Después del Festival de Cine de Cáceres

lunes, 15 de marzo de 2010

Después de un fin de semana de casi no parar: los preparativos, el viaje, la cena de bienvenida, las copas de después; el desayuno, la presentación del libro, la comida, la siesta, la gala, el cóctel y casi, otra vez, las copas; y el desayuno del último día, que se extendió toda la mañana hasta que, como no, nos fuimos a comer. El último café, las últimas impresiones y el regreso a casa. No obstante, ha sido un fin de semana muy entretenido, interesante y con muchas cosas para recordar.

El reencuentro con los compañeros de revista y, algunos, de asociación. La puesta al día, la discusión o la puesta en común de distintas ideas, donde todos tenemos espacio para argumentar y defender. Conocer caras nuevas y ponerle un rostro a los nombres con los que, mes a mes, compartimos páginas. Simplemente fue de lo mejorcito que tuvo el fin de semana, además de no haber pagado prácticamente nada. ¡Gracias a quienes nos invitaron!

La gala, a la que entramos por una larga y concurrida alfombra roja, podría ser mejorable pero para mí tenía el encanto de la primera vez. Fue presentada por la gran Rosa María Sardá, una actriz como deberían ser muchas. Israel puso la vara alta en el agradecimiento de su premio a mejor colaborador de la revista y, de ahí en adelante, todos los premiados intentaron ser graciosos. Creo que pocos lo lograron.

Personalmente, puedo decir que tuve mi momento de complicidad con la Sardá por culpa del frío, pero duró poco. Con el resto de "estrellas" poco contacto, aunque compartíamos zona VIP, nos encontrábamos en todos los saraos y éramos víctimas del mismo recelo de los cacereños ante tanta exclusividad. No tardamos ni 10 minutos en salir del redil y hacer una vida "normal". Balance positivo.

Ha sido toda una experiencia conocer el Festival, disfrutar nuevamente de Cáceres, y compartir estos días con grandes y buenas personas. La foto no es la mejor en calidad, pero en calidez y buena compañía, es de las mejores. Esta fue la comida del domingo, post-festival y después de un largo desayuno al sol (lo que se evidencia en la mancha roja que cubre mi frente y parte de mi calva).

2 comentarios:

  1. Anónimo16:10

    Me alegro que lo hayan disfrutado y que ya estén de vuelta.

    Lo mejor es el compartir y sobre todo que eran invitados

    Lo de la alfombra debes fotos si es que te tomaron. Te veré en el E entertinment o en TNT????????????ja ja ja

    Mamá

    ResponderEliminar
  2. Yo también lo disfruté mucho. Un abrazo desde Pucela City

    ResponderEliminar