Día tonto

miércoles, 12 de mayo de 2010

Después de un fin de semana de trabajo en Málaga, artículos por entregar, cosas por hacer, visitas por recibir, entrevistas por transcribir, notas por escribir, libros por leer, tertulias por disfrutar y presentaciones por hacer, hoy sigo haciendo cosas. Cosas que me gustan más o que me gustan menos, pero que las hago porque necesito hacerlas por una y mil razones.

Muchas veces estoy de acuerdo con que la vida no es todo lo justa que podría ser. Y no lo digo por mí. Creo que soy el menos indicado para quejarme. Pero muchas veces la vida se lleva gente por delante, personas de valor, hombres o mujeres con cosas por decir, por enseñar y por aprender. No hablo sólo de la muerte de alguien, sino el simple hecho de borrarle a alguien una sonrisa de la cara o, directamente, hacerle sentir mal de alguna forma.

No nos damos cuenta del daño que podemos hacer y del que nos pueden hacer. No estamos a salvo ni somos inmunes. En realidad, no somos nadie más que nosotros mismos y eso no va a cambiar por mucho que nos creamos con un estatus superior o con privilegios sobre los demás.

Hoy solamente puedo sentarme un momento, respirar hondo y dar gracias. Hoy puedo asomarme al balcón y gritar con fuerzas. Hoy puedo emocionarme. Hoy puedo sentir el dolor de alguien y tener ganas de aliviarlo. Hoy puedo no entender muchas cosas y no encontrar las respuestas que busco. Hoy puedo darme cuenta de que el mundo gira muy rápido y nunca sabemos dónde vamos a estar en un segundo.

2 comentarios:

  1. Anónimo17:10

    es verdad hijo hay que hacer las cosas por muchas razones pero por sobretodo porque solo hay que hacerlas . A mi en este momento me pasa que nada me parece importante, como si el terremoto me hubiera soltado algun tornillo, hago las cosas por hacerlas, pero las disfruto solo un momento y me agobia la imbecilidad congénita de las personas entrampadas en cosas chicas y dejando pasar lo que realmente importa.¡y que es lo que importa??????????? pienso que es ir a la iglesia y despues que vuelvo mo sigo sintiendo vacía, trabajar, pero no me produce interés, ir al casino, entretenido pero despues nada, como tu me dan ganas de gritar pero pienso que para que... algunos dicen que despues de un cataclismo como el que vivimos y estamos viviendo quedan estas secuelas, si es asi , que bueno, quiere decir que hay diagnóstico y que se pasará, si no es así necesito otro remezón para volver a ser como la antigua Nana.
    Mamá

    ResponderEliminar
  2. Anónimo03:31

    Solo quiero decirte, que me encanta como escribes, y tu forma directa y franca nos llega siempre a todos, aqui me incluyo a mi y atu fiel comentaristan la mama.
    un abrazo y te quiero mucho
    roz

    ResponderEliminar