Marcas - Sesión 31 del taller literario

viernes, 29 de mayo de 2009

Resulta imborrable aquello que nos ha llegado al corazón”, leí al final de la página. Asentí sin palabras y cerré el libro que me habían dejado. Inevitablemente mi imaginación comenzó a volar.

Vi a un niño reír, a una madre llorar, a un padre haciendo caricias, a un hermano listo para jugar, a una hermana ignorando a su familia. Vi a dos abuelos distantes y fríos, y a una abuela cálida y generosa. Vi un piano, una gran casa, un infinito parque para jugar. Vi muchos árboles, una enorme piscina, un lago y un mar. Una playa de arena negra y un torrente de agua muy fría. Vi decenas de niños, vi amigos y enemigos, vi amor y distancia, vi lágrimas, pero también muchas, muchas risas. Vi bodas y funerales, bautizos y despedidas, celebraciones y fracasos. Vi un abrazo cálido y un desprecio tibio. Vi mucha música y, afortunadamente, poco silencio. Vi gente bailar, vacas pastar y tomates crecer en su rama. Vi cerezos en flor y árboles caídos. Vi tormentas y soles, lunas y nubes de algodón. Vi mullidos sofás y acogedoras alfombras bajo la chimenea. Vi noches de frío intenso y tardes de calor. Te vi a ti, a ti y a ti. Os vi a todos. Me vi a mí. Vi las marcas de cada uno de vosotros y las marcas de los que no están. Vi el mapa de mis triunfos y de mis errores, y el trazado de mis daños. También vi el conjunto de mis buenas acciones, porque tan malo no he sido en la vida. Vi mis ojos, mis manos y mi corazón y comprendí que realmente es imposible borrar todo aquello que es importante y que nos ha llegado profundamente, así como algunas cosas que consideramos intrascendentes, también se han perfilado en nuestro recuerdo.

Volví a abrir el libro donde lo había dejado, cogí el aire que me faltaba para continuar y seguí dibujándome las marcas que habré de mirarme antes de morir.

1 comentario:

  1. Anónimo22:07

    Muy bonito Tomás, y es cierto, llevamos las marcas de nuestras acciones buenas y malas con nosotros, las de nuestros recuerdos felices y tristes y las de todas las personas con la que hemos tenido algo que ver y las de aquellas que nos han querido y a quienes queremos los llevamos en nuestro corazón, como a ti.
    mamá

    ResponderEliminar