Cuento los días...

miércoles, 19 de mayo de 2010

Sigo sin parar. Las cosas van bien; al menos, caminan. Por unos días estuve construyendo castillos de cristal, pero como siempre ocurre con la fantasía, queda bonito en el papel y muy mal en la realidad.
Cuando no es el momento, no hay que presionar. Hay que dejar que todo fluya, que todo ocurra a su debido tiempo. Ahora es el momento de ocuparse y no de pre-ocuparse. El tiempo siempre pone las cosas en su sitio.
Trabajo, trabajo y algo más de trabajo. Son días de coincidencias tan insólitas que da para sentarse en una terraza compartida, echarse unas risas, hablar de la vida y caminar un rato. Y después de eso, centrarse en el trabajo, en lo que hay que hacer, que no es poco.
En mis ratos libres sueño con viajes, con vacaciones, con reencuentros. Ahora mismo parece todo tan lejano y tan incierto, pero no me estreso. Todo se andará, como se dice por estas tierras.
Ya queda menos para retomar mi actividad de blogger. Lo necesito. Cuento los días...

2 comentarios:

  1. Anónimo02:05

    que se termina que puedes retomar tu blog???????????
    Mamá

    ResponderEliminar
  2. Se termina este número de la revista y este número del suplemento. Nada definitivo...

    ResponderEliminar