Nunca dejamos de aprender...

viernes, 10 de septiembre de 2010

La vida o, mejor dicho, las personas que entran a nuestra vida, nos enseñan distintas aristas, posibilidades, opciones, formas de ver las cosas que son diferentes. Todas ellas tan valiosas como quienes las ofrecen. Lo más bello de todo, es permitirnos aprender, conocer cosas nuevas, e incluso descubrir todas nuestras equivocaciones o limitaciones.

Si hay algo que nos ha enseñado a muchos este 2010 es que la vida está llena de matices, de pequeñas cosas que pueden provocar un cambio profundo. Los sentimientos, las personas, las experiencias propias y ajenas nos permiten abrir los ojos a nuevas perspectivas que siempre sentimos ajenas y que, muchas veces, criticamos.

Pero eso es algo positivo. Superarse, evolucionar y ver que no todo es blanco o negro. Que los grises que nos rodean son, seguramente, mucho más interesantes y cómodos que los extremos.

1 comentario:

  1. Anónimo21:40

    Razón tienes hijo, los extremos nunca son buenos, el medio es mejor, hace la vida más fácil y nos enseña a mirar con amor y pensar que todos somos hijos del mismo Dios y que si el no excluye a nadie, menos debemos hacerlo nosostros.Vivan los grises (sorry aunque no me quedan bien a la cara ja ja ja )

    Mamá

    No te cansas que siempre te responda?????????????''

    ResponderEliminar