20 años

jueves, 24 de junio de 2010

Hace ya 20 años. Yo apenas tenía 13 años. Celebrábamos el mundial de Italia 90. ¿Te acuerdas cuánto te gustaba esa canción?. Y en el día de San Juan, te fuiste sin aviso previo ni grandes aspavientos, tal como siempre hacías todo: con discreción y elegancia.

Fue un domingo de invierno pero había algo de sol, aunque realmente eso no importaba mucho. Nos levantó de la cama la llamada de mi hermano y luego de dos días de casi no saber dónde estábamos ni qué pasaba, las palabras en italiano del padre (no me acuerdo de su nombre, pero era un viejito canoso) me golpearon más que cualquier otra cosa y me di cuenta de que ya no estabas más, al menos no como hasta ese momento estábamos acostumbrados.

20 años después todavía tengo la necesidad de pensar en ti, de pensar en lo feliz que estarías de que te contase sobre mis viajes a Italia, de pensar en las ganas que tengo de sentarme a oír como tocas el piano. Me consuela pensar en todos los recuerdos que tengo de ti y los veranos que pasé casi enteros en casa de la Nonna. Me consuela saber que siempre estás conmigo. Y cada vez que suena esta canción, tengo mil imágenes para elegir.


4 comentarios:

  1. ¡¡¡Qué emocionante lo que escribes, amigo!!! Te mando un beso enorme y te agradezco los ánimos enviados el otro día a través de fb. Un beso enorme y nos vemos el lunes.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Gracias Amelie!! Un beso enorme para ti y espero que los nubarrones, pese a las penas, vayan desapareciendo... Nos vemos el lunes sin falta!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo22:47

    Cuchito (como te decía mi mamá) que hermoso lo que escribiste hijo me ha hecho llorar mucho pero al mismo tiempo me llena de alegría saber que todavía igual que nosotros la extrañen, aun sabiendo que está en el cielo con el Señor , La Virgen y todos los santos y sobretodo con las personas que tanto había querido aqui en la tierra. Igual que tu todavía la siento con nosotros y hay muchas veces en que me encuentro pensando que tengo que llamarla para preguntarle algunas cosas . Estos día me había soñado mucho con la casa de la 6 ote, y con ella. Ojala algún día uds, y mis nietos tengan este mismo recuerdo de mí

    Mamá

    ResponderEliminar
  4. Gordo, el jueves en la ofice, me acordaba de todos los detalles de ese dia, de que era domingo, de que ibamos a almorzar ñoquis en su casa )nunca mas los probe), deñ teñefono, que nos fuimos los corriendo, y lo que vino despues, fin nonna, fin farmacia, fin de una etapa de proteccion.
    roz

    ResponderEliminar