Un globo dorado

lunes, 12 de enero de 2009

Kate Winslet ha triunfado. Y aunque reconozco mi derrota porque apostaba a ganador con Penélope Cruz y su papel de "Elena" en la última cinta de Woody Allen "Vicky Cristina Barcelona", no puedo dejar de hacerle un pequeño homenaje a una actriz que me gusta desde antes de Titanic y que nunca ha dejado de sorprenderme con su talento y fuerza interpretativa.

Este año, la actual esposa de Sam Mendes, ha resultado doblemente premiada: por "The Reader", como mejor actriz secundaria y por "Revolutionary Road", como actriz principal. Lamentablemente, aún no he visto ninguna de las dos, pero están en la lista de deseos hace algún tiempo.

Es el premio al esfuerzo de una larga y exitosa carrera que comenzó con "Heavenly Creatures", del neozelandés Peter Jackson, el mismo de la saga de "El señor de los anillos". Continuó con "Sense and sensibility", "Titanic", "Holly smoke", "Olvídate de mí", "Finding Neverland", "La vida de David Gale", "Iris" y otras tantas que le han valido siempre el reconocimiento de la crítica y varias nominaciones a los Oscar (es una de las pocas, sino la única, en reunir 4 nominaciones antes de cumplir los 30 años).

Con este triunfo, el camino hacia la estatuilla dorada está marcado. Quizás sería mucho pedir el premio en ambas categorías, pero al menos creo que podría salir de la ceremonia con algo más que una sonrisa. Se merece un reconocimiento que le ha sido negado tantas veces, por su entrega, su dedicación y por un talento que parece no tener límites.

No hay comentarios:

Publicar un comentario