"Cisne negro" (2010)

viernes, 18 de febrero de 2011

En el ballet no sólo los cuerpos son sometidos al dolor y al esfuerzo. La mente tiene un durísimo trabajo también en cuanto a la concentración, la templanza y la dosificación de las emociones. Natalie Portman, excelente protagonista de "Cisne negro" (Black Swan, 2010), hizo suyos al personaje y a su particular mundo, precisamente con una intensidad emotiva completamente controlada, hasta el punto de que no somos capaces en gran parte del metraje de distinguir la realidad de la trastocada y perversa imaginación de Nina.

El juego de espejos que plantea Darren Aronofsky está calculado al milímetro. Así como en el Cascanueces conviven los cisnes negros y blancos, en la vida se enfrentan el bien y el mal, la realidad y la fantasía. Nina Sayers (Portman) asume la tarea de desempeñar las dos caras de la moneda, llevando al límite su frágil cordura, su cuerpo y, al final, su vida. El director no escatima en esfuerzos para perder al espectador en la mente de la protagonista y en un juego que ha perdido las reglas completamente.

"Cisne negro" funciona como drama, como thriller psicológico, como testimonio de vida y, a ratos, como una épica historia en punta de pies. La verdad es que lo realmente importante es que funciona. El reparto que rodea a Portman está bien equilibrado y muy conseguido: Mila Kunis, una suerte de alter ego/adversaria sobre las tablas; el profesor, Vincent Cassel, mostrando un juego peligroso; y, como no, la madre castradora, exigente, controladora y dedicada, interpretada por una operadísima Barbara Hershey.

Interesante estreno, bien logrado y eficaz en la historia. Natalie Portman, como ya he dicho en posts anteriores, está sublime, y Aronofsky demuestra que lo suyo son las historias truculentas, con recovecos, porque sabe manejarlos muy bien y logra desmoralizar al espectador en el momento preciso para que no baje la intensidad ni la intención.

1 comentario:

  1. Anónimo14:08

    No se si tengo ganas de verla. Parece que mi lado "contreras" o sea no ver lo que está tan de última ,que atora ganará esta guerra.
    Pero El discurso del Rey, si lo veré ¡por que? solo porque me fascina Colin. Solo por eso, lo demás me sobra.

    Si actuara otro a lo mejor tampoco lo vería al menos en estos momentos.

    Mamá

    ResponderEliminar