La entrada 801

lunes, 31 de enero de 2011

La verdad es que me quedo impresionado con la cantidad de cosas que he escrito, subido y colgado en este blog. Ahora mismo creo que no tendría valor ni tiempo de repasarlo: más de 800 entradas desde mediados de 2005, con un crecimiento notable en el último año. Tanto es así que en lo que va de 2011, ya tengo más posts que en todo 2008; y si me pongo, incluso tengo más que en 2005, 2006 y 2007 ¡juntos!

Pero es que dedicarle minutos del día a mi blog se ha transformado en una necesidad, en una afición. Y me gusta que haya gente que se pase por aquí, que lea, que se ría, que piense, que disfrute, que se enoje, que comente -de forma pública o privada-, que llore, que grite. Lo importante es que hay reacción y, sobre todo, a gente que vuelve.

Mucho he agradecido este año a todos por tanto, pero no me canso de hacerlo. Es gracias a esta suma de componentes y de emociones que "Tomás en Europa" sigue vivo. Nació como un capricho tecnológico de sábado por la mañana y se ha convertido en lo que es hoy: un reflejo de mí y de mi vida, todo compartido con ustedes. ¡Gracias una vez más!

¡Qué grande es Eva Hache!






Teleblog, las noticias del día

Mientras el Sindicato de Actores premia a Natalie Portman y Colin Firth, que marchan a pie seguro hacia la estatuilla dorada de la Academia de Cine, las revueltas en Egipto continúan ocupando gran parte de las portadas de los principales medios on-line.

En este tema, el plumero comienza a verse con mayor claridad ante la presión que Israel está ejerciendo sobre Estados Unidos y la Unión Europea para "salvar" al "nominado" Mubarak y "preservar la estabilidad en la región", pidiéndoles que bajen el tono de sus críticas al actual régimen quien, a su vez, intenta dialogar con una oposición (el grupo de los Hermanos Musulmanes) que se niega rotundamente a hacerlo con representantes de un régimen corrupto. Y la tensión en la zona dispara el precio del petróleo, recuperando posiciones y bordeando los 100 dólares por barril. Así van las cosas...

En España, todo aumenta: el IPC (gracias a la subida de la luz); el Euríbor (encareciendo las hipotecas en plena situación de crisis); el paro (que en enero registra al alza) y el descontento general. El Gobierno, en tanto, intenta generar confianza (cosa ya complicada) y anuncia creación "moderada" de empleo para el segundo semestre.

La oposición, de la mano de Rajoy, lanza más llamaradas populistas para sus seguidores: dice que si llega al poder eliminará el cánon digital, la asignatura de Educación para la Ciudadanía y que volverá a la antigua ley de Aborto, entre otras cosas. Qué difícil es avanzar cuando en cada cambio de gobierno se vuelve atrás legalmente. ¿Qué más derogará, señor Rajoy? Hable ahora y ponga todas las cartas sobre la mesa. Que así lo hagan todos desde ya, que queda un año para saber bien de qué pie cojea cada uno.

Cambiando de tema, tenemos nuevo Superman. Henry Cavill ("Los Tudor", "Whatever Works") es el elegido para protagonizar la película que dirigirá Zack Znyder y que produce Christopher Nolan, cuyo título es "Superman:man of steel" y que tiene estreno previsto para diciembre de 2012. El resto del reparto todavía está por confirmar. Ya veremos si se confirma la maldición del superhéroe en la gran pantalla con esta joven promesa.

Por otro lado, la gala de Operación Triunfo mejora en realización y se ve a una Pilar Rubio más suelta, aunque todavía le faltan muchas herramientas para controlar un programa de esa envergadura. La pantalla la llena estupendamente, pero no tiene todavía las tablas necesarias ni el temple. Los minutos finales con ella llorando desconsoladamente por la marcha de Charlie, han alcanzado los más altos lugares entre los peores momentos televisivos de este año. Y su gazapo de ayer: "Espero que prometa lo que cumple", de lo más gracioso que hemos visto.

Mientras, Ricky Martin sigue lucrando con su vida privada y su homosexualidad, y está a punto de completar la "trilogía" de este año: libro+disco+gira mundial. El cantante, que niega cualquier coincidencia entre su salida del armario y sus nuevos proyectos, no escatima esfuerzos para provocar y mantener a sus seguidores atentos.

Me entero esta mañana de la muerte de John Barry, autor de grandes bandas sonoras como "Out of Africa", "Midnight Cowboy", "Dances with wolves" y algunas de la saga de James Bond, que le permitieron ganar 5 premios Oscar a lo largo de su carrera. En el lado positivo, Julianne Moore ha sido elegida por los chicos de Harvard como Mujer del Año, por su "impresionante y duradera contribución al mundo del entretenimiento".


Leo también en la prensa inglesa que una mujer le envió 80.000 libras a un supuesto "encantador" soldado americano, pero no era más que un timo proveniente de Nigeria. ¿Por qué la gente sigue cayendo en estas tonterías? ¡QUE NADIE LE ENVÍE DINERO A NADIE QUE NO CONOZCA! Siempre -o casi- es un fraude. Y si quieren ser generosos, por favor envíenme un correo electrónico y les doy mi número de cuenta. Yo no soy de mentira...

¡Estos ingleses! Ya hay amenazas de grupos anarquistas para "molestar" durante la boda del año entre William y Kate. Dicen que habrá bombas de humo y bloqueos en las calles para perturbar la tranquilidad del futuro rey. Me río yo. Y lo anuncian para que nadie los detenga... ¡anda ya!

Y para cerrar el teleblog de hoy, leo que Facebook le gana terreno a Flickr en el ámbito de las imágenes. La gigantesca red social crece un 92%, mientras Flickr, de Yahoo!, cae un 16%. Todavía hay pocos que puedan hacerle peso a "caralibro".

ja ja ja

domingo, 30 de enero de 2011

Eva Hache y los simulacros de incendio: "el día que haya uno de verdad nos van a sacar con la rasqueta de la vitro".

(sacado de Twitter)

Las "gordas" de la alfombra roja

Leía el otro día un nuevo artículo sobre las mujeres que pisan las distintas alfombras rojas en la temporada de premios del cine y la televisión. Son eventos esperados por el público, añorados por las grandes marcas, soñados por los estilistas y comentados o criticados por buena parte de los medios, especializados o no.

Entre toda esta maraña de información, entre globos y estatuillas, una de las cosas que más me llama la atención es la dura crítica hacia lo que llaman "mujeres con curvas". En especial hubo un artículo que se refería al fin del look andrógino y anoréxico, apostando por una nueva generación de "mujeres reales".

Pero no lo hacían alabando las figuras redondeadas y las siluetas de escándalo de esta nueva camada de estrellas, sino que las llamaban algo así como las "embutidas", que usan vestidos con varias tallas menos y siempre parecen a punto de desbordarse o, directamente, de reventar los tejidos. Tenía que salir el punto venenoso por algún lado, la crítica no podía faltar.

¿Qué esperar de la sociedad si hay mucha gente que está dispuesta a llamar "gorda" a Beyoncé (imagen superior derecha)? Yo diría que tiene curvas, que es rotunda, que recuerda a las estrellas italianas de antes, pero jamás se me ocurriría decir que tiene sobrepeso y mucho menos a decir que está obesa.

No hace mucho también leía con estupor que a la estupenda Christina Hendricks (Mad Men, foto inferior izquierda) le costaba encontrar diseños para este tipo de eventos, puesto que muchas firmas se negaban a vestir a una mujer de su talla. Y ella, convertida en sex symbol gracias a la serie, apenas puede contener su anatomía dentro de la tela, no porque sea una exageración anatómica, sino porque nadie piensa en cuerpos como el suyo.

Pese a la anunciada ola de cambios, la delgadez extrema sigue siendo la reina de las pasarelas y la inspiración de muchos diseñadores. Ni hablar en el caso de los hombres, porque salvo contadas excepciones, lo que se lleva es la estrechez de cintura, las espaldas justas para sostener una cabeza y un look cero tripa. ¿Hombres reales? Tampoco. Los hay, porque los vemos, pero no es la tónica general. Y lo peor es que esa negación a las "tallas grandes" está mucho más extendida de lo que creemos.

Tema hay para rato, pero voy a dejarlo descansar. Por ahora, den un paseo por las fotografías de las llamadas "gordas" y permítanse todas las etapas de duelo: el momento de depresión, la rabia, la angustia, las ganas de comer y luego una gruesa carcajada para dejar todo atrás y entender que esto no es más que una totalemente absurda y ridícula visión de un mundo "XS" que no está ni cerca de la realidad -casi preocupante- de una sociedad "XXL".

¡Qué gran campaña!

Tienen que visitar esta página web y jugar un rato, como si fueran niños. Es una de las más interesantes e inteligentes campañas de marketing que he visto.

El cazador y el oso están dispuestos a todo... ¡A TODO!

The world is changing...


En la comida de hoy estábamos hablando sobre la situación internacional y la oleada de disturbios en los países del norte de África, motivados por la necesidad de un cambio político inmediato. Pero aparte de este tema, que da para mucho y no me siento capacitado para hablar -al menos todavía- de manera coherente e informada, me quedo con uno de los comentarios de la tarde.

Fue algo así como "sea cual sea el camino que tomen, que no sea nada hacia el extremismo y más parecido a lo que tenemos en occidente". No lo reproduzco textualmente ni probablemente se dijo así, pero más o menos fue lo que se comentaba a través de una serie de observaciones y contextualizaciones.

Lo que tenemos en Occidente es una sociedad primordialmente capitalista, con distintos matices, pero que domina prácticamente todas las esferas: política, economía, sociedad, derechos, deberes y el propio mercado. La llamada "democracia" se considera como el súmmum de todos los sistemas políticos, ese cielo al que todo país debería aspirar. ¿No resulta eso un poco extremista?

Si miramos los límites que se han cruzado en persecución de esa "democracia", en defensa del sistema capital, la palabra extremismo se nos queda corta: violación de derechos humanos, generación de pobreza, guerras, invasiones, muerte de civiles, destrucción del medio ambiente, abuso de poder, crisis, desempleo y un largo etcétera. Por qué, entonces, siempre calificamos de extremismos a lo que no es "occidental" o a lo que atenta contra la filosofía de este "lado" del mundo.

Hay disturbios en Francia y se les llama "puntuales desórdenes provocados por grupos antisistema". ¿Antisistema? Como si sólo hubiese un sistema y nada más. Pero ocurren en Túnez y ya se puede temer un extremismo religioso, político o social. Ocurren en Egipto, lo mismo. Y el mundo tiembla pensando que puedan alcanzar Israel u otros países. ¿Qué será de nosotros si eso pasa?

Justo ayer, también comentábamos el caso de China, próxima potencia mundial con visos de hegemonía indiscutible. Poco a poco han ido ganando espacio, creciendo económicamente, consolidándose dentro del concierto internacional. Ahora se le ve como el socio deseable -un mercado gigantesco, mano de obra baratísima, escasez de derechos laborales, vamos, el paraíso de cualquier productor industrial. En el futuro no muy lejano, será el matón de la clase, el compañero a temer. Actualmente China está comenzando a comprar deudas de países en crisis, a intervenir de manera activa en el desarrollo económico mundial. En el futuro cobrará intereses muy altos por ello.

La comunidad internacional no se está dando cuenta de los riesgos a futuro. No digo que sea un peligro que China llegue a ser la primera potencia, al menos no me parece más peligroso que EE.UU. lo sea hoy, pero llegará el momento en que no habrá manera de volver atrás y China exigirá el lugar que le corresponde.

Ahora se le mira en menos, se le considera como el "nuevo" dentro del sistema, pero no olvidemos que su cultura es milenaria y su interés por la supremacía mundial no es algo de los últimos tiempos. El día que quiera dejar de parecer el "nuevo", el mundo habrá cambiado y no habrá vuelta atrás. De la llamada Pax Británica a la Pax Americana, evolucionando a la Pax China. Algunos calculan fechas para el año 2020. Muchos de nosotros, probablemente, seremos testigos en primera fila de este cambio en la balanza de poder.

Dejo un par de enlaces para los que quieran darse una vuelta por la red y seguir leyendo:

1. Is China the next superpower?
2. The Great Dragon Awakens
3. Hegemony theory never fit for China

Nueva cabecera del blog...

Después de algunos días de estudiarlo, de pruebas y de darle algunas vueltas, he colgado hoy la nueva cabecera del blog. No sé cuánto tiempo durará, porque me parece entretenido ir cambiándola, pero aquí está. Espero que les guste.

Seguramente, sin ánimo de parecerme a los de Google, la cabecera cambiará según viajes, momentos o intereses particulares. Así no nos aburrimos de ver siempre lo mismo...

Trozos de Scrapbook V

sábado, 29 de enero de 2011

montaje scrapbook: celine nieto

The real fast food


esto sí que es fast food y lo demás es tontería...

Cupcakes!


Es impresionante como estas cosas se han puesto de moda. Las antiguas magdalenas o "quequitos" se han americanizado, han ganado calorías, grasa y azúcar, pasándose a llamar cupcakes. A tanto ha llegado la moda, que hay tiendas especialmente dedicados a ellos y supongo que si hay tantas, es porque les está saliendo bien el negocio...

Este de la foto no es otra cosa que un cupcake de jengibre con chocolate, con un glaseado de queso crema. Totalmente no light, pero buena combinación. ¡No se me puede dejar suelto en la cocina!

¡Mira!

viernes, 28 de enero de 2011

¿es un pájaro? ¿es un avión? ¡no! no sé qué es...

¿Móviles en el colegio? ¡NO!

"En los Países Bajos se insta a los escolares a tener sus teléfonos móviles encendidos". ¡Hasta cuando con la aberración! Muchos padres dirán que es la única forma de comunicarse con ellos, de saber dónde están y de, en caso de emergencia, poder llegar hasta ellos.

¿En qué mundo vivimos? La inmensa mayoría de los que lean este post -y yo también- crecimos sin teléfonos móviles ni Internet. ¡Y sobrevivimos! El colegio no es un campo de guerra ni un punto de reunión de bandas violentas; los profesores no son una pandilla de pedófilos ni los compañeros un puñado de delincuentes. Las calles y el transporte público -o privado- todavía tienen seguridad (salvo ciertos puntos evitables y que todos conocemos). ¿Por qué esa manía de control? ¿Tanto miedo nos han metido en el cuerpo?

Recuerdo que en el colegio había un teléfono disponible para, ojo, emergencias que se pedía al inspector correspondiente. Y hablo de emergencias. El haber dejado un libro en casa no provoca una situación de peligro. Se contactaba con los padres en caso de accidente o enfermedad y punto. En el colegio estábamos seguros, protegidos y tranquilos. Casi ninguno de nosotros vive en el Bronx e imagino que, incluso allí, todavía habrá zonas más seguras para estudiar.

Los padres de hoy están enfermos. No todos, claro. Pero la epidemia corre rápido. Veo a niños en el autobús con apenas 10 años, si llegan, enviando SMS y hablando por el móvil. Completamente ridículo. Los niños tienen que ser niños. Tienen que saber que no todo es tan fácil. Y los padres deben hacerse responsable de sus hijos, saber dónde están y con quién. No estoy diciendo nada fuera de lo normal, porque así lo hicimos nosotros.

"Mamá, voy a casa de... me vas a buscar o me traen sus padres"; "Papá, salgo un momento a clase de piano (o al fútbol o a baloncesto o...) y vuelvo a las 7". Y así era. Si no volvías a las 7 había un margen de tiempo prudente para el "retraso" y luego venía la sanción en caso de no cumplir. Luego te vas haciendo mayor y vas ampliando el campo de acción. Recuerdo decir alguna noche: "No me esperen, que no sé a qué hora volveré". Pero ya se sabía dónde y con quién estaba, mis padres conocían a mis amigos y, salvo las típicas tonterías de adolescente, no había nada que ocultar.

Esa es la forma de relación. Actualmente se llena a los niños de gadgets que, estoy seguro, de alguna manera los hace más estúpidos, menos sociables y más introvertidos. Luego se preocupan de la "relación" de la juventud con las nuevas tecnologías: padres idiotizados con la televisión puesta a todas horas, incluso a la hora de comer; padres pegados al teléfono, a su portátil o a lo que sea. Hay edades para todo y momentos para todo. Los niños deben jugar al aire libre, correr, hacer deportes, leer, crear, dibujar, soñar. Y, poco a poco, se les debe ir familiarizando con la tecnología, como un medio facilitador y no como el único recurso.

Y, para cerrar, vuelvo al principio: en el colegio deberían prohibir el uso de teléfonos móviles. Allí se va a estudiar y no es necesaria una vía de comunicación directa a través de un aparato con el exterior o con los compañeros. Para eso tienen boca y pueden hablar perfectamente. El móvil no es una herramienta de aprendizaje ni nada que se le parezca. Lo único que hace es entorpecer el funcionamiento de un centro educativo y el crecimiento de los jóvenes, no por las ondas ni las radiaciones, sino por la independencia, la responsabilidad y las normas básicas de comportamiento social. No se me pasa por la cabeza ni soy capaz de imaginar una clase de Lengua con la Rosa Urbina o una clase de Química con Naritelli, con un teléfono sonando. Habría ardido Troya, ¡muchas veces!

25 años del Challenger

Por supuesto que una de las imágenes que tenemos guardadas en la retina los que nacimos antes de 1980 es la explosión del Challenger. En mi (des)dibujada memoria recuerdo estar en casa enfermo viendo la televisión cuando ocurrió, pero ya no sé si es algo que se ha ido construyendo en mi cabeza o realmente sucedió así.

Lo que sí recuerdo con certeza es la desazón. En esa época una de mis pasiones era la astronomía. Geek alert mediante, me leía todo el día un libro que se llamaba "La tierra y sus recursos" (Levi Marrero), que casi podía recitar de memoria. Cuando era niño, además de mi bicicleta, otra de las cosas que nunca soltaba eran las grandes enciclopedias. Me fascinaba todo lo que contaban, pero ese texto en particular lograba toda mi atención. Y la astronomía era uno de mis temas favoritos. Me sabía los planetas en orden, las constelaciones podía nombrarlas (no ubicarlas en el cielo... si apenas puedo encontrarme en un plano, eso me parece impensable).

En fin, que es otra de las imágenes con las que siempre cargaremos. Es inevitable que con la penetración de la imagen y, sobre todo, de la televisión, tengamos impresas en nuestra conciencia momentos así.

Un programa de APOLLO...

jueves, 27 de enero de 2011


Gobierno de Chile (¡qué vergüenza!)

"He needs a kidney" (30 Rock, Season 3)

Uno de los mejores finales de temporada. Los de "30 Rock" nos regalaron este "himno" para cerrar la season 3: "He needs a kidney" con Sheryl Crow, Elvis Costello, Cindy Lauper, Clay Aiken, Norah Jones, Mary J. Blige, entre otros...



(pulsa en la figura para ver el video)


Aquí está la letra...

SHERYL CROW
Sometimes life brings pain and strife
And all seems wrong.

SHERYL CROW & ADAM LEVINE
That is when you find a friend
And write a song.

MARY J. BLIGE
So give the gift of giving,
Give it far and give it wide.

MARY J. BLIGE & ADAM LEVINE
Take the leap - reach down deep inside.

ELIVS COSTELLO
And just give a kidney

ELVIS COSTELLO & CLAY AIKEN
To a father or a dad

CLAY AIKEN & NORAH JONES
Just give a kidney

CLAY AIKEN, NORAH JONES & SARA BAREILLES
Ooh, We hear it doesn't really hurt that bad.

RHETT MILLER, RACHEL YAMAGATA, MOBY
And we know you wanna give it

JENNA
To a super human being!

SHERYL CROW
So get it done

ELVIS COSTELLO
We just need one
MARY J. BLIGE
For Milton Green.

MICHAEL McDONALD
This country has 600 million kidneys,

MICHAEL McDONALD & STEVE EARLE
And we really only need half.

MICHAEL McDONALD, STEVE EARLE & WYCLEF JEAN
That leaves about 300 million kidneys, do the math.

ROBERT RANDOLPH & CYNDI LAUPER
Oh –
Milton Green, Milton Green,
Milton Green, Milton Green,
Milton Green…

MICHAEL McDONALD
He needs a kidney

ROBERT RANDOLPH & CYNDI LAUPER
Milton Green
Don’t ask why - he could die
If you don't call today.

ELVIS COSTELLO (spoken): ''Listen, when someone starts talking in the middle of a song, you know it's serious.''

MARY J. BLIGE (spoken): ''So give Milton a kidney. We all believe in this cause so much that we're doing it for free. Except for Sheryl.''

SHERYL CROW (spoken): ''That's right. I'm the only one getting paid.''

NORAH JONES (spoken): ''And only three of us are drunk.''

MICHAEL McDONALD (spoken): ''Milton Green needs a kidney. Just like I need this beard. You don't want to see what's under here.''

ADAM LEVINE (spoken): ''And while you don't have two beards you do have two kidneys. Think of it this way: if I had two dollars, I'd give you one, wouldn't I?''

CYNDI LAUPER (spoken): ''I'm one of the drunk ones!''

ADAM HOROVITZ, TALIB KWELI & MICHAEL DIAMOND
They say that two is better than one
But sometimes one is better than two
If you had two heads you'd wish you had one
How is this different?
If you had two dogs attacking you
You'd want just one,
There we proved our point!

ROBERT RANDOLPH & CYNDI LAUPER
Oh –
Milton Green, Milton Green,
Milton Green, Milton Green,
Milton Green…

MICHAEL McDONALD
He needs a kidney

ROBERT RANDOLPH & CYNDI LAUPER
Milton Green
Don’t ask why - he could die
If you don't call today.

ALL
He needs a kidney.
No he doesn't need a hand,
He just needs a kidney.

ELVIS COSTELLO
a hand would be a even harder thing to give.

ALL
when you give a kidney
And we really think you should,
We pass the cup,
They stitch it up,
You do some good.

MARY J. BLIGE
Do some good.

ALL
We pass the cup,

JENNA
Pass the cup!

ALL
They stitch it up,

JENNA
Stitch it up!

ALL
You do some good,

CINDI LAUPER
Yeah, yeah!

ALL
We pass the cup,
They stitch it up,

JENNA
Stitch it up!

ALL
You do some good.

ROBERT RANDOLPH
Whoa, yeah…

Pereza...

"Hoy no tengo ganas de cambiar el rumbo, hoy no tengo fuerzas pa' subirme al mundo..." (Rosana)

Así me levanté hoy, con pocas ganas de subirme al mundo. Pero lo hice y aquí estoy. Salí esta mañana rumbo a mis habituales clases de los jueves con poco ánimo, pero el encuentro fue siempre productivo y agradable. Se replantearon algunas cosas y hay que enfrentar la nueva dinámica (o "estática", por jugar con la palabra).

Y dentro de unos minutos vuelta a la calle. Toca trabajar, toca producir, pero lo hago hoy desde la más profunda apatía. Todo es ponerse y hacer lo que hay que hacer, pero sin nada más. Hoy lo hago desde fuera, lo hago sin más. Tengo un día de esos en que me metería a la cama, cogería un libro y no lo soltaría hasta la última página. Además, el día gris, frío y lluvioso (dicen que con amenaza de nieve) poco ayuda a levantar el ánimo. Como dice Scarlett, "mañana será otro día".

La sucesión parece imposible, pero no lo es

miércoles, 26 de enero de 2011

Minutos atrás leía en la revista Newsweek un artículo sobre la sucesión en las grandes empresas, justo ahora en que el gran líder de Apple anunciaba su nueva (dicen que definitiva) retirada de la empresa producto de la reaparición de un cáncer. ¿Quién tomará el mando de las grandes compañías cuando sus rostros más visibles no estén?

No hablamos de aquellas empresas que tienen un sistema de sucesión programado y que, poco a poco, van haciendo la renovación. Me refiero a empresas como Apple donde todo parece ocurrir alrededor de su CEO, Steve Jobs. O, en otra materia, según leía esta mañana en Hollywood Reporter, Ryan Murphy (creador de la serie Glee), toma todas las decisiones en cuanto a música, guiones, coreografías, etc. ¿Qué pasará con sus barcos cuando estos capitantes no estén al mando? O como también podría estar ocurriendo en el gigante Google, con los últimos movimientos en su cúpula.

Lo lógico en todos los ámbitos de la vida donde haya un líder, un jefe o alguien que tome el mando, es que se preocupe por rodearse de un equipo humano eficaz que pueda trabajar de forma independiente y al que se le brinden las herramientas necesarias para crecer. Recuerdo a una jefa, hace pocos años, que decía: aquí nadie es indispensable y todos queremos irnos de vacaciones. Por ello, nos hacía estar al tanto de todo, nos dejaba libertad de acción dentro de los planes de la empresa y nos pedía cuentas.

Y la función de los trabajadores es esa: actuar en consecuencia a las normas, planes y proyectos, y rendir cuentas. Es la mejor forma en que se le puede preparar para un futuro cargo con mayor responsabilidad, además de enseñarle a tener en cuenta el trabajo en equipo y la confianza como bastones de apoyo en su camino. Así, la sucesión se torna un proceso más natural y menos traumático para los intereses empresariales, profesionales y personales.

Ocurre algo parecido con la educación. Los padres omnipresentes generalmente tienen hijos oprimidos hasta que salen de su alero, para luego reconvertirse en post adolescentes frustrados y desfasados en las etapas de crecimiento, con todos los problemas que eso puede traer. Lo mejor es enseñar, otorgar las herramientas adecuadas y dejar en libertad, pidiendo cuentas y consecuencias de las acciones de los hijos. En suma, enseñarles a ser responsables de sus actos desde que son pequeños.

Todo lo anterior me hace recordar a aquellos compañeros de trabajo -creo que todos tenemos alguno- que se sienten herederos de la empresa, sucesores naturales de los jefes, pero que deben estar casi tan lejos de la corona como puede estarlo Paris Hilton. No obstante, se dejan la vida y la piel en sus puestos de trabajo (o se encargan de que los demás piensen que es así); llegan antes y se van después que sus jefes, para que siempre los vean en sus puestos de trabajo.

Son traidores, mediocres y, en general, su desempeño es bastante malo. Pero siempre están y con eso, muchas veces, se ganan un favor que no merecen. De todas formas, por más arriba que lleguen, su poca consistencia siempre los mantendrá en un plano menor. Nunca he concordado con la teoría de una compañera de mis tiempos de telemarketing que decía que, para ascender era necesario ser antipático, incompetente y hacer mal el trabajo. Que así habían "subido" nuestros jefes. ¡Vaya panorama si así fuera!

Verduras asadas

Una de las cosas más fáciles de preparar, y más versátiles, son las verduras asadas. Es comprar, lavar, cortar un poco y ponerlas en el horno.

Ingredientes:

  • 3 calabacines (conocidos como zapallos italianos o zucchini) cortados en dos a lo largo
  • 1 berenjena (opcional) cortada en dos a lo largo
  • 8 chalotas (o 3 cebollas pequeñas partidas en mitades) peladas
  • 2 pimientos rojos sin la parte de arriba y las semillas
  • 1 pimiento verde sin la parte de arriba y las semillas
  • 10 patatas medianas y/o pequeñas cortadas por la mitad o en cuartos (sin pelar)
Preparación:

Se ponen todas las verduras en una bandeja para horno, se riegan bien con aceite de oliva y se espolvorea sal y pimienta por encima.

Se cocina por 2 1/2 horas en el horno a 170ºC.

Las ponemos en una fuente amplia con cuidado, rociamos otro poco de aceite de oliva y a la mesa. Puede acompañar a carnes rojas, carnes blancas o filetes de pescado. Para ovolactovegetarianos, es un buen acompañamiento de quesos, huevos escalfados o huevos duros.

A mí me sobraron verduras de la comida, así que en la cena separé las patatas, (y guardé el resto) las mezclé con lechuga, espinaca fresca, maíz, atún y tomate, e hice una buena ensalada. Y lo que me quedó, lo corté en pequeñas tiras que puse, al día siguiente, sobre una masa de pizza casera (la de la foto) y al horno. El resultado fue una espectacular pizza con verduras asadas y queso manchego tierno.

¡3 comidas con el mínimo esfuerzo! Y muy sanas, además.

Esto es lo que quiero enseñar en mi libro: cocina fácil, variada, entretenida y con poco esfuerzo. ¿Se entiende la idea?

Momento vintage: 7 years ago...


lourdes. francia. octubre. 2004

Ojo: marketing eficaz


Le "robo" esta foto a Helena Rodríguez desde su Facebook para mostrar lo que es una eficaz campaña de marketing.

Bardem y Cruz ya son padres

Todos los medios de comunicación y las redes sociales se hacen eco del nacimiento del primogénito de Javier Bardem y Penélope Cruz en Los Ángeles. Inteligente movida la de sus padres, porque el niño tendrá nacionalidad estadounidense, evitándole así muchos problemas para entrar y salir en el futuro.

La pareja, que también celebra hoy la tercera nominación al Oscar de Bardem, llevaba tiempo preparando un parto rodeado de lujos y comodidades. Si ellos se lo pueden permitir y les apetece, están en todo su derecho. Los que critican, como siempre, lo hacen por envidia.

En fin, que ya está. No hay más información. Hasta aquí...

Tomás en viaje: recuerdos de la Toscana

martes, 25 de enero de 2011


en lo que parecía la versión toscana de la casa de frodo

Suite (y post) 101: Tiramisú casero

Aprovechando que escribo ya el post 101 del 2011 (madre mía, lo que ha dado de sí el lumbago y el comienzo de año), puedo contar públicamente una pequeña novedad: desde el fin de semana soy redactor colaborador en la web Suite 101. Allí iré publicando artículos de diversas materias, temas y extensiones, según me vaya encontrando con la inspiración.

Por el momento, sólo he publicado una magnífica receta para hacer un tiramisú tan bueno como el mío (la recomendación viene de muy cerca), así que, quien quiera probar, puede buscarla en la web y darse una vuelta por allí.

Así estreno el año y espero que sigan saliendo cosas. Parece que el 2011 viene cargado de letras...

Nominaciones al Oscar 2011


Los hermanos Weinstein lo han vuelto a hacer. Se han colado en las quinielas de los Oscar una vez más con una de sus producciones. Si en el pasado fueron "Chocolat", "Pulp Fiction", "The cider house rules", "The lord of the rings", "Inglourious Basterds", "Gangs of New York", "Nine", "Finding Neverland" o "The reader", por mencionar algunas, esta vez lo hacen con "The king's speech" (En España "El discurso del rey").

Con 12 nominaciones, la película de Tom Hooper se presenta como la gran favorita de la noche de los premios de la Academia, que se celebrará a finales de febrero en el Kodak Theatre de Los Ángeles. De cerca, con 10 posibilidades, le sigue "True grit" ("Valor de ley") de los hermanos Coen, otros que saben repetir en las categorías principales.

Más atrás se quedan "Inception" ("Origen") con 8 nominaciones, seguidas por "The social network" ("La red social"), también con 8, y "The fighter" con 7. "127 hours" se queda con 6 opciones, mientras que "Toy Story 3" y "Black Swan" tienen 5.

España se queda fuera de competencia en Mejor Película Extranjera, pero Javier Bardem se cuela en la categoría de Mejor Actor por "Biutiful", aunque sus posibilidades son mínimas ante un Colin Firth en estado de gracia.

Pese a que ya he visto algunas de las nominadas, todavía me voy a reservar las votaciones hasta estar mejor documentado. De momento, puedo decir que estoy satisfecho con lo que visto. Pero hay que darles muchas vueltas a las candidaturas antes de emitir juicio.

El listado completo de nominaciones las puedes ver aquí.

Horas laborales en Internet: ¿derecho o "delito"?


Una noticia para pensar es la que publicó el periódico 20 Minutos el pasado 20 de enero: "Algunos directivos 'espían' el uso que sus empleados hacen de Internet". Y pensarla en muchos sentidos...

1. Violación de la intimidad. Es lo primero que se alega en este tipo de situaciones. Se dice que el jefe o la empresa no tienen autoridad legal para controlar el uso que sus empleados hacen de Internet, basándonos en la defensa de la libertad individual, del respeto a la privacidad, entre otros derechos.

2. Abuso de poder. La utilización de la tecnología para controlar a cada minuto el trabajo de los empleados es un abuso por parte de la empresa, ya que está en una situación de ventaja al tener acceso a la información que circula por sus redes o a través de sus servidores.

3. Todo el mundo lo hace. Típica frase que todos hemos utilizado alguna vez para excusarnos. Las madres tienen dos respuestas: "Mal de muchos, consuelo de tontos" o "Si todos tus amigos se tiran desde un precipicio, ¿también lo harías?".

4. Es que no tengo Internet en casa. Otra de las excusas más típicas. La respuesta es clara: ¿Y a mí qué xxxx me importa? ¿Por eso tienes que perder horas laborables en revisar tu correo electrónico, jugar solitario, ver pornografía -los hay a paladas-, conectarte a Facebook o descargar películas?

No vamos a buscar más opciones, porque sería tarea sin final. Lo curioso es que nadie o casi nadie se plantea su propia equivocación. En el trabajo se trabaja, así lo establecen todos los contratos. Que yo sepa en ninguno se acuerda que de las 40 horas semanales (o 35, 30, o las que sean), el empleado tiene derecho a dedicar al menos 5 (según las estadísticas es lo que se dedica a navegar por Internet en horas de trabajo a la semana) a sus asuntos personales on-line.

Ahí lo primero. Violación de contrato. Segundo, que se está considerando derecho algo que no lo es. De la misma forma yo podría ducharme en el trabajo porque no tengo agua caliente en casa o preparar una barbacoa porque no tengo sitio en mi departamento para hacerlo. O cortarme las uñas de los pies en la zona de comida porque no me da tiempo a hacerlo por las mañanas. O aprender a tocar batería a las 16:00, ya que mi horario no me lo permite. Es exactamente lo mismo.

No equivoquemos el rumbo. Lo que las empresas hacen (que también generalmente viene establecido en el contrato o en los estatutos internos de la empresa), sobre todo, ahora que reconocen realizar despidos basándose en este tipo de "espionaje", es totalmente reprochable. Pero tomarse atribuciones de este tipo también está mal. Y no pensemos que es algo aislado, porque sólo basta con mirar Facebook o Twitter en las horas de trabajo y ver que está en plena actividad. De vez en cuando hay que hacer un "mea culpa" y pensar un poco, que no vale exigir derechos cuando no se cumplen los mínimos deberes.

¡Ah! Las compras de vacaciones, regalos, descargas de música, los cafés, las llamadas personales y las escapadas a El Corte Inglés, tampoco están consideradas como parte de las horas de trabajo. Es cosa de comenzar a contar y descontar para conocer la propia productividad y asumir las consecuencias.

El primer día de...

En un blog que no leo casi nunca, pero que hoy supo captar mi atención, se habla de los "primeros días", aquellos que son difíciles y en los que tenemos que aprender a lidiar con todo un nuevo mundo de personas, situaciones y espacios.

El primer día de colegio o el de la universidad son momentos que marcan, que acompañan y que dibujan de cierta forma quienes somos. Todos sentimos en algún momento la calidad de "nuevos" y nos acompañó el miedo, claro que unos saben manejarlo mejor y lo aprovechan para salir adelante.

Muchos se quedan solos, abandonados los primeros días. Mucha gente es poco receptiva a la incorporación de nuevos elementos al grupo o al equipo de trabajo, generalmente a causa de su propia inseguridad, de su miedo al fracaso o debido a la posibilidad más que real de quedar en evidencia a causa de sus escasas habilidades. El ser humano actúa de maneras muy extrañas ante la "amenaza" del nuevo.

A mí, la verdad, es que no me preocupa. Creo, además, que es un interesante desafío no sólo en el ámbito laboral, sino que también en el personal. Conocer a esa persona, presentarla, explicarle algunas cosas del trabajo y aprender de su experiencia es de lo mejor que nos puede pasar. Así crecemos todos y formamos buenos equipos. Obviamente no siempre es así y cuestra trabajo el proceso -si es que llega a buen término-, pero como vivencia es, casi seguro, enriquecedora. Quizás por eso me encargaron varias veces en el colegio acoger a los nuevos. Debo decir que no siempre me hacía gracia, pero creo que también me sirvió mucho para conocer a buenas personas y darles la oportunidad de integrarse. Así, también, tuve grandes y buenos amigos.

Hoy, a mi edad, no tengo primeros días de colegio, pero sí de trabajo. Con la experiencia adquirida, me resultan algo más fáciles. No tengo problemas para socializar al llegar a algún sitio. Esto no quita que los nervios me acompañen, pero creo que es algo natural y que se debe aprender a convivir con ellos en estas situaciones. Me gusta empezar de cero, construir, crear, establecer lazos, hacerme con el espacio. Es un desafío muy interesante. Vas conociendo a tus compañeros, a tus jefes, a la gente que circula por allí. Es como turismo aventura, pero mucho menos peligroso...

Recuerdo uno de mis primeros días hace más de 3 años. Empresa nueva, trabajo nuevo, un área nueva de desempeño. Gran jefe se acerca a saludar, me lo presentan y lo primero que mira son mis zapatos diciendo: "Están sucios". Momento incómodo, levanto la vista desde mis zapatos y le digo: "son así", a lo que contesta: "parecía barro". Típico calzado de invierno, grueso. Como no tengo coche ni parking en el mismo edificio, caminar por la calle cuando llueve resulta incómodo si llevas zapatos del tipo ejecutivo.

Fue una situación rara, porque sólo llevaba 3 minutos en mi nuevo lugar de trabajo, pero así aprendí rápidamente que de él poco se podría esperar. Lección aprendida, ficha completada y pocas expectativas por su parte. Cinco meses después salía por la puerta hacia un nuevo "primer día" con la total certeza de estar haciendo lo correcto. Era una empresa, tal como había visto en esos primeros minutos, de la que se podía esperar muy poco.

Baby Yoga with Lena Fokina

lunes, 24 de enero de 2011

Veo un video en Internet titulado "Baby yoga with Lena Fokina", del cual se ha estado debatiendo largamente para decidir si es verdad o mentira. Yo he estado haciendo investigación en la Web y no he podido encontrar nada que me haga declinar por alguna de las posibilidades.

El sentido común me pide que no sea verdad, pero las imágenes y la que hay montada en la red (una entrevista con Fokina hecha por Nathan Thornburgh, alusiones a su maestro, etc.) hacen que la duda aparezca. El "tratamiento" es impactante, hasta tal punto que algunas versiones del video han sido retiradas de YouTube porque resultaban muy agresivos para los usuarios.

Yo no sé qué pensar. Si es falso, se han tomado muchas molestias para "atar cabos". Si es verdad, la verdad es que podrá ser todo lo positivo que quieran, pero a mí me parece una tortura.

¿Qué opinan? ¿Real o falso?

¿Qué pasa en Facebook?

Hace escasos segundos me encontré con el siguiente post en Facebook (lo he retocado un poco, sólo cosas de estética para llevarlo al blog):

Muchos necesitan saber que:

"Hay" es de haber, "ahí" es un lugar, "ay" es una exclamación y "ahy" no existe.
Haya” es de haber, “halla” es encontrar, “allá” es un lugar, "haiga" no existe.
Botar” es para la basura y “votar” es su derecho de elegir.
"Iba" es de ir, "iva" es un impuesto, e "hiba" no existe.
"Valla" es un cartel grande, "vaya" es de ir y "baya" es un fruto.

Hagamos una campaña. Pega esto en tu muro.


Siguiendo la estela de mi post de ayer, a ver (¡NO "haber"!) si algunos se lo aprenden de una vez.

Senna llega al cine

Acabo de ver el tráiler de un documental sobre Ayrton Senna que se estrenó en el Festival de Sundance, y que ha recibido aplausos de público y crítica según se comenta en diversas páginas de la red. El avance (al final del post) es bastante emotivo y promete ser muy interesante.

Nunca he sido fanático de los deportes, pero la muerte de Senna es una de las cosas que se recuerdan. Lo mismo que la muerte de Stéfano Casiraghi, imágenes que impactaron a millones de personas en todo el mundo. Son parte de una generación, de secuencias que siempre recordaremos con un poco de esfuerzo, más aún cuando se nos someten a ellas en infinitas ocasiones, como ocurrió -y sigue ocurriendo- con la caída de las Torres Gemelas.

"Senna", del director Asif Kapadia, se estrenó en Japón y Brasil en 2010, la semana pasada en Sundance (EE.UU.) y a Europa llegará a partir de mayo. De momento se estrenará en Alemania e Inglaterra. Supongo que después de su éxito en la actual edición del festival, podrá obtener una mejor distribución.

Civiles como moneda de cambio

Moscú se vuelve a vestir de luto por el atentado que hoy ha ocurrido en el aeropuerto de Domodédovo, en el que han muerto 31 personas -según cifras oficiales hasta el momento- y que cuenta a más de 100 heridos. La noticia inunda los medios de comunicación ahora mismo, cuando todavía no se tiene la información completa y nadie se ha adjudicado la explosión.

¿Hasta cuándo usarán la vida de civiles como moneda de cambio para los intereses particulares?

Roma me espera...

El viaje a Roma va tomando forma, poco a poco. Esta mañana ya quedaron compradas las entradas al Coliseo y alrededores, además de las del Vaticano. Así podremos evitar unas cuantas horas de cola y entrar directamente. A ver cómo funciona el sistema...

¡Tengo ganas de vacaciones! Un viaje merecido y tranquilo a las tierras de Rómulo y Remo. La época no es la mejor, lo que me hace pensar que el turismo no será exagerado y se podrá disfrutar mejor de la ciudad. ¡Qué llegue ya febrero!

Quiero patear la ciudad, disfrutar de las ventajas que tiene vivir como "local", comprar en el mercado, pasear por las calles, entrar a las librerías, tomarme un ristretto para entrar en calor y despertarse con una buena dosis de cafeína. Voy con recomendaciones de barrios imperdibles, de calles inevitables y de muchos sitios para disfrutar. Plano en mano y guía en el bolsillo, lo mejor es perderse, aprender y disfrutar con cada rincón. Ese es el viaje que quiero.

El departamento que alquilamos, tipo loft, tiene su encanto. Habrá que verlo en vivo y en directo, porque en las fotos parece interesante. Espero que esa experiencia sea también placentera. Por lo demás, se aceptan todo tipo de recomendaciones para que los 6 días en Roma sean unas buenas y gratas vacaciones.

De blog a blog: risas para comenzar la semana

Hace tiempo que no visitaba un blog tan simple y tan gracioso a la vez.

http://esperanzaguirremirandocosas.wordpress.com

No tiene nada más que fotos de la presidenta de la Comunidad de Madrid y algunas bizarras interpretaciones de las mismas.

La noticia freak: un kilo pesará menos

¡Todos seremos un poco más delgados!, gritarán muchas personas obsesionadas con la báscula cada mañana. Pero no, el cambio será apenas notorio: 50 microgramos menos por cada unidad. Pero si queremos ver el vaso lleno, ¡son 50 microgramos menos por kilo! (con lo que yo peso, ya se puede notar algo...)

La culpable de todo esto es la Royal Society de Londres, quien pretende que el kilo no tenga como referencia un artilugio material, sino que el valor fijo de una constante, para evitar diferencias en las medidas a lo largo del tiempo.

El Sistema Internacional de Unidades, que reúne al metro, al kilogramo, al segundo, al amperio, al kelvin, al mol y la candela, ha redefinido algunos de sus "representados" para establecer una convención científica, universal y estable, que no se vea afectada por valores externos.

Si bien todavía no hay un acuerdo unánime respecto de la nueva forma de establecer la medida del kilo, se espera comprobar que la constante de Planck es la respuesta adecuada para establecer el valor del "nuevo kilo".

Hoy y mañana se reunirán en la capital británica para presentar los distintos avances en los estudios y debatir respecto de cuáles serán los siguientes pasos en el establecimiento de la nueva medida.

Historia de amor

domingo, 23 de enero de 2011

iPad + Velcro from Jesse Rosten on Vimeo.


Tirada del tarot, mitos y leyendas

El tarot es uno de los misterios de nuestra historia. Se sabe mucho y se sabe tan poco a la vez, que nadie ha sido capaz de situar su nacimiento con certeza, su influencia y cómo fue su difusión geográfica. Tampoco hay nada establecido en cuanto a su significado concreto, y las vertientes que existen en relación con su lectura y rituales, son tantas como intérpretes existen.

El más básico y conocido es el Tarot de Marsella, dividido en 56 arcanos menores y 22 mayores. Se dice que de él han derivado todo el resto de "juegos" conocidos con posterioridad. No voy a entrar en el detalle de las cartas, porque para eso ya hay suficiente información en Internet. Sí quiero hacer algunas aclaraciones en torno al tarot.

1. El tarot no predice el futuro con exactitud. Las cartas parecen mostrar la situación actual y las posibles vías de acción, pero jamás le dirá al interesado fechas exactas o hechos inevitables. Quien lo haga creer así, miente.

2. Algunos rituales para la lectura del tarot son ridículos: la presencia de elementos externos al intérprete y al interesado no son más que parte de un espectáculo. La orientación de la mesa, de las cartas, la luz, la hora del día, la fecha y otra serie de accesorios, no son más que pura teatralidad.

3. Su función es abrir los ojos del interesado y hacerle ver las cosas desde una perspectiva más completa. Tampoco se puede preguntar únicamente por amor, trabajo, salud o cualquier otro, porque las cartas van a referirse inevitablemente al aspecto que deba ser tratado. Generalmente preguntar por gente ajena es algo molesto porque rompe la dinámica entre el tarotista y quien consulta.

4. El tarotista no es adivino ni mago ni hechicero. Pretender que sepa todo sólo con sentarse en la silla es absurdo. Para hacerse una idea, lo mejor es hablar con el intérprete para dar los detalles justos que permitan una visión más completa de la tirada de cartas.

Todas las cosas que se dicen, se cuentan y se comentan, siempre están teñidas de "magia". Es mejor olvidarse de estas ideas y buscar una ayuda en el Tarot si es que no la encuentra en otro sitio; pero, pretender que esta sea la solución de todo y confiar en su infalibidad, no tiene mucho asidero y terminará por desengañarse de alguna forma.

Como en muchos aspectos de la vida, todo en la dosis justa, sin abusos. Hay que tomarlo como un interesante juego donde una persona externa cobra por decirle lo que mucha gente de su entorno cercano no se atreve a decir. Así de simple.

Terror gramatical IV, el regreso

Riéndome estaba en Twitter con uno de los hashtags que se convirtió en TT del día: "#gentequedice". Ahí, además de muchas frases típicas, lugares comunes y clichés, iban apareciendo algunos de los errores gramaticales más comunes y que más duelen.

1. Haber si nos vemos. ¿Qué es eso? Mi teoría es que proviene de la conjugación de otra aberración lingüística: ¡Hay! Si nos vemos... Si no, no le encuentro lógica a confundir: a ver si nos vemos, a ver si viene alguien, a ver si quedamos, a ver si mañana puedo salir, etc. con los distintos "haberes".

2. Y yo la dije. Error muy madrileño, pero no por eso menos obsceno. El "laísmo" es peor que un dolor de muelas. En vez de "yo le dije (a ella)", para muchos es más cómodo introducir un "la" y joderse a muchos siglos de lengua y cultura.

3. Tú contestastes o dijistes. Daño el que hizo Mecano con "La fuerza del destino", porque se quedó en la cabeza de mucho que no son capaces de dejar las "eses" guardadas.

Esto último me ha hecho recordar una vez que para desearme suerte, en vez de gritarme "mucha mierda" me dijeron "muchas heces", para no sonar tan vulgar. ¡Y fue peor! Me sentí completamente cubierto de mierda y muy poco afortunado.

Cosecha en las alturas

Las vueltas de la vida, que son muchas, me llevaron de visita a un blog donde, entre muchas otras cosas, encontré un proyecto que me encantó: Vertical Farming o Cosecha en vertical.

El autor es Blake Kurasek, quien plantea un edificio que integre espacios habitables en interacción con la naturaleza, es decir, pisos familiares con espacios agrícolas, aprovechando las alturas y las ventas del cultivo hidropónico.

La producción es importante y, además de todas las ventajas que conlleva, permite el abastecimiento de la tienda que hay a ras de suelo y de otras tiendas en la ciudad (en este caso, el proyecto está planteado para Chicago). Respetuoso con el medioambiente y preocupado de una serie de procesos como el reciclaje, el uso del agua y el aprovechamiento del espacio, la propuesta de Kurasek me parece pura poesía arquitectónica.

En caso de funcionar, se podrían adaptar los cultivos a las características climáticas y lumínicas de cada ciudad donde se proyecte, o aprovechar el intercambio de especies naturales si las condiciones lo permiten. Producción local, trabajo, respeto con el entorno, utilización eficiente del suelo y abastecimiento. No sé, pero me huele a buena idea. ¿Será realizable?

Más información en la página del arquitecto: http://blakekurasek.com/index.html.

Internet no ha muerto: el futuro es on-line

sábado, 22 de enero de 2011

En pleno año 2011, todavía hay muchos que dudan de la capacidad de Internet como unidad de negocio. Cientos y miles de empresas no ven con buenos ojos su aparición en la red, temiendo los más grandes desastres, anunciando apocalípticos cambios y despreciando la potencialidad de su presencia on-line.

Y no hablo de cualquier empresa. El caso más cercano es de dos que están ligadas a medios de comunicación. Es decir, las que deberían llevar la voz cantante en todo el proceso. Pero no. Se le teme a Internet como a la peor de las enfermedades. Se anuncian cambios impredecibles, espantosos, nefastos, purulentos: la pérdida de clientes, de credibilidad, futuros conflictos con las versiones en papel, etc.

No digo que no pueda ocurrir, pero todo dependerá de los productos que se ofrezcan. Ya sé que estoy un poco pesado con el tema Kindle, pero es alucinante que los periódicos españoles estén dispuestos a cobrar 20 dólares mensuales por algo que los usuarios califican como un engaño: una versión reducida y muy limitada de la publicación papel. Eso, claramente, es un mal negocio. Pero un buen producto, interesante desde muchos puntos de vista y a un precio razonable, acaba por encontrar su nicho. Más aún cuando el mercado es emergente...

Volviendo al tema. Miremos el cuadro a la izquierda y alucinemos con las cifras invertidas en 2010. La penetración de las redes sociales han revolucionado los mercados, provocando que la publicidad a través de ellas se multiplique de forma infinita. Mucho se habla de la Web 2.0, aquella en la que el usuario se ha convertido en un experto, en consejero, en cazador de tendencias y en muchas otras cosas.

Hace poco leía sobre la capacidad de influencia de los foros y de los internautas en las curvas de demanda de ciertos productos. Una multimillonaria campaña puede quedar en nada si la valoración on-line de los usuarios no es buena. Muchos, actualmente, consultan en Internet antes de realizar una compra, elegir el próximo destino de vacaciones o ir a algún restaurante. Pero eso no se tiene en cuenta en muchas empresas que, por desconocimiento o ignorancia, no son capaces de asumir como parte de su propia realidad.

Para "ser alguien" en Internet hay que invertir. Se acabó el tiempo de la mediocridad y las páginas no son en blanco y negro hace muchos años. Un buen proyecto está pensado, estudiado, analizado; se ha trabajado duramente en él para gestarlo, se le ha nutrido correctamente. No vale una página hecha por un pariente y un contenido firmado por nadie. Es momento de dar valor al contenido, a la forma, al diseño y, sobre todo, al público. Si no se piensa en los usuarios, la idea será un fracaso en la práctica.

Lo mismo ocurre con los blogs y las redes sociales. No basta sólo con tener una bitácora con el nombre de la empresa o un perfil en Facebook, Twitter y Tuenti. No, necesitan una campaña perfectamente ideada y precisamente construida para que la inversión tenga sentido y, mejor aún, retorno económico. No en el corto plazo, pero sí pensando en un futuro que, todavía, nos es absolutamente desconocido y hacia el cual vamos de forma inevitable. Sólo tenemos una certeza: ese futuro es on-line y quien no esté dispuesto a subirse a ese tren, estará perdido.

Seguimos conversando...


Siguiendo con el tema del post "Ampliando conversaciones", la verdad es que si ponemos un poco de ojo a los medios de comunicación, es fácil ver la manipulación y la carencia documental que hay detrás de muchas de las cosas que se publican o se emiten.

Hay una página especializada en televisión que leo de forma diaria y, sobre todo en el último mes, me asombra su capacidad para tergiversar la información, para no poner nada en perspectiva y para demostrar, científicamente, que la masa no tiene memoria. Arbitrariamente califican de éxitos o de fracasos los resultados de televisión según les conviene o les interesa o, quizás, según los ingresos que reciban de parte de los interesados.

Lo peor es que basta simplemente con moverse un poco dentro del sitio web para darse cuenta de ello. Una semana un rating es considerado un total logro y, a la siguiente, otro programa consigue lo mismo y es un fracaso. Las cifras bailan, los datos -muchas veces- no tienen sentido y allí están, como un foro de intercambio de información del que se nutren, ojo, muchos medios de comunicación de presencia nacional.

Ese es el tipo de información que se mueve: incompleta, arbitraria, subjetiva e interesada. Muchas veces, incluso, ridícula. Por poner un ejemplo, hace pocos días calificaban como "uno de los peores" el estreno de la décima temporada de American Idol, la primera sin su rostro habitual, Simon Cowell. Más de 26 millones de espectadores, un 22% de rating y unos demográficos de 9,7 / 26, cifras habituales de las ligas de fútbol o béisbol. ¡Yo quiero una caída así en televisión! Puesto en situación, no ha sido uno de los más fuertes, pero llamarle "peor" como forma de llamar la atención es jugar demasiado cerca de la línea.

En la escuela de Periodismo nos enseñan a impactar, a epatar al lector. Pero se debe hacer con contenido, con ética y, sobre todo, con inteligencia. Llevar continuamente a engaño o pretender captar la atención con falsedades o triquiñuelas de pueblo, acabará por convertirse en el cuento del lobo y poca credibilidad quedará para el medio que abuse de ellas. Así estamos como estamos...

Salir de nuestra zona de confort

viernes, 21 de enero de 2011

"[...] tuve que explicarle que cada acción podía responder a un rango de emociones, pensamientos o impulsos inconscientes, lo que volvía sus análisis desmesurados en su precisión. No distinguía lo intencional de lo circunstancial, lo permanente de lo pasajero, lo serio de lo cómico, lo importante de lo trivial. Le enseñé que puede extraerse cualquier conclusión de una secuencia de hechos, que es posible 'leerlos' del modo en que se quiera, cargándolos del estado en que el 'lector' se encuentre. Pero esa y otras lecciones no lograron hacerle comprender la grave diferencia entre lo objetivo y lo subjetivo".

Fue el último párrafo que leí anoche de "La barrera del pudor", libro del chileno Pablo Simonetti y que, por ahora, me está gustando mucho.

¡Qué bien escrito! Me ha parecido una construcción perfecta, tan llena de tantas verdades, tantas sentencias, tanto sentido. ¡Y cuánta verdad hay en este párrafo! Tenemos la tendencia de "explicar" lo que hacen los demás desde una perspectiva particular, desde una minúscula mirada de la realidad, de lo que ocurre alrededor y nos cegamos ante un infinito mundo de ignorancia al que no queremos ni asomarnos. Es más fácil emitir juicios desde el desconocimiento que hacer un esfuerzo por ampliar la visión y conocer más allá de nuestras limitaciones.

Somos, en eso, bastante egocéntricos. Cometemos, además, una y otra vez el mismo error. No somos capaces de soportar una crítica que nos saque de nuestra zona de confort y nos muestre lo poco que sabemos y la soberbia que ostentamos. Seres autocomplacientes en nuestra debilidad y en el error, porque sentimos que es mejor quedarnos allí que movernos, que aventurarnos, que esforzarnos por traspasar nuestras limitaciones.

Cargamos a los demás con nuestros miedos, nuestras culpas, nuestras carencias y los llenamos de imágenes que, seguramente, no concuerdan con la realidad. ¿Por qué tenemos que darle al discurso ajeno un contexto basándonos en nuestra experiencia? Cuántas veces nos hemos explicado actitudes de los demás, sin tener antecedente alguno, basándonos en nuestra propia forma de actuar. Cuántas veces asumimos que el otro hace o hizo algo para enfadarnos, para atacarnos, para molestarnos, sin tomarnos el trabajo de buscar otra explicación o asumir, simplemente, que las cosas se pueden hacer por hacer.

Años atrás, discutía este punto con una amiga psicóloga. Ella decía que toda acción tenía una motivación, que toda forma de comportamiento podía ser explicada o asignada a alguna conducta o intención. No sé si estoy de acuerdo. Muchas veces hacemos cosas sólo por hacerlas, sin pensar en consecuencias. Tantas reacciones que tenemos por instinto y que no racionalizamos. Y es que pensar que los seres humanos somos capaces de actuar siempre de forma consciente, creo que es ponernos demasiadas medallas y darnos una importancia que no tenemos dentro del concierto natural en el que vivimos.

De blog a blog: Ampliando conversaciones


Desde el blog "Unusual Connections", se comenta un tema muy interesante que, de forma tangencial, ya se ha hablado antes en "Tomás en Europa": el rol de los medios de comunicación, la imposición de la Agenda (con mayúsculas) y la total ignorancia a muchas cosas cuya difusión no interesa. Comenzó en el post "Currently reading..." y continuó en "Widening the conversation".

Toda la conversación está motivada por el libro "Flat Earth News" de Nick Davies y por una frase poderosa: "The ethic of honesty has been overwhelmed by the mass production of ignorance", que vendría a ser algo así como (perdón por la traducción) "La ética de la honestidad ha sido sobrepasada por la producción masiva de ignorancia".

El punto es que hablamos de lo que "ellos" quieren que hablemos y de la forma en que desean. Pero, ¿quiénes son "ellos"? No lo sabemos, o sí. Los dueños de los medios de comunicación. ¿Cuáles son sus motivaciones? Probablemente ellos sucumban ante otros, todavía más arriba, que los presionan de forma económica, política o de la manera que sea, para que se publiquen o no ciertos contenidos. Y la cadena hacia arriba puede ser muy larga, que no infinita.

Esto me recuerda a una discusión de hace un par de años cuando una compañera del taller literario en el que participé comentaba que en su casa se lee el "ABC", porque es el único periódico que dice la verdad. La carcajada fue unánime. Cada periódico, radio, canal de televisión, presentador, periodista, revista, etc., cuenta su propia verdad y, como público masivo, elegimos el que más se acomode a nuestra verdad (mirar la foto superior). ¿Cuánta gente no se da el trabajo de contrastar la información que recibe a diario y la asume ciegamente?

Los periódicos y los telediarios se están convirtiendo en un verdadero culebrón: puedes dejar de verlo durante 1 mes y, al volver, estará en el mismo sitio. Cambian los personajes, dentro de lo posible, pero los contenidos son estables. Las posiciones no cambian, la gente no cambia; unos suben, otros bajan, pero casi siempre son los mismos. ¿Aprendemos cosas nuevas? ¿Escuchamos alguna noticia sobre Surinam o Paraguay? ¿Qué hubiese sido de Chile sin el terremoto -que se olvidó al poco de ocurrir en los medios internacionales- o del rescate de los minetos? Seguro que no se hubiese mencionado en las tertulias ni en los periódicos.

Por ejemplo, esta mañana leí que la salida de Ángel Martín del programa "Sé lo que hicisteis..." fue noticia del telediario. ¡Vergüenza debería darles! ¿Quién consideró que eso era "noticioso"? ¿Cuál es la repercusión del enano dentro del acontener nacional? La producción masiva de ignorancia debería entrar en la política de la Obsolescencia Programada y así tener los días contados.

Continuar...

Viernes, casi 10 días después del comienzo de mi lumbago, puedo decir que voy mejorando. Pero el dolor, persistente como pocos, se niega a desaparecer. Intento pasar sin analgésicos, pero unas cuantas contracciones (así llamo al punzante dolor que siento en la mitad de la espalda) me hacen recapacitar: no los dejes todos de golpe; poco a poco ve quitándote y separa las horas de ingesta.

Ayer salí a la calle para hacer una pequeña excursión por el barrio y probar hasta donde podía llegar. Dolió, pero era llevadero. Esta mañana, otra vez me puse el lumbago y me lo llevé de paseo. Un par de compras en el supermercado y vuelta a casa. Volvió a doler. Pero es impresionante como nos vamos acostumbrando a convivir con eso. Será que el llamado umbral tiene la posibilidad de derrumbarse y reconstruirse en un nuevo lugar, más cerca o más lejos.

Y ya de vuelta en casa toca trabajar, volver a la realidad poco a poco. Comenzar con las rutinas, con la vida normal. No más "silla especial", no más "no hacer nada". Es hora de aguantar (según digo esto una fuerte contracción en el costado derecho llama mi atención) y continuar...

Acierto fotográfico 3

jueves, 20 de enero de 2011

el señor de los cuernos

Nadal posa para Armani

Rafael Nadal ha sido presentado como el relevo de Cristiano Ronaldo en las campañas de Armani Underwear y de Armani Jeans. El tenista mallorquín, a partir de febrero, ocupará el lugar que el futbolista tenía en la publicidad de la marca. Su contraparte femenina seguirá siendo la explosiva Megan Fox, quien repite por tercera temporada como imagen de la campaña.

La noticia se ha propagado por los medios de comunicación de distintas partes del mundo, a la vez que se ha convertido en uno de los actuales Trending Topics en Twitter y en Google. Se ve que el impacto que tienen el talento y la imagen pública de Nadal, traspasan con creces el mundo del deporte.

De esta forma, Armani cierra el capítulo de futbolistas que tuvo a David Beckham y a CR como principales rostros, y se abre al tenis. ¿Por qué Nadal? Armani fue claro: su imagen saludable y un modelo positivo para juventud fueron las razones que le hicieron decantarse por el español. Teniendo en cuenta que sus hazañas deportivas pasarán a la historia (más aún si gana el actual Abierto de Australia), ha sido una muy buena jugada de la marca apostar por el mallorquín.

En El País se pueden ver algunas de las primeras fotos que llegan a los medios de comunicación y que ya inundan miles de páginas en todo el mundo.