Una tormenta no hace verano...

jueves, 24 de junio de 2010

Para que luego no digan que la naturaleza no está dando señales. Estamos siendo atacados -no se me ocurre mejor forma de describirlo- por una tormenta veraniega: rayos, truenos y relámpagos, que trajeron como compañía una intensa lluvia que, en pocos minutos y gracias a un par de ventanas abiertas, transformó algunas zonas de la casa en mini-piscinas que tuve que secar con toallas.
Ahora mismo, el agua golpetea en la ventana, mientras el cielo retumba y brilla. El vídeo lo logré sacar antes de darme cuenta de que tenía la mitad de la camisa mojada y parte de los pies encharcados.

video

1 comentario:

  1. Anónimo22:09

    Tomy, que lindo hace tiempo que no me toca ninguna tormente eléctrica y las AÑORO, SIEMPRE ME ACUERDO CUANDO ERAN CHICOS Y LAS DISFRUTABAMOS POR LA VENTANA D NUESTRO DORMITORIO, TE QUIERO MUCHO
    Mamá

    ResponderEliminar