he españolizado...

No sé en qué momento ocurrió, pero mirando algunas cosas escritas en 2004, debo decir que me cuesta reconocerme en comparación a la manera en que escribo ahora. Y me hace gracia, porque en uno de los correos comentaba que no tenía intención de perder mi chilenidad para expresarme. Bueno, tampoco es que la haya perdido del todo, pero sin quererlo, se me pegaron las expresiones, los ritmos y los tonos locales. Siempre culpo de ello a mi época de teleoperador y el hecho de estar 8 horas al día escuchando y hablando. No sé si será eso o no, pero tiene cierta lógica.

Pero eso no era lo importante. Lo mejor ha sido recordar ciertas cosas que había olvidado por completo de ese comienzo y traer a la memoria a tantas personas que me acompañaron desde muchas partes del mundo, especialmente a quienes me abrieron las puertas en Madrid y a quienes me enseñaron la ciudad. Sólo puedo agradecerles, porque mucho de lo que he conseguido hoy es por su buena voluntad, por su cariño y por su apoyo. Así que ¡gracias a todos! El viaje continúa...

(En la foto estamos con Héctor en el Palacio Real, mientras Andrea nos fotografiaba... ¡qué bien lo pasamos!)

1 comentario:

  1. Anónimo14:21

    Si hijo, ya serán 7 años, tu te fuiste y el Señor nos mandó a Gabriel, primero y alos demás niños después para que no nos sintieramos tan solos. Se que has hecho un largo camino, que no fué fácil para tí ni para nosotros, pero solo estás haciendo , al revés, lo que hicieron mis nonnos cuando vinieon por estos lados.
    Siempre te extrañaremos mucho, pero mucho, pero sabemos que está bien y eso es lo que importa

    Mamá

    ResponderEliminar