Tomás en la cocina: Pastel de choclo

viernes, 29 de octubre de 2010


Fases del pastel de choclo que acabo de preparar... primero la carne, luego el huevo y, finalmente, el choclo (maíz). Al horno y ¡listo!

El resto de la receta lo podrán encontrar, algún día, en mi libro de cocina.

Dando tumbos (Rosana)

SOLM MIM
A) Quítamela tú, quítame la suerte
lam DOM RE7
Quítamela pronto si voy a perderte.
SOLM mim lam REM SOLM
Llévatela tú, quítame la vida.

SOLM mim
B) Esta vida que me sobra
sim MIM
que me ahoga si respiro de ese aire que te nombra,
lam REM SOLM
no la quiero no me deja el corazón latir.

B) Este ruego que de tanto suplicarte se ha hecho fuego
que me tiene echando leña en un bolero
sólo pide si te vas a ir...

A) Quítamela tú, quítame la suerte
Quítamela pronto si voy a perderte.
Llévatela tú, quítame la vida.

DOM RE7 SOLM
C) Mira se me va la vida...
mim lam RE7
cuando duele tanto el corazón
SOLM SOLM7
de latir se me olvida.

DOM RE7 SOLM
C) Mira cómo pierdo el rumbo...
mim lam
cuando estás tan lejos se me va
RE7 SOLM
la ilusión tras de ti dando tumbos.


B) Este día que se apaga
esta herida que envenena, esta noche que no acaba...
no, no la quiero... no me deja ser feliz sin ti.

B) Sólo espero que me creas si te juro que te quiero,
de morirme junto a ti no tengo miedo,
tengo miedo de vivir sin ti.

C) Mira, se me va la vida...
cuando duele tanto el corazón
de latir se me olvida.

C) Mira cómo pierdo el rumbo...
cuando estás tan lejos se me va
la ilusión tras de ti dando tumbos.

C) Mira cómo pierdo el rumbo...
cuando estás tan lejos se me va
la ilusión tras de ti dando tumbos.

A) Quítamela tú, quítame la suerte...
quítamela pronto si voy a perderte...

Recuerdos de NY

miércoles, 27 de octubre de 2010


Hace un poco más de un año, estaba cumpliendo un gran sueño: pasear por Nueva York y disfrutar de todas las posibilidades de la Gran Manzana. Fue un viaje excepcional, entretenido, diverso y aprovechado hasta el máximo. Dije que intentaría volver en 2010, pero he tenido que quitarlo de la agenda. ¿Será en 2011?

¡10.382 veces gracias!


Desde que comenzó la estadística de mi blog en agosto de 2007, he recibido 10.382 visitas. Para mí, usuario desconocido, es un gran logro y un orgullo saber que he tenido tantos compañeros de viaje y de lugares tan distintos: ¡63 países!

Casi de todas partes de América, gran parte de Europa, algunos de Asia, y desde Australia y Nueva Zelanda (los países en verde en el mapa de la foto). Gracias a todos quienes hacen de esto un placer mucho más grande. Me anima a seguir adelante y disfrutar cada vez más.

¡10.382 veces gracias!

¡¡Descubren nuevas formas de tortura!!

martes, 26 de octubre de 2010

Publicado en 20 Minutos (Internet)

"La Atractus tamessari es una de las 28 especies de serpientes descubiertas en la Amazonía. También se ha descubierto una nueva especie de tortura y 26 tipos de lagartos".

¿Hasta eso esconde la selva Amazónica? ¿Qué nueva especie de tortura es esa?

El pulpo Paul y Belén Esteban

Ha muerto el último -no porque no haya más, sino porque era de los más recientes- bastión de la estupidez y de la mediocridad. El pulpo Paul, un animal reconvertido en ídolo por un ejército de vertebrados comparable en número sólo a las lides seguidores de Belén Esteban, cerró un capítulo de la historia deportiva española que resulta curioso y triste a la vez.

Curioso por la relevancia que obtuvo debido a la necesidad de aferrarse a lo más mínimo con tal de ver un triunfo a la vuelta de la esquina. Triste, por lo penoso que resultaba el circo en torno a un animal que, más allá de la comida, no pretendía buscar nada más y al que se elevó a la categoría de pitonisa.

Esto me hace recordar una cita del filósofo asturiano, Gustavo Bueno, en la revista Quo: "Atribuir poderes extraordinarios a ciertos objetos, buscar la explicación en ellos a ciertos sucesos, o incluso a la casualidad, es incompatible con la razón, el juicio y el sentido crítico...". Además, para el asturiano, este tipo de fenómenos sirven para medir la salud emocional de un país que, en el caso de España y de muchos otros, tuvo un resultado desfavorablemente crónico y pandémico: la estupidez no tiene remedio ni conoce de razas, religiones, edades o niveles socioeconómicos. ¿Han pensado eso los gurús del marketing?

Retomo a la Esteban y pienso que su relevancia no es tan lejana a la del cefalópodo en cuestión. Son figuras que han saltado a la fama desde las mayores profundidades, su estrella es inexplicable y han tenido -o tienen- un número de seguidores mayúsculo. No son precisamente pensantes, sino más bien actúan por instinto y llaman la atención de los medios. La única diferencia es que la Esteban, al menos, obtiene mucho beneficio de sus intervenciones. Ella sí que sabe.

Series que vienen y van: Season 2010-2011

Estupenda temporada de series. Las producciones americanas no han dejado casi nada al azar en su regreso a las pantallas. Y hablo de las que regresan, porque los estrenos están siendo, en líneas generales, bastante pobres, salvo un par de excepciones.

Las que vuelven

Modern Family retoma con éxito las historias de la primera temporada y las proyecta de manera inteligente e hilarante. Daría oro por tener a esos guionistas en muchas otras producciones.

The Middle sigue en la línea que conquistó al público: el devenir de una familia media en el corazón de Estados Unidos, visto con mucha ternura y simpleza.

The Big Bang Theory crece todavía más con la incorporación de Amy Farrah Fawler (Mayim Bialik, ex Blossom) y la confirmación de permanencia de Melissa Rauch. Su inteligencia en el guión es ya una marca registrada.

The Good Wife se confirma como una de las buenas series de abogados: intriga política, misterio, historias ocultas, amor y desencuentros. Todo ello, visto desde el estrado y desde la vida diaria de un exitoso bufete de abogados. Además de Kalinda, claro.

Anatomía de Grey no es lo mismo, pero su evolución me gusta. Sigo siendo fan de la doctora Yang y de la doctora Bailey, de las introducciones y cierres de los capítulos. Tiene potencial para continuar en pantalla, siempre y cuando no se vuelva más ñoña de lo que es.

Brothers & Sisters regresó con fuerza. Ha pasado un año desde el accidente y la vida de los Walker ha cambiado notoriamente. Unos se van y otros aparecen. Tiene cuerda para rato, mientras Norah Walker siga siendo tan eficaz en su rol de madre. Nubes oscuras se ciernen sobre Kevin y Scotty, además de celos, traición, dudas y abandonos sobre el resto de personajes. Una serie emotiva y encantadora.

In treatment me fascina. Es íntima, cercana, dura y muy real. Está hecha con delicadeza y con fuerza a la vez. Es puro diálogo y requiere de sus actores un altísimo nivel. El primer capítulo es genial y los pacientes de Paul para esta temporada prometen. Extrañaremos a Dianne Wiest como la terapeuta del protagonista.

Weeds, irreverencia en estado puro. Políticamente incorrecta hasta límites insospechados y una historia que da mucho de sí. Sólo espero que no se pierda ni se abrume en sus posibilidades.

Private Practice mantiene su línea, pero incorpora nuevas posibilidades. Sigue la senda de médicos enrollándose con médicos hasta insospechadas combinaciones, pero todavía es capaz de dar juego.

How I met your mother es graciosa y simpática, pero se está volviendo repetitiva y pierde fuelle en el eje central que la motivó. No deberían extenderla mucho más.

Desperate Housewives retoma las bajezas más extremas que hicieron de ella una gran serie en sus primeras temporadas. Luego de unos cuantos baches en el camino, ha recuperado su camino. Se decía que la séptima sería su última temporada y, tal como va la historia, podría serlo perfectamente. ¡Que no se emborrache de éxito!

30 Rock sigue en su línea irreverente, de humor absurdo, pero de altísima calidad. De lo mejor que hay en televisión, pese a su escaso recibimiento por el público. Al menos, la crítica es capaz de reconocer el talento al margen del rating.

Cougar Town mantiene su nombre pese a los intentos por cambiarlo y lo hace de manera irónica, agregando subtítulos alusivos. Recupera un poco el camino, pero le falta consistencia en el desarrollo de su argumento. Eso sí, mantiene mi voto de confianza.

Community es absurda de principio a fin. No sé muy bien hacia donde va ni de donde viene, pero tiene algunos buenos momentos. La dejo en suspenso a la espera de sus próximos exámenes.

Glee me gusta porque es simple, es ñoña, cantan y nada parece importar más que el entretenimiento puro y duro. ¿Pedirle realismo? No es necesario, es una fantasía colorida y nada más. Un espectáculo.

House M.D. sigue en su senda. El brillante doctor vuelve en esta temporada con Cuddy en su corazón y con más casos por resolver. Algunos nuevos colaboradores y las continuas pruebas a las que son sometidos, todavía funcionan en pantalla.

Las nuevas

Better with you tiene potencial y un reparto que está muy bien. Acaba de conseguir su renovación gracias a una historia intergeneracional.

Mike & Molly es dulce y tierna, graciosa. Una pareja talla XXL dispuesta a todo con tal de encontrar el amor y mantenerlo. A ver que más tienen que contarnos.

Running Wilde, un total desacierto. Nefasta historia, mal desarrollo de personajes y actores que no están a la altura. Mal regreso de la antigua Felicity a la pequeña pantalla.

The Big C, de lo mejor que se ha estrenado este año. Una mujer lucha contra el cáncer con un humor negrísimo, una familia bastante atípica y una vecina deliciosamente desagradable. Laura Linney está perfecta en su papel.

Melissa & Joey, con la ex Sabrina y el ex hermano de Blossom. Humor inofensivo, familiar y con algunos buenos puntos. Ha ido a mejor según avanza la temporada y puede ser un buen producto si se sigue haciendo un buen trabajo con los guiones.

Outsourced nace de una buena idea, pero todavía no despega. El choque cultural de las culturas Hollywood/Bollywood en un call center en India. Mucho material para crecer, pero poca eficacia para abordarlo. Requiere un importante lifting para sobrevivir.

Raising Hope, me está gustando, sin grandes sentimientos. Tiene buenas escenas y personajes con potencial, pero dependerá de la manera en que los guionistas trabajen en ellos. Espero que no tienda a la contemplación y se pase a la acción. Esa familia puede ser fuente de grandes historias.

Duele más una decepción que una traición

lunes, 25 de octubre de 2010

"Me duele más una decepción que una traición", publicó uno de mis contactos en Facebook. Y me quedé pensando, me quedó dando vueltas la sentencia y todo lo que ella arrastra.

¿Duele más la decepción que la traición? Puede ser. Aunque pueden ser términos, conceptos, ideas o sensaciones que van de la mano, no siempre tienen que ir juntos. Las decepciones pueden ser de muchos tipos: amorosas, de amistad, laborales, de confianza, de un sistema, etc. Por su parte, la traición se refiere más bien a temas de amor, de familia o amistad. No me puede traicionar un desconocido, pero sí decepcionarme por algún acto que realice o por algo que diga.

La RAE dice que decepción es un "pesar causado por un desengaño", mientras que por traición entiende una "falta que se comete quebrantando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener". Según esto, la segunda es más grave, más profunda, más dura. Pero, curiosamente, creo que estoy más curtido para sufrir una traición que una decepción.

Las traiciones provocan rabia, nos hacen sufrir, causan una reacción más activa por nuestra parte, en cuanto somos capaces de expresar una respuesta casi inmediata. En cambio, la decepción generalmente nos produce una cierta apatía, una desazón, nos descoloca. Es algo más interno, menos evidente. Muchas veces nos cuesta, incluso, ponerle nombre o localizarla como el origen de esa extraña respuesta.

Por ejemplo, si tu pareja te traiciona, reaccionas: lo dejas, lo enfrentas, discutes. Si te decepciona, la respuesta no es tan evidente. Probablemente callas, lo guardas, no lo enfrentas. Una traición es hasta perdonable para algunos. Pero la decepción es algo que va minando la confianza, el amor.

Entiendo lo que quería decir la sentencia y lo comparto. Quizás duela más el no poder reaccionar que la más dura de las respuestas. Puede ser como un virus informático que, poco a poco, mine nuestro "sistema".

A palabras embarazosas, oídos anticonceptivos

viernes, 22 de octubre de 2010

Twitter me inspira hoy. Acabo de leer una "pregunta tonta" que me ha hecho recordar las situaciones a las que nos enfrentamos en algunos bares o restaurantes:

- ¿Tiene Coca Cola Light?
- Zero, que es lo mismo...

Y me pregunto yo: ¿para qué habrán sacado los de Coca Cola Company una bebida que es igual a otra? ¿Será que realmente no son iguales? ¿O será una campaña de marketing para despistarnos?

- Me pones una Sprite, por favor.

Y viene el tarado y te planta una Seven-Up. Entonces, si pido un vaso con agua, me va a traer una taza de té. ¡NO! No es lo mismo... O si voy a comprar una camisa, me enseñan un par de calcetines. ¡NO! Cuando van a entender que la sustitución no siempre es la más adecuada.

A veces compro en Carrefour por internet. Por principio, desactivo la posibilidad de sustitución, es decir, que si no hay del producto y la marca que he elegido, que no me traigan algo "similar". Bueno, pues cada vez me traen cosas que no he pedido: queso rallado, aceite, productos de limpieza. Lo siento, pero no. No es que sea marquero o víctima del marketing, pero es que el jabón de Carrefour no tiene nada que ver con el Sanex que compro, por más que lo intente. Y para qué hablar del queso rallado... me estreso sólo de pensarlo.

En fin, después de todo esto, lo gracioso era la respuesta que daba alguien a la "pregunta tonta":

- Ponme una coca-cola
- ¿Te vale una Pepsi?
- ¿Puedo pagarte con los billetes del Monopoly?

Pues eso, que no vale todo en la sustitución... Y menuda cara se le tiene que haber quedado al del bar.

Ni John Wayne ni Winona Ryder

Leo desde Chile que ha salido a la luz un estudio que establece que las mujeres adultas roban más en las grandes superficies (multitiendas como se llaman por esas tierras) que los hombres de su mismo grupo etáreo.

¿Qué nos debe llamar más la atención de esta noticia?

1. Que las mujeres son más dadas a robar que los hombres.
2. Que los hombres no tienen la necesidad de robar y pagan por lo que "consumen".
3. Que ambos roban en proporción desigual.
4. Que es una de las pocas estadísticas que "favorecen" a la mujer sobre el hombre.
5. Que hay machismo escondido tras el estudio.

No, lo que más debe llamar la atención es el robo. Primero, ¿por qué no nos parece anormal que se robe en las tiendas? ¿Hasta cuándo tendremos que escuchar la excusa: "Pero si con lo que me roban las tiendas, por qué no les podré robar yo a ellas"?

Uno -y ya lo he dicho en algún post anterior en este blog- robar es un delito, que no acepta embellecimientos. Robar es robar, sea cual sea la razón. Quizás podemos llegar a entender el hacerlo por necesidad, pero es que la base de la economía plantea necesidades ilimitadas y eso ya da pie para que "por necesidad" se entiendan demasiadas cosas.

El pasado febrero hubo un inmenso terremoto en Chile. Según fuentes cercanas, a los 5 minutos de ocurrido el movimiento sísmico, ya se estaban saqueando algunas tiendas. Pocas horas después, las grandes superficies eran arrasadas, no en busca de comida (que hubiese sido comprensible), sino en pantallas planas, lavadores, neveras, etc. Todos productos de primerísima necesidad...

Y el argumento de que las tiendas "nos roban" con los precios, pues es de fácil solución: ¡compre en otra parte! Todos sabemos que tiendas son más caras, es imposible no saberlo. Pero siempre están llenas. Busque alternativas, compre por Internet, vaya a mercadillos, outlets, al factory o a cualquier otro lugar donde el precio sea menor. Y, sobre todo, ¡no robe ni se deje robar, pero de forma legal! Si a usted le roban, denúncielo; no tome la justicia en sus manos, que no es ni John Wayne ni Winona Ryder.

Todo lo demás sobra

jueves, 21 de octubre de 2010


Haciendo un ejercicio de memoria y gracias a los archivos de mi PC -y quizás a un problema de ego que debería revisarme-, he podido comprobar que hay algo que no se puede evitar, por más que se intente: el paso de los años es inevitable y sería imposible que hoy, cerca de los 34, me vea igual que a los 27. Y mucho menos, podría verme como era a los 21 o a los 15 años.

Sí me gusta ver una cosa: el paso del tiempo. La madurez adquirida, las experiencias -todas ellas- y las historias que puedo contar. No me gusta ver otras, pero ¿qué puedo hacer al respecto? ¡Nada! Asumir y continuar.

Hace poco comentábamos en un grupo si alguien estaría dispuesto a volver a la adolescencia, a los años de colegio, incluso a la universidad. Mi respuesta fue un rotundo no en todos los casos. Agradezco cada momento el haber superado esos años y ser quien soy ahora. No fueron ni traumáticos ni los quiero olvidar, para nada. Mi etapa escolar no fue para nada una experiencia "Carrie" ni padecí nada; simplemente creo que no me gustaría revivir las inseguridades, los descubrimientos del mundo, de las personas, de todo. Prefiero pararme tal como estoy ahora, mirar hacia adelante y continuar.

Lo único bueno de esos años son algunas personas que, por fortuna, todavía comparten conmigo. A todos los demás, a esos que permanecen en el silencio y con los que actualmente no intercambio ni una sola experiencia, la verdad, es que me he dado cuenta de que no me hacen falta y no aportan nada. Fantasmas de un pasado entretenido, pero solamente eso, fantasmas que se van borrando cada vez con mayor rapidez.

Pero ese es un ejercicio positivo que todos deberíamos hacer. Así como vaciamos los cajones y los armarios, quitando todo aquello que sólo ocupa lugar y que no tiene utilidad, es positivo sacar de nuestro entorno, de nuestra vida cotidiana, a todos aquellos que no hacen más que ocupar lugar, que acumular polvo entre los recuerdos lejanos, y quedarse sólo con las "prendas confortables, útiles y fieles". Todo lo demás sobra.

If you want me - Madrid

martes, 19 de octubre de 2010



Glen + Mar

Glen Hansard y Marketa Irglova (The Swell Season) en su paso por Madrid. Estuvo buenísimo el concierto, como era esperable. Me faltaron un par de canciones, pero no se puede tener todo en esta vida. Me conformo con seguir viéndolos, más todavía cuando en Internet se dice, se comenta, que después de esta gira sus caminos se separan de forma temporal o definitiva.

Cuenta atrás (I y final)

domingo, 17 de octubre de 2010

Otra de las canciones, entre las muchas que se me quedan en el tintero, que me gustan de The Swell Season es "I have loved you wrong"... en un poco más de 24 horas, supongo, podré disfrutarla en vivo y en directo.



Obama y un pequeño percance...

Obama, en medio de un discurso, "pierde" el águila que adorna el podio. Y el manejo que hace de la situación es espontáneo, gracioso y demuestra una templanza a prueba de balas. Sólo queda recuperar el hilo...

Banksy firma el comienzo de Los Simpsons

Para mis amigos

Generalmente dedico algunas entradas de este blog a muchos temas: los viajes, la familia, las noticias, música, vídeos y a pensamientos que se agolpan en mi mente. Si bien en muchos de ellos menciono a mis amigos, creo que nunca les he dedicado algo especialmente, cuando merecen, sin duda alguna, un espacio importante porque se han convertido en compañeros de este largo viaje.

Para mí siempre ha tenido un valor importante la amistad. Ser amigo es un trabajo a tiempo completo y multidisciplinar -al igual que el de los miembros de la familia-, pero sin ese componente de amor incondicional que se suele dar con quienes compartimos lazos sanguíneos. Una amistad se construye, se alimenta y se cuida, de la misma manera en que puede destruirse fácilmente.

La forma de mantener con vida la amistad es la confianza, el respeto, la sinceridad, el cariño y el humor, todos ellos elementos indispensables para que la relación sea bidireccional, sea rica y permita su permanencia en el tiempo. Con esos elementos se pueden enfrentar todas las situaciones. Las verdades que más duelen, las miradas más cómplices, las risas más grandes, las penas más profundas y las confidencias más oscuras. Un verdadero amigo comparte todas esas cosas y muchas otras.

Tengo la suerte de tener unos cuantos grandes amigos, muchos buenos amigos, suficientes amigos y personas que me rodean. No todo el mundo puede decirlo, pero yo cuento con ellos de la misma forma en que ellos cuentan conmigo. Están repartidos por el mundo, son muy distintos entre ellos, pero tienen una cosa en cómun: que todos forman parte de mi vida.

Dicen que amigos buenísimos son uno o dos. Por fortuna, los míos superan con creces esa cantidad y, a lo largo de mi viaje permanente, lo confirmo una y otra vez. Este tipo de amistad es atemporal, no conoce de distancias geográficas y no es necesario expresarla cada dos minutos a través de grandes homenajes, de abrazos infinitos y apretados, de manifestaciones de cariño innecesarias. Esos buenos amigos saben que lo son, lo asumen y permanecen. No necesitan nada más que el simple hecho de saber que estamos, que somos. Y esas son las amistades que realmente valen.

Para todos ellos y todas ellas, mi reconocimiento, mi admiración, mi respeto, mi cariño y la enorme satisfacción que tengo de contar con todos a lo largo de este camino.

Textos prestados: "Mineros de usar y tirar en un gran pelotazo mediático"

viernes, 15 de octubre de 2010

Lo escribe Antonio Casado (15/10/2010) en "El Confidencial".

El espectáculo se comió al drama. La gran corrala que fue el campamento “Esperanza” ya está prácticamente desmantelado. Los focos estaban ayer en el hospital de Copiapó, donde se recuperan los treinta y tres de Atacama. Pero cuando se apaguen del todo, habrán pasado los cinco minutos de gloria convenidos.


Entonces ya nadie hablará de Carlos, el boliviano; Ojeda, el diabético; Victor, el que se prepara para contarlo en un libro; Yonny, el de las dos mujeres; Ávalos, el papá prematuro; Osman, el que la veía venir; Mario, el silicótico; Sepúlveda, el que optó entre Dios y el diablo, etc.


Mineros de usar y tirar, me temo. Tiempo al tiempo. Hasta que el mercado de exclusivas no dé más de sí. O hasta que alguno de los treinta y tres rompa la baraja. Pero entonces no habrá 1.700 periodistas de todo el mundo y mil millones de espectadores dispuestos a prestar la misma morbosa atención que cuando un puñado de hombres jugaban con la muerte a 600 metros bajo tierra.


No es lo mismo ocuparse de las condiciones de vida de los trabajadores chilenos en general y mineros en particular, que transmitir en directo la angustia programada con final feliz junto a la mina San José, en el desierto de Atacama, lugares ya famosos a escala planetaria.


Y para el presidente del país, Sebastián Piñera, un conocido tiburón de las finanzas, uno de los hombres más ricos del mundo, según los catálogos de la revista Forbes, (le atribuye una fortuna de 2.200 millones de dólares), tampoco es lo mismo repartir abrazos televisados junto a la cápsula de rescate que hacer las inversiones necesarias pero poco productivas para mejorar la seguridad en el tajo de los mineros chilenos.


En todo caso, menos costosas que la factura de un rescate que ha durado más de dos meses y ha necesitado de un ambicioso operativo tecnológico y humano. No todos lo ven así. Pónganse ustedes en el lugar de un inversionista de éxito que ahora se dedica a la política. Para su mentalidad, el pelotazo mediático del rescate de 33 mineros que “ha puesto a Chile en el corazón del mundo”, compensaría sobradamente el riesgo que corren los mineros chilenos por falta de seguridad en el trabajo.


Se entiende que la compensación incluye términos de rentabilidad económica. También política, por supuesto. Ni unos ni otros se hubieran producido si unas correctas medidas de seguridad hubieran hecho imposible el accidente y, de paso, el pelotazo político y mediático que el destino ha puesto en las manos de Chile.


Y en las de Piñera, claro, que ha caído en la tentación de todos los políticos, la demagogia, al declarar que “la riqueza de Chile no es el cobre sino los mineros”, a pesar de que siempre le preocupó más la cotización del cobre en los mercados internacionales que las condiciones de trabajo de los mineros.

Bastardos a contracorriente

Durante este extenso fin de semana, vi dos películas tan opuestas en todo sentido, que no me queda más remedio que hablar de ellas en conjunto. "Malditos bastardos" (Inglourious Basterds, EE.UU. - Alemania, 2009) de Quentin Tarantino es un espectáculo en todo sentido: es una película de guerras, pero en todos los niveles; es una película de acción, con algunos intimistas e interesantes momentos; tiene algo de juego adolescente, mucho de fantasía, algo de realidad y mucha provocación.

En suma, es Tarantino haciendo una recreación contenida y cuidadosamente ambientada de Kill Bill, sin el manga. Es Tarantino mejorándose a sí mismo. Es Tarantino haciendo un espectáculo de una guerra, haciendo lo que le parece con la historia y con su historia. Es una aglomeración de talento, desparpajo y voluntad. Es un buen trabajo.

Interesante Brad Pitt, sexy Diane Kruger y magnífico Christoph Waltz (en la foto superior), Oscar merecidísimo a Actor Secundario.

Y lejos de la pirotecnia humorística, está "Contracorriente" (Perú, Colombia, Alemania y Francia, 2009), una historia valiente, contenida, a ratos superflua pero con mucha intensidad de la vida de un pueblo de pescadores que se ve "amenazada" por la existencia de un pintor homosexual que se enamora de uno de los lugareños. Buen debut en el largo de Javier Fuentes-León, quien también es el autor del guión.

Es valiente, porque muestra una realidad plenamente vigente en Latinoamérica y porque lo hace sin caricaturas ni disfraces. Es contenida, porque no necesita explicitar demasiado para entender la fuerza del romance. Es superflua, pues pese a tener todo para emocionar y conmover, los sentimientos parecen una fuerza más externa que interior. Y es intensa, porque representa tantos valores, tantas contradicciones y muchas otras cosas, que le dan un marco interesante a la historia de Miguel y Santiago.

Sin ánimo de destripar la historia, la mejor parte de la película ocurre cuando Miguel es capaz de unir sus dos mundos, sin miedos ni ataduras. Están filmadas con mucha delicadeza y ternura. Los gestos y las imágenes lo dicen todo sin necesidad de muchas palabras. Quizás por eso el público la premió en Festivales tan dispares como Sundance y Miami, además de recibir el premio Sebastián de 2009 en el Festival de Cine de San Sebastián en España.

Buen cine, buenas películas y géneros tan distintos. Ninguna de las dos está para aplaudir con las orejas, pero ambas se merecen un reconocimiento en cuanto a lo que representan, significan y provocan.

No pude resistirlo (más cuenta atrás...)

jueves, 14 de octubre de 2010



Glen Hansard de The Swell Season cantando en vivo "Low rising" del disco "Strict Joy". Ahora sí que no queda nada para otro gran concierto.

Las cosas que pide la gente

La imagen no es nítida, pero el mensaje me llegó profundamente. Estaba colgado en un panel, con problemas, quejas y deseos de quien tuviese algo que decir, en el Centro Social Autogestionado "La Tabacalera" en Madrid.

"Tengo derecho a pedir un mundo mejor", dice el post-it. Y claro que lo tiene, todos lo tenemos.

Final feliz, fallos y desafíos

Se terminó el circo y con balance positivo, que es lo mejor. Positivo en cuanto a los mineros rescatados, sus familias y a un país que supo enfrentar de buena forma el desafío técnico para llegar a buen puerto.

¿Los fallos? A mí gusto, muchos. Sobre todo a nivel comunicacional y humano. Me ha parecido de pésimo gusto convertir un rescate en un reality, dejar que el morbo dominase al buen periodismo y que el Gobierno no haya sido capaz de frenar la debacle en ese sentido, dejando que el exitismo populista primara sobre todo lo demás. Una cosa es mostrar que estás haciendo bien las cosas, pero otra muy distinta es perder el sentido del deber y dejar que los pies se nos separen de la tierra.

¿Y los desafíos? Principalmente uno: tratar de que esto no vuelva a ocurrir. Esto implica cambios no sólo para los mineros y la empresa involucrada, sino para todo un sistema laboral que debe mejorar la situación de los trabajadores, y protegerlos. Debe también obligar a las empresas a cumplir con requisitos mínimos de seguridad, a establecer parámetros legales de prevención de riesgos y a promover una reforma en la relación empresa-empleado que evite, en el futuro, este y otros muchos problemas relacionados.

Quizás como segundo desafío, además de mejorar urgentemente la estrategia comunicacional, propondría dedicar el mismo nivel de esfuerzo y compromiso con la reconstrucción del país, bastante desacelerada. Hay que gestionar recursos, crear empleo, subvencionar proyectos y muchas otras cosas que, hasta el momento, no se han realizado de forma contundente.

Rescue of Chilean miners unleashes media frenzy | Knight Center for Journalism in the Americas

miércoles, 13 de octubre de 2010

The ordeal in northern Chile of 33 miners trapped for two months 2,300 feet below ground “has converted into a big reality show,” explained La Nación. The rescue expected for this Wednesday, Oct. 13, 2010, promises to be the “media event” of the week.

More than 1,500 journalists, photographers and videographers have swarmed to the site, dubbed Esperanza, or Camp Hope, in search of "human stories," according to La Nación. Terra reported that 250 media outlets received credentials to cover the imminent rescue. News teams from places like Russia, Japan and Colombia are sharing the media anxiety with Chilean reporters and the families of the miners, explained EFE and El Mundo. Government sources cited by New York Times said that more media are covering the miners' rescue than covered the earthquake that shook Chile last Feb. 27.

Given the logistics of the rescue, the Chilean government announced that it will prevent media access to the mine. According to ORBE, authorities will transmit the rescue live and the images will be available to the media to use for free.

The characteristics of the story — the accident in the mine, the search for survivors, and the long wait for rescue — make for an epic tale that according to the news agency AFP already is inspiring book and film projects. However, a survey in Chile revealed thatl 79 percent of respondents believe the media are exploiting the image of the miners and their families, reported Terra.

The families also have expressed concern for the over-exposure the miners could suffer once they are rescued and confronted with the national and global frenzy the rescue operation has prompted, explained La Tercera. In recent weeks the miners have received training for handling the press — in addition to counseling— and have indicated that they are willing to talk to the media upon their rescue, according to Europa Press and Radio Bío-Bío.

Una dedicatoria a mi nonno

Desde Talca me enviaron este recorte digitalizado del desaparecido diario "La Mañana", que fue el único referente periodístico durante muchos años en mi tierra. ¡Gracias Pablo por el envío! Reproduzco el texto que contiene la dedicatoria.

----------------------------------------

Diario "La Mañana" - Miércoles 17 de abril de 1963

DE R. L. S.

Héctor Barberis Cavalli

Con la muerte de Héctor Barberis Cavalli, se ha tronchado la vida de otro auténtico talquino, que amó a su tierra natal, con un amor entrañable y, que hoy día lo ha de acoger, dándole la paz infinita de su silencio.

Nació en nuestra ciudad, en un hogar que formaron sus padres venidos desde la bella y luminosa Italia, para echar aquí entre nosotros las raíces de una de las más prestigiosas familias de la comunidad. Hizo sus estudios humanísticos en el Liceo de Hombres de Talca y los de educación superior en la Universidad de Chile, donde obtuvo su título de Químico-Farmacéutico, con altas y merecidas calificaciones.

Vinculado a las actividades ciudadanas, se dedicó al comercio en el ramo de Farmacia y se incorporó de lleno a instituciones de orden cultural, social, benéficas y deportivas. En ellas, el correspondió destacada y meritoria labor.

Fue un hombre de inteligencia privilegiada; de convicciones propias y definidas; de acrisolada rectitud de procedimientos públicos y privados; de hondo afecto hacia sus amigos; de una recta línea de trabajo y de superación; de bondad y de cariño inmenso, como esposo, como padre y, como hermano.

Después de su hogar, al cual dedicara lo más delicado de su alma, formado, con la distinguida dama señora Luisa Bernasconi y en el que nacieran sus hijos Héctor y María Luisa, tuvo Héctor Barberis en el servicio de entrega a la sociedad, dos pasiones, que significaron sus más sentidos y caros desvelos.

Se prodigó en renunciamientos, en abnegación y en esfuerzos en el resurgimiento de las instituciones italianas fundadas en Talca; pues, deseaba que en el ambiente talquino, tremolara siempre encendida la llama de luz y de cultura de la tierra de sus mayores.

Desde niño tuvo una admiración y adhesión sin límites, por el Club de Deportes Rangers y, en los últimos tiempos, cuando su salud ya estaba resentida, vivió más de cerca y más junto a la institución deportiva, que llevaba prendida en el corazón. Momentos antes de su deceso, concurrió a la última sesión del Directorio de su Club; sin pensar, que hoy los colores granate-negros, como un abanico enlutado cubrirán su tumba.

Una de las últimas conversaciones, con Héctor Barberis, fue una charla de añoranzas. Recordamos a su hermano Víctor, aquel insigne y gran Profesor de Francés y de Filosofía; aquel gran poeta y soñador de las bellas imágenes, que viven encantadas y mueren cuando las roza y las triza un rayo de luna; aquel hombre culto y talentoso; aquel que dio nuevos conceptos de vida y de espiritualidad, a los que tuvimos el honor de ser sus alumnos. Le expresamos en esa oportunidad, que los ex-alumnos del Liceo de Hombres, teníamos una deuda que cumplir, con su hermano, que la saldaríamos rindiéndole a su memoria una velada fúnebre al maestro, al poeta y al amigo desaparecido.

Con ese tono triste nos respondió: "Espero estar con Uds. en ese homenaje; espero estar, con Víctor ese día".

¡El destino no lo ha querido y Héctor ya se ha reunido, son su hermano...!

En estas sencillas líneas, deseamos rendir un homenaje al gran talquino que se ha ido, Héctor Barberis; cuya muerte es un duelo, que ha llenado de honda tristeza a un pueblo que lo vio nacer, vivir y morir.

RAUL LARA SEPULVEDA

Realidad ajena

Lo siento, no tengo el día para fiestas. No por nada en particular, sino porque me ha puesto de mala leche la cobertura periodística del rescate de los mineros en el norte de Chile. No puedo evitar cabrearme al ver que el trabajo de los periodistas se ha vanalizado a la altura de los reality shows, que se hace frente al "en directo" con pocas herramientas, con mucho morbo y sin ninguna seriedad.

Las noticias de esta mañana me trasladan al primer reality que tuvimos en Chile, "Protagonistas de la fama", y a todas las ediciones que no he visto de Gran Hermano allá donde lo emitan. Estamos a la espera de que salgan los concursantes, los ganadores. Se han metido en sus vidas, muchos creen conocerlos y hablan de ellos con nombre propio, casi como héroes o ídolos. Pero no olvidemos que entre los 33 sólo hay víctimas, no hay redentores.

Lo peor, y lo ha dicho uno de ellos, es que les están tratando como los artistas que no son, como las estrellas fulgurantes que se apagarán en un par de días y que volverán a sus rutinas, a sus precarios trabajos o a unas vidas bastante sencillas como para tener la capacidad de soportar todo este aparato mediático que los rodea.

Me siento feliz por su rescate, no podría no estarlo. Pero no comulgo con la parafernalia que se ha montado como testigo de un hecho insólito. Y mucho menos, me trago todo este "amiguismo" alrededor de los mineros y de sus familias, de los políticos, de los medios, de la población en general. Todo ello no es más que un decorado que se derrumbará al poco andar. No hay nada que sea capaz de sustentarlo, pero todos se lo creen con tanta facilidad y emoción, que no queda lugar para pensar concientemente sobre este tinglado.

Tampoco me parece bien que se convierta en una gesta heroica, en un baluarte político. Se ha hecho lo que se debía hacer y, los verdaderos valientes, saben que el reconocimiento no es más que la mínima parte de la satisfacción del haber cumplido con las obligaciones o responsabilidades. No confundan conceptos y no mezclen cosas que no corresponden. Esto no es un triunfo de la derecha ni del gobierno. Es un triunfo de quienes han estado allí de forma permanente, de las familias, de todos aquellos que han trabajado para conseguirlo, de los mineros por haber soportado lo que han tenido que aguantar. Y para ellos no debería haber más que un entorno de protección y cuidado, lejos de los focos y las cámaras, esa realidad que les resulta tan ajena.

Belén vuelve de vacaciones

lunes, 11 de octubre de 2010

Este video es simplemente genial. Se suma a todos mis favoritos de "Versión Original Subtitulada" que veíamos hace algunos años en "Noche Hache". En el caso del alemán, el fenómeno se ha convertido en un viral y ya pueblan el mundo de la red decenas de versiones con temáticas distintas. A mí, personalmente, la que más me gusta es esta de Belén Esteban: está perfectamente hilado y sincronizado, y es muy gracioso.

(Las imágenes corresponden a un trozo de la película "El hundimiento").


Enterrado (Buried) - (España, 2010)

La verdad es que esta película me provocaba curiosidad desde que supe de su existencia, hace ya varios meses. Una trama que ocurre en un espacio cerrado, con un único protagonista, hacía todavía más asfixiante el relato del hombre que es enterrado vivo en Irak y que debe intentar salir del ataúd en el que se encuentra.

Pese a todas las reticencias que el tema implica: un escenario mínimo, una situación incómoda, una trama agobiante y un personaje puesto al límite, el director Rodrigo Cortés ha sabido contar la historia de forma tal que, sintiendo todas esas reticencias, son sorteadas con éxito en casi todo el metraje de la cinta. Somos capaces de sentir la estrechez de movimiento, la desesperación y la angustia en grandes dosis, pero también hay espacio para el humor, para la empatía, para la solidaridad, para la emoción y para la pena.

El ritmo es trepidante y casi no hay tiempos muertos -salvo un par de planos que, a mi gusto, rompen un poco la sensación de encierro-, por lo que la hora y media que dura la película se pasa volando. No hay momentos de filosofía profunda, de grandes cuestionamientos. Sólo es un hombre en una situación límite y nosotros los invitados a sufrir con él cada minuto de esa experiencia.

Humana, por cuanto es capaz de transmitir toda esa humanidad que hay en una vivencia así; cercana, ya que sabe proyectar todas las emociones del actor en el espectador entregado; inteligente, porque está resuelta con habilidad, humor y sentimiento en partes iguales. Me ha parecido un logro para el cine español hacer una película de este tipo y un acierto la manera en que ha sido tratada.

Buen papel de Ryan Reynolds y un buen triunfo para el director. La música es excesivamente épica en algunos momentos. Yo hubiera apostado por algo más intimista y suave, pero no afecta en nada al resultado final.

Quiero, siento, necesito

Llevo varios días con la extraña sensación de que vamos a la deriva. ¿A alguien le pasa lo mismo? Siento que las noticias en los medios no me dicen nada, que los políticos no me representan, que las empresas han perdido respeto por sus empleados y credibilidad en el mercado; el mercado me provoca inseguridad, la televisión no merece ni siquiera una mención porque es un universo paralelo. Incluso el enfriamiento solar o la disminución de su actividad produce el efecto inverso en la tierra: el calentamiento. ¡Ya nada es como era antes!

Aparecen idiomas nuevos y mueren otros. Las estrellas suben y bajan más que los precios. Los bancos nos consideran delincuentes, cuando son sus delitos los que nos tienen en la situación actual. Las iglesias se llenan de culpables y sospechas, cuando debería estar llena de certezas e inocentes. Las religiones se radicalizan, la política tiende al centro, la izquierda se derechiza y la derecha se convierte en el partido del pueblo. Los ricos, eso sí, siguen siendo ricos, pero aumenta el número de pobres y las familias en quiebra.

Nos piden incentivar el consumo, mientras los precios suben y los sueldos bajan. Nos piden esfuerzos y sacrificios, mientras se crean nuevos cargos públicos. Nos piden resistir los embites, cuando no hacen más que empujarnos al suelo. Se permiten el lujo de gastar millones en la "Noche en Blanco" justificando el desarrollo cultural, precisamente una noche en la que la cultura parece estar de luto. Nos piden tantas cosas sin dar nada a cambio.

Las democracias no son, ni de cerca, democráticas. Nos han vendido un concepto de libertad que no tiene nada de libre: todo son leyes, trabas, obstáculos y desincentivos. Elegimos representantes que no nos representan debido a un sistema electoral caduco y que tiende a la bipolaridad, dejando fuera cualquier soplo de aire fresco. Hacemos huelgas que no tienen sentido, mientras dejamos que nos impongan absurdas leyes laborales ante la mirada atenta de sindicatos inútiles y vendidos.

Los vertidos químicos no nos asombran en el propio vecindario, pero nos alarman los que ocurren en otros países. Ya pensamos en el siguiente puente o en las vacaciones navideñas no sé si para olvidar la crisis, para llenar los vacíos o, simplemente, porque no tenemos otra cosa mejor que hacer. Llega el otoño, pero más cálido que otros años. ¡Ya nada es como era antes!

Las princesas que venden ahora son las del pueblo, no por dedicar su vida a ellos, sino por pertenecer a él. Más pantalla tiene quien menos sabe hacer uso de ella en términos beneficiosos para la Cultura y la sociedad. Estamos sometidos a libertades opresivas, como el tener que escuchar a todo aquel que quiera hacerse oír. A veces, la libertad de expresión parece una mala idea, más aún cuando abren la boca ciertos personajes.

Quiero no sentirme a la deriva, quiero no sentirme solo en este sinsentido. Quiero que haya voces, quiero poder llegar a aportar dentro de alguna de esas voces. Necesito hacer algo para no sentir que se está yendo todo al carajo y que no he hecho nada más que contemplarlo pasivamente. Siento la necesidad de mirar a través de un cristal que no esté sucio, roto o desgastado. Quiero verdades, deberíamos estar hartos de mentiras o medias verdades. Hace un par de días me jactaba del fin de las grandes utopías, ¿es ésta una más?

Crystal and Bobby McGee

domingo, 10 de octubre de 2010

Cuenta atrás (II)

Ya queda un poco más de una semana, muy poco, para ir al concierto. Y hoy tenía ganas de poner esta canción, "Leave", que es una de las que más me gusta.

En la cocina

miércoles, 6 de octubre de 2010

No es mi mejor foto (pocas lo son), pero relacionado con el post de anoche sobre la "Semana horribilus" en la cocina, quise acordarme de otros buenos momentos. Aquí comenzaba a preparar un risotto a la milanesa o más bien estaba calentando el caldo y preparando el azafrán para lo que vendría a continuación.

Recetas "horribilus"

Estos últimos días, la cocina y yo no nos estamos entendiendo.

La semana pasada preparé lasaña y me quedó seca, además de quemarse un poco por abajo. Después hice una quiche de requesón, espinacas y tomate, pero todos los ingredientes "se hicieron agua" y la masa quedó blanda, por lo que era imposible servir un trozo en un plato sin que se desarmase inevitablemente. Y la mermelada de pimientos me quedó demasiado líquida...

Hoy saqué de mi despensa una pasta que me habían regalado: sombreroni. Muy bonita y con una pinta maravillosa, pero las instrucciones del envase brillaban por su ausencia y los foros de internet no ayudaron mucho. Supuestamente se pasan por agua y luego se hornea, pero nunca terminaron de cocinarse. ¡Desastre!

Menos mal que para la hora de comer había preparado mi pastel de atún y un arroz que me quedaron buenos o, de otra forma, tendría que replantearme una serie de cosas en mis proyectos futuros.

Espero que sólo sea una mala racha y nada más...

Cuenta atrás (III)

Vuelvo a la voz de Marketa Irglova para disfrutar de "If you want me". Esto ocurrió en el concierto que dieron en Madrid el 28 de febrero, cuando a ella le regalaron un par de castañuelas e invitó a una chica a tocar con ellos. El vídeo habla por sí solo.

¿Dónde está Wally?

martes, 5 de octubre de 2010

Recuerdos de hace 24 años... cerca de los 25. ¡Uf! ¿Quién es capaz de encontrarme en esta foto?

El que ya lo sepa, que trate de no dar muchas pistas.

Me declaro fan... ahora

Debo reconocer que antes me caía pésimo esta mujer. Sofía Vergara me parecía la típica trepadora sin talento para nada y sin futuro. Pero me ha sorprendido. Desde que aparece en "Modern family" como Gloria, la joven mujer colombiana de un mayor ex-Al Bundy, se ha convertido en un personaje querible, gracioso y que le viene perfecto.

Nominada recientemente al Emmy por este papel, Vergara se ha metido en el bolsillo a crítica y público. En la primera temporada ya se lució en algunos capítulos, cosa que vuelve a hacer en la segunda: el momento en que pone a su marido a espantar los malos espíritus de los filetes de pollo es hilarante.

Además, debo decir que el look de morena le sienta mejor que el rubio platinado por el que optó en una época en que más parecía la hermana guapa de Paulina Rubio, ambas luchando por el título de chica dorada. Ahora se le ve más segura, más natural y con un talento que tenía muy oculto, además de lo que se ve a simple vista.

No me queda más que declararme fan de ella, de la serie en general y de todos los personajes que la componen. Fue un acierto en la temporada 2009-2010 y lo será, seguramente, en esta.

Aquí dejo una graciosa aparición de Sofía en el show de Ellen De Generes.


Cuenta atrás (IV)

Comienza la cuenta atrás para el concierto de "The Swell Season" en Madrid (18 de octubre). Los veré por segunda vez este año y disfrutaré del concierto, seguro. Dejo esta canción, "Alone apart" porque me parece sublime.

Hoy me río con ironía

lunes, 4 de octubre de 2010

Hoy me río con ironía.

Me río de las señoras que por alguna razón divina deben subir al autobús antes que el resto de los mortales; de los jefes sin pantalones, de los compañeros con puñal en mano, de la gente sin cerebro que aparenta tener uno, de los que les gusta el rol de víctima, de los que reparten abrazos vacíos por todas partes, de los que no se cansan de escucharse, de los que no escuchan, de los que hablan y hablan y hablan y hablan, a pesar de la cara de apatía de los accidentales auditores.

Me río de los pseudo-todos: los artistas, los escritores, los profesionales, los rostros, los socialistas y los burgueses. Me río de los ricos y de los pobres, porque nunca están contentos con lo que tienen. Me río de los santos y los pecadores, de los arrepentidos y los temerarios. Me río de los derrotistas y de los asustados. De los amigos y de los enemigos.

Me río de mí y de mis manías. De mí y de mis obsesiones. Me río de mí y de mis traumas. De mí y de mis aventuras y de mis desventuras. De mi devenir y del de todos. Me río del calentamiento global y de la bajada de temperaturas. Me río de las encuestas y las elecciones. Me río de los cambios que nunca llegan y del pozo del que no salimos. Me río del paro y de la deuda pública, de la seguridad social y de todo el sistema.

Me río de ti también, siempre. Nunca dejo de hacerlo. No hay nada más sano que reirse de uno y de todos. Me río porque me da la gana, porque me parece interesante y porque muchas veces, simplemente, lo necesito. Me río porque me gusta reír. Me río, muchas veces, por no llorar, como dicen. Me río de alegría, de satisfacción, de crueldad y con sarcasmo. Me río de los que se caen y de los que no se levantan.

Me río de tantas cosas que no termino nunca de enumerarlas. Me río de los malos programas de televisión y de las malas películas. Me río de los que no son auténticos, pero juran que lo son. Me río de las modas incómodas y de las que sientan naturales. Me río de las tendencias y de quienes creen ser sus cazadores. Me río del marketing y de la publicidad. Me río de los medios y los grupos de presión. Me río de los enteros y de los políticos. Me río poco y me río mucho.

Me río, simplemente, me río...