Toledo

sábado, 21 de marzo de 2009


Nos pasamos un gran jueves en Toledo con Mar y Mayte. Es una ciudad muy bonita, pero con la maldición de tener muchas cuestas, escaleras y subidas. Mi tobillo aún está recordando el paseo, pero valió la pena conocer un lugar con tanta historia entre sus piedras y cimientos.

Además nos tocó un día soleado y caluroso, celebrando el comienzo de la primavera: un lujazo.

1 comentario:

  1. Anónimo15:41

    que bueno que lo pasaron bien hijo, pero recuerda tu tobillo y cuídalo.
    Si les toca un verano como el de nosotros o pero, ya recordarán con nostalgia los frios del invierno

    mamá

    ResponderEliminar