Voluntad e inteligencia no siempre van de la mano

martes, 27 de abril de 2010

No diré que ayer fue mi primer día de trabajo en la Fundación y que todo salió bien, porque sería repetirme en exceso. Pero contaré una anécdota breve:

El domingo fui a ver nuevamente a Kevin Johansen + Liniers, quienes pasaron otra vez por la Casa de América en Madrid para dar un concierto. Recién el viernes pude sacar las entradas que había comprado por internet, porque había tenido una serie de problemas para retirarlas de los cajeros habilitados. Después de muchas reclamaciones y correos, finalmente hablé por teléfono con una amable operadora, la que me ayudó a resolver el asunto en menos de 5 minutos. El concierto, como era de esperar, estuvo genial. Dos horas y media de canciones, dibujos y anécdotas.

Y ayer a las 22:15, noche de lunes, cuando me disponía a ver las series del día, me llaman desde Entradas.com en respuesta a mis correos electrónicos de reclamación de hace 10 días diciendo que ya tengo disponibles las entradas para el concierto del domingo (que ya pasó) y que desde cualquier cajero de Caja Madrid puedo retirarlas sin problemas, que él había comprobado que estaba todo en orden y que si tenía alguna otra incidencia, le llamase. Estuve en la duda de si echarme a reír o gritarle o llorar de vergüenza ajena. Finalmente opté por la sonrisa telefónica: agradecí su llamada, le dije que si había más problemas me pondría en contacto otra vez y colgué, pensando en que, muchas veces, la mejor disposición para ayudar no va de la mano con la inteligencia.

Me pondré al día... pronto

jueves, 22 de abril de 2010

La semana se ha pasado volando, ha sido agotadora e intensa. Pero todo ha tenido un buen final y, espero, un mejor comienzo de esta nueva etapa laboral. Cambios profundos por un lado y más de lo mismo por otro. Sea como sea, será un interesante desafío personal y profesional.

A ver si el fin de semana me pongo algo más al día con los comentarios que me han dejado y con algunas nuevas publicaciones sobre los temas de "relevancia". Gracias de todas formas por seguir pasando por aquí casi a diario.

La frase de la semana

martes, 20 de abril de 2010

Leí esta frase de Isabel Allende hace unos días y me gustó mucho. Además, está estrechamente relacionada con los acontecimientos de los últimos días.

"Aprendí pronto que al emigrar se pierden las muletas que han servido de sostén hasta entonces; hay que comenzar desde cero, porque el pasado se borra de un plumazo y a nadie le importa de dónde uno viene o qué ha hecho antes".

Siguen las buenas vibraciones

Pese a ser un día agotador, con una larga mañana, las sensaciones siguen siendo buenas. Tuve tres positivos encuentros esta mañana que, espero, puedan dar sus frutos en los próximos días. De momento, si bien hay algunas cosas prácticamente seguras, no me gusta adelantarme a los hechos. Prefiero dejar que las cosas cuadren sin apuros, sin presiones.

¿Pueden significar un cambio? Sí. Habrá que tomar decisiones, dejar algunas cosas de lado y coger otras nuevas, pero eso nunca ha sido algo negativo. La idea es comenzar desde abajo e ir avanzando, poco a poco, para consolidar los avances y abrir nuevas puertas.

Me gusta la idea de abrir puertas o ventanas, de dejar que entre aire fresco. Renovarse o morir es la premisa. Y, en este momento, es la máxima. Hay que buscar nuevas oportunidades, crear nuevos lazos y caminar, caminar, caminar; como dicen, sin prisa, pero sin pausa. Lo importante es no tener miedo a levantarse las veces que haga falta. No le temo a los nuevos comienzos; es más, creo que son grandes oportunidades para seguir aprendiendo.

Mañana más cosas por la mañana y por la tarde, para después tener un agradable encuentro vespertino.

Sensaciones positivas

lunes, 19 de abril de 2010

Así como hay días en los que apetece poco levantarse o incluso en los que pienas que no deberías haber sacado un pie de la cama, hoy es uno de aquellos días en los que agradezco enormemente abrir los ojos y poner los pies en el suelo.

Ha sido un día lleno de buenas noticias, de ideas, de proyectos, de ofertas, de posibles cambios, de propuestas, de llamadas, de alegrías y de risas. Gente nueva, reencuentros virtuales, algunas cosas por hacer en casa, cosas que llegan, un poco de orden y muchas fotos.

¡Cómo me gustan los días así! Sólo espero que mañana, que también promete, sea como hoy y que yo me meta en la cama por la noche con todo este cúmulo de sensaciones positivas en el cuerpo, como las que ahora tengo.

¡Ay, las noticias!

martes, 13 de abril de 2010


El repaso de los periódicos ha sido, hoy, escalonado y poco profundo. Pero eso me ha dado una nueva perspectiva de lectura, bastante más ágil y entretenida. Así, sumando las largas sombras de la red de corrupción que caen sobre el PP español, yerno de Aznar incluido, me entero de que Obama, en un claro intento por llamar a la calma, anuncia que lo que se llevarán las próximas temporadas serán los ataques terroristas con armamento atómico, paradójicamente, en la Cumbre sobre Seguridad Nuclear. Acto seguido, Zapatero bailaba al mismo ritmo haciendo un llamado para la cooperación internacional.

Y seguimos con la crisis: que si nos hundimos, que si nos salvamos... pero el ahorro familiar aumenta un 25% el último año (de cada cuatro euros que ganan, guardan uno), y los restaurantes, cines y destinos turísticos están llenos. ¿Paradójico? Sí, más que nunca. La crisis genera el cierre de empresas y negocios, despidos (que pronto serán más baratos también en España), pero la gente ahorra más y consume sin parar (los niveles de endeudamiento familiar también se han incrementado). ¿Cómo ahorramos y nos endeudamos más al mismo tiempo?

A la vez, Demi Moore dice que su secreto para lucir tan joven es la risa... me río yo de los dólares que se ha dejado en cirugías. Que está espectacular, pero no gracias a las carcajadas, sino al dinero y los estiramientos de piel. Esa sí que no conoce de crisis ni de deudas. Y, siguiendo con lo que anuncié la semana pasada, ya han comenzado a salirle novios a Ricky Martin. Valerio Pino, modelo italiano que colaboraba con el programa "Supermodelo" en la cadena española Cuatro, ya se ha auto-presentado como ex del cantante.

Y hablando del tema, la Iglesia ha relacionado la larga lista de abusos cometidos por muchos de sus miembros con la homosexualidad, declinando tajantemente la posibilidad de que tenga que ver con el celibato. Así aprovecha de hacer algo de proselitismo. ¡Qué ganas de mezclar las churras con las merinas! Pero Cristián Castro -el hijo de la mejicana Verónica Castro- asume que no es gay y que, si lo fuese, lo diría. Así le cierra la boca a su ex mujer que asegura su gusto por los hombres.

Habrá problemas de agua en la cuenca mediterránea hacia el 2025, Pamela Anderson debe dinero de impuestos, la supuesta amante del marido de Sandra Bullock le pide perdón a la actriz por arruinar su matrimonio (¿un poco tarde, no?); y, por último, Susan Boyle quiere hacer un dúo con... ¡Lady Gaga! Si más que dos gotas de agua, serían como una de aceite y una de ácido, con esos estilismos -musicales y de moda- tan distantes.

¿Cómo no voy a disfrutar con estas noticias?

Contradicciones (de Jaime Bayly)

viernes, 9 de abril de 2010

Leo estos días "El canalla sentimental", un especie de catársis biográfica de Jaime Bayly, escritor peruano y entrevistador en diversas cadenas de televisión. Sin ser un gran fan, debo reconocer que uno de los pasajes de su libro me ha gustado mucho. En él, hace una suerte de autodescripción o declaración de principios, utilizando para ello una serie de contradicciones, algunas de ellas muy acertadas.

Cito algunas:

"Soy agnóstico pero rezo en los aviones. Soy optimista pero no espero nada bueno (...) Soy romántico pero duermo solo. Soy amable pero insoportable (...) Soy autodestructivo pero con espíritu constructivo (...) Soy liberal pero no permito que fumen a mi lado (...) Creo en la democracia pero no me gusta ir a votar. Creo en la libre competencia pero no me gusta competir con nadie (...) Soy intelectual pero no inteligente (...) Creo en el sexo seguro pero soy sexualmente inseguro (...) Soy tímido pero no tengo pudor. Soy impúdico pero no me gusta andar desnudo (...) Creo en la convivencia mutua pero no en la convivencia conmigo. Soy provocador pero ya no me provoca serlo (...) Soy coherente pero inconsecuente. Tengo principios pero me gusta que se terminen (...) Soy frívolo pero profundamente (...) Soy intolerante con los que no me toleran (...) Me gusta ir contra la corriente pero sólo si sirve a mi cuenta corriente...".

Al final, no somos más que un manojo de contradicciones, incoherencias e inseguridades. Bueno, somos más que eso, pero es un comienzo bastante tentador para describirnos.

Recuerdos...

jueves, 8 de abril de 2010

¡Qué bueno! Es uno de los comerciales que más recuerdo...





Y esta es la nueva versión:



Revista Elle se transforma en la Guía "Michelin"

miércoles, 7 de abril de 2010

Hace unos cuantos meses, el mundo de la moda se "remeció" con una "impactante" portada: la revista Glamour había puesto a una "gorda" en portada (la de la foto de arriba a la izquierda). Unos dijeron que era imperdonable, que la moda no era para rellenitas (o para vacas, como las calificaron algunos) y que se volviese a los estándares habituales, aquellos que a alguien le deben resultar reales y masivos.

Pues hoy me encontré con otra nueva noticia, aun peor que la anterior: la revista Elle pone a una mujer de talla 48 en la portada. ¡Insólito! Exclamaban por algunos rincones de los talleres de costura, mientras alguna modelo vomitaba en el baño después de comerse media zanahoria (seguro que la de la foto de la derecha lo hace). Y haciendo algo de memoria, antes de volverse íntimos, el cada día más despreciable Karl Lagerfeld tildaba de vaca a Claudia Schiffer. ¡Vaca!

La verdad es que no entiendo el revuelo. Vamos a ver: sí, se sale del estándar habitual de las revistas femeninas de moda. Pero me parece natural en un mundo donde el porcentaje de obesidad aumenta en la población, pese a que todo lo demás parece ir en su contra: cada día, supuestamente, estamos mejor informados en cuanto a nutrición, a los beneficios de ejercitarse periódicamente, a los contenidos beneficiosos y malvados de los alimentos. Pero no, cada día hay más gordos y la moda se niega a esa realidad. Las tallas son cada vez más pequeñas, la ropa más estrecha y los probadores, unas ratoneras.

¿Qué ocurre en el mundo de la moda? Se da por entendido de que es uno de los sectores de vanguardia, que va por delante en cuanto a tendencias y gustos. Pues no. Se ha dejado de lado a la mitad de la población occidental, generalmente dispuesta a pagar más por vestir decentemente. Pero si empresarios como el dueño de Zara, según comentan, dijo que él no creaba ropa para vestir gordos, algo va mal. Se está perdiendo un negocio millonario en alguna parte y nadie es capaz de verlo o de dar el primer paso.

Las gordas (y los gordos) no quedamos bien en poliester ni en telas floreadas. Nos viene bien el negro, el azul y una amplia gama cromática. Nos quedan mejor las telas de buena caída (más gruesas) que las transparencias o el mal algodón. No queremos usar sacos de patatas en vez de un buen traje. Y, sobre todo, no por tener una cintura mayor, necesariamente tenemos piernas de 3 metros (¿alguien se ha puesto a pensar la de tela que se pierde al hacer el bajo del pantalón?).

Pues a mí me parece un buen camino el que ha emprendido Elle al optar por los "michelines". El de la normalización de las diferencias, de aquellos que nos salimos de un estándar cada vez más ridículo. Sin ir más lejos, el otro día me encontré con una talla 28 de pantalón en la sección de hombre adulto... ¡¡28!! Creo que necesitaba al menos 5 de esos para hacerme uno. Una ridiculez. Me alegro por la modelo talla 48 y por lucirse como corresponde, con orgullo y convicción. ¿Para cuando un hombre talla 54 en una portada de esas?


¿Alguien se atrevería a decirle a esta mujer que es fea?

Por cierto, que esto sea noticia de un periódico, ya dice bastante: o hay una escasez insalvable de cosas realmente importantes o estamos un poco perdidos. Es que, además, creo que no debería ser noticia; al contrario, tendría que ser lo más normal del mundo.

Tengo mono de viajes

martes, 6 de abril de 2010


Pese a que no llevo mucho tiempo sin despegar los pies del suelo (octubre del año pasado), ya siento la imperiosa necesidad de viajar, de ir a algún lado a desconectar un poco. Me muero de ganas de volver a Paris, de conocer Roma, Estocolmo, Viena, Praga, etc. Me encantaría pasear otra vez por Barcelona o Lisboa, descubrir Tánger o Estambul o Atenas.

Lo bueno es contar con personas que viajan por ti. Acabo de estar un poco en Paris con el viaje de Juanto y los correos de Silvina. Pronto estaré en Frankfurt y Roma gracias a Amelie. Y la Mar trajo experiencias nuevas desde Portugal. Lo más seguro es que finalmente yo traiga nuevas vivencias desde Chile, si es que todo resulta como corresponde. Y habrá algunos destinos más, lo presiento.

Lo mejor de los viajes que hago es que los disfruto a mi manera. Me gusta la calle, el día a día, lo cotidiano. No tengo una sed infinita de encerrarme entre cuatro paredes para ver arte. Prefiero sentir como se mueve una ciudad, como funciona. Nada mejor que sentarme en la terraza de un café a mirar y escuchar; o caminar en medio de la gente; subir al metro o al autobús y disfrutar con sus caras, sus emociones, su vulnerabilidad. Entrar en los mercados y supermercados, en las tiendas más pequeñas, en las librerías. Ahí está realmente el espíritu de un lugar. Lo demás ya lo podré disfrutar de otra forma, más adelante. Más que piedras, prefiero conocer personas, lejos de los sitios turísticos (como la foto que acompaña este texto, un pequeño rincón de Berlín, cruce de patios interiores y galerías, que me sorprendió por su tranquilidad, su diseño y su belleza).

Hay viajes y viajes. Y lo mejor es que cada uno disfrute el suyo, a su manera y con sus prioridades. Porque, al final, de eso se trata.

Uno de los mejores videos virales...

domingo, 4 de abril de 2010

Los videos virales son aquellos que se extienden gracias a las innumerables referencias y recomendaciones de los usuarios. Este en particular, se ha convertido en el 6º más visto de 2009 con más de 7 millones de visitas.

Se trata de una versión de la canción "Total eclipse of the heart" de Bonnie Tyler, pero cambiando la letra, literalmente según lo que ocurre en el poco acertado videoclip. He visto otras versiones literales, pero esta, sin duda, es la más lograda de todas. Espero que la disfruten tanto como yo.





Y la letra:

(Pan the room.)
Random use of candles, empty bottles, and cloth,
and can you see me through this fan?
(Slo-mo dove.)
Creepy doll, a window, and what looks like a bathrobe.
Then, a dim-lit shot of dangling balls.

(Metaphor?)
Close-up of some candles, and dramatically posing.
Then, stock footage of a moon in the sky.
(Bottle shot.)
Messing up my close-up with a floating blue curtain.
Now, let’s see who’s coming in from outside.

(Double doors open)
Why aren’t I reacting in this shot?
(Ringo Starr? Lined eyes.)
Guess I should be acting, but I’m not.

(Doors ajar.)
Wander through a hall with doors that magically open,
and this classroom has a fan.
(Open shirts.)
Now it’s getting creepy.
You can tell by my staring,
it’s a long time since I’ve been with a man.

(Stupid chair.)
Emo Kid is throwing Slo-Mo Dove at my face.
I guess that means that he just flipped me the bird.
(Locker room.)
Staring at the swim team gets you killed by a gang
of dancing ninja men who know how to twirl.

(Spin around. Ninjas!)
Then, a bunch of preppies make a toast.
(Drinking wine. Douchebags!)
Most of it just ends up on the floor.

And they shouldn’t fence at night
or they’re gonna hurt the gymnasts.
Why do they play football inside?
Here’s another shot of fencing.
And I’ve mostly been lit from behind.
Watch these shadows run off.

I walk onto a terrace where I think I’m alone.
But Arthur Fonzarelli’s got an army of clones.
(Fonzie’s been cloned!)
They do the Macarena,
but I’m still not impressed.
They beg for me to dance with them,
but not in this dress!
I’ll pose like Rocky tonight!
I’m running up a bunch of stairs.
(Strip football, and surprise mirror!)

Here’s where I pretend to be Eva Peron.
Look at me, I’m lifting my arms.
There’s nothing else to shoot,
so zoom camera under this arch.
Leaning on myself, because there’s two of me here.
But now there’s only one on this shot.
I pull my feathered hair
whenever I see floating cloth.

[Instrumental, but dascottjr inserted some literal dialogue.]

(Blind possessed choir boys.)
Get out of my way! I’ve gotta pee!
(Zombie cult!)
Never mind. I just went on the floor!

Now I need to find a mop!
(Look at me now!)
Emo Kid wears too much makeup.
Now, watch a bunch of half-naked guys
(Hairless chests.)
As they dance around in diapers.
And I’ve joined the Glee Club of the Damned.
(Reference joke!)
Look, the fog machine’s on!

What kind of private school would let in these kind of guys?
It started out as Hogwarts,
now it’s Lord of the Flies!
(I hated that book.)
I’m swaying side to side.
These dancers need to stop.
The gayest man on earth would call this over the top!
I whip my head to the right!
I’ll never go to church again.
(I think I lost a contact lens.)

When did spazzing out qualify as a dance?
Kneeling like I want to throw up.
What the effing crap?
That angel guy just felt me up!
Here’s a line of guys. I was wearing a dress.
But now they’ve got me wearing a suit.
(One kid’s running late.
I think he’s too young for this school.)

I’m totally shaking his hand.
(Mullet with headlights?
Over-surprised guy.
Weirded out…)