Por cierto... Feliz año nuevo

miércoles, 31 de diciembre de 2008

Feliz año nuevo para todos.

Los medios nos dicen que no esperemos nada bueno del 2009, pero seguro que algunas alegrías nos traerá. No puede ser un año tan nefasto.

Sólo puedo pedir que en 365 días más, cada uno de nosotros pueda hacer un balance medianamente positivo o al menos, no tan trágico.

Las mejores bendiciones, los mayores placeres, las más grandes satisfacciones, los más geniales momentos, mucho amor, muchas risas y las ganas de seguir adelante.

Nos seguiremos comunicando.

"Australia" (2008), de Baz Luhrmann

martes, 30 de diciembre de 2008

Hoy he visto "Australia", la última película de Baz Luhrmann (el de "Romeo+Julieta" o "MoulinRouge"), con Nicole Kidman y Hugh Jackman como protagonistas. Las sensaciones son varias, contrapuestas, indefinidas.

1. La película se deja ver. Su metraje de casi 2 horas y 40 minutos prácticamente no se notan, porque el guión sabe muy bien entretener y enganchar con cada paso: romance, acción, suspenso, magia, malos malos y buenos muy buenos. En este punto, el director se apunta un tanto importante: al menos no resulta aburrida ni tediosa.

2. A cada momento, Luhrmann parece pedir un Oscar (o varios). Unos cuantos votos menos de confianza. Si no es la grandiosidad de la historia de amor, son las evocaciones a los grandes clásicos del cine -más o menos evidentes- como Lo que el viento se llevó o El mago de Oz, y a otras más recientes como Pearl Harbour (o Harbor, dependiendo del país... algo insólito de lo cual me acabo de enterar), de la cual hereda escenas muy parecidas. También la grandilocuencia de la banda sonora, en un continuo crecimiento hacia un final orquestado con precisión para obtener la lágrima (juego que gusta bastante a los miembros de la Academia), o simplemente la espectacular fotografía y los paisajes de un continente del cual se ha sacado poco partido, pero que el director explota hasta la saciedad.

3. Nicole Kidman. No puedo hablar mal de ella porque me parece una muy buena actriz, en gran parte de su historia. Pero es que esa cara que le han hecho, no es normal ni adecuada para una trama épica en un clima hostil. Ella no pierde el brillo de unos pómulos resaltados y sonrosados casi en ningún momento. Hay momentos de la película en los cuales se ve muy normal, pero hay otros en los que ella va por un lado y el botox, unos cuantos segundos más tarde. Y da una sensación muy extraña. Su contraparte, Hugh Jackman, cumple en el papel de galán aguerrido, atribulado por su pasado y con evolución hacia una nueva vida. Claro que también se despeina poco en medio del desierto australiano y tiene una forma muy extraña de ducharse, como si estuviese haciendo una demostración de musculatura ante un jurado exigente.

4. Descubrimiento importante: el narrador de la película, el actor más joven de la producción. Una joya que resulta más creíble que todo el decorado a su alrededor. Este es un punto que le debo al director de casting y espero que también a Luhrmann.

En resumen: he visto un film que es carne de Oscar a gran escala. La verdad es que no me sorprendería que arrasase con las nominaciones, aún cuando viendo los resultados de taquilla en Estados Unidos, no sé que ocurrirá. De todas formas, dudo que triunfe en las categorías actorales. Como mucho, alguna de efectos de sonido o visuales. Y nada en las de director o mejor película. No sería lo más adecuado.

Aún así, se deja ver y es una cinta hecha para el goce de los sentidos: el sonido está bien, las imágenes impresionan y las historias de amor gustan a todos. Tiene emoción, angustia, romance y ternura, todos ingredientes perfectos para gustar. Y no se hace tediosa ni excesivamente larga. Eso sí, quien tenga altas expectativas, que no espere salir con una gran sonrisa. Es mejor pensar en un grato momento de distracción cinematográfica y no mucho más.

I'm not there

domingo, 28 de diciembre de 2008

Gracias a las ventajas de Internet, el comercio y el mundo globalizado, tengo en mis manos una primicia: "I'm not there" de Todd Haynes, la película que hizo el año pasado sobre Bob Dylan y en la que participaron un número amplio de actores: Christian Bale, Richard Gere, Heath Ledger y Cate Blanchett, por mencionar a algunos. Lo insólito, es que todos ellos interpretaron a Dylan en distintos momentos de su vida. Y más insólito aún es que la única mujer es la que, a mi gusto, más se le parece. Si no me creen, juzguen.

Espero verla pronto para contar que tal me ha parecido. Y por cierto, también tengo "Then she found me", el debut de Helen Hunt como directora, que recién se estrena a mediados de enero en España.

Los padres de la criatura


Y no podía dejar de publicar la bonita foto que me regalaron mis papás en esta Navidad. ¡Muchas gracias!

Mr. Vértigo

Llevaba mucho tiempo con una tarea pendiente: leer a Paul Auster. Pues ya lo he hecho. No sé si he comenzado por uno de sus grandes libros o no, pero fue el primero que le han regalado, así que como a caballo regalado no se le miran los dientes (creo que la versión española es distinta, pero yo la digo a la chilena, como corresponde) me lo devoré en pocos días. Veredicto: me gustó mucho como escribe, aunque me pasó algo al final que me ocurre con muchos libros últimamente: el final me pareció demasiado "Disney" o poco rompedor, y cada día me cuesta más aceptarlo.

Me paso a otro párrafo, porque este tema merece discusión. Vale que a todos nos gustan los finales felices, románticos y con moraleja, pero estoy un poco cansado de que, tanto en la literatura como en el cine, nos tengan acostumbrados a esto. Trato de hacer memoria con una película de 2008 en la que me pasó lo mismo: si hubiese acabado 20 minutos antes del final, hubiese sido magnífica, pero se transformó en una ñoñería americana infumable. Lamentablemente, no recuerdo el nombre ni sobre qué iba, pero bueno, me sirve para expresar mi malestar ante esta necesidad de arreglar todo al final.

En la vida no todo es tan maravilloso y algunas veces todos nos caemos, nos equivocamos, lloramos, sufrimos y gritamos... y no siempre los finales son felices ni los malos son castigados ni la justicia inclina la balanza para el lado correcto. A veces, la realidad nos da lecciones muy duras, pero eso parece que no vende, que no queremos verlo. Pues yo sí. Quiero algo que me sorprenda, quiero un héroe que termine solo y desamparado, una heroína muerta, una comedia romántica que no termine en boda.

¿Por qué nos llamó tanto la atención el final de "Lost in translation"? Simplemente porque el final era desconcertante, abierto, magnífico. Una frase que nunca oímos y ya está. La vida continúa para todos.

Una de las cosas que más me gustó del segundo libro de la trilogía Millenium fue el final. Bien el autor podría haber llenado otras 20 ó 30 páginas para cerrar el tomo de "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" con algo feliz, pero me gustó que lo dejase a la imaginación del lector, para que esta mente a veces boba que tenemos, trabaje algo más y nos haga pensar.

Poco pensamos. Cada vez menos y nos gusta que nos den todo mascado. Pues no y reivindico la iniciativa de desafiarnos, de provocarnos, no con sangre, sexo o rock and roll, sino con virtuosismo, arte e inteligencia. Esos son los verdaderos artesanos de los próximos años, los que conviertan su labor en una fuente de debate, en una motivación, en el inicio de algo nuevo y no en el "y fueron felices para siempre" ya tan manoseado.

Cine y vida diaria

Ya se acercan los estrenos con sabor a Oscar... en enero se estrenan "Doubt", con Meryl Streep, Philip Seymour Hoffman y Amy Adams; junto a ellos, "Revolutionary Road", con Kate Winslet y Leonardo Di Caprio; y "Milk", de Gus Van Sant, con Sean Penn. Las tres ya huelen a premio, no sólo por el reparto de cada una de ellas, sino por los directores y quienes están detrás de ellos.

Al menos, cuando ya llegue la ceremonia (que otro año más me quedaré sin verla, porque sólo la dan en los canales de televisión por satélite), tendré una visión más clara de las candidaturas y los ganadores. Tal como había posteado hace unas semanas, este año volveré a aventurar a los triunfadores una vez que me haya puesto al día y hayan salido las quinielas.

En el corazón ya tengo a unos cuantos favoritos, pero seré prudente y los anunciaré cuando sea debido.

De momento, dejo el cine de lado para dar los últimos retoques a los temas de Prevención de Riesgos Laborales en mi artículo que saldrá publicado en febrero o marzo si todo sigue su curso normal. Ya lo tengo prácticamente terminado -sólo me falta agregar unos cuantos párrafos para redondear un punto específico- y dentro de poco me han anunciado que vendrán más cosas.
Vamos a ver si es verdad.

Por lo demás, el resto de los días pasan con tranquilidad y dedicado a las tareas cotidianas.

Cocinando con mamá

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Estoy preparando la cena de Navidad...

El menú de este año, está inspirado y guiado por las recetas de mamá:

Carne (redondo de ternera en España o pollo ganso, como se llama en Chile) con sandalio, una salsa hecha a base de aceite, ajo, huevo y migas de pan remojadas en vinagre. ¡Una especie de mayonesa muy sabrosa! Todo esto, acompañado de una ensalada de espinacas con tomate, aguacate (palta) y lo que encuentre.

Nada muy contundente ni en gran cantidad, porque luego viene un risotto a la milanesa, hecho con caldo de carne de verdad, azafrán, cebolla, vino blanco y cáscaras de limón, todo aderezado con unos filamentos de queso Grana Padano, para darle más cuerpo. Y éste es el plato principal.

Y de postre, la famosa espuma de limón de mi mamá, decorada con filamentos de chocolate, derretido al baño maría por mí mismo.

Gracias por toda la sabiduría culinaria del cuaderno de recetas que me hizo mi madre. A cada bocado me acordaré de ustedes y celebraremos a la distancia. Besos.

Para los lectores de mi blog

lunes, 22 de diciembre de 2008

Desde mi voz escrita, desde el alma, con el corazón y mis manos, quiero agradecer a todos los que alguna vez pasan por aquí y me regalan algo de tiempo, de sus ojos, de su vida y pocas veces, algún comentario que enriquece y ayuda a alimentar mi blog.

Gracias a todos los que me acompañan en este viaje. Siempre sería mejor que fuesen más, pero mejor es que seamos pocos y buenos. Se disfruta más. Gracias por estar aquí, por caminar conmigo, por mirar lo que veo, por leer lo que digo, por disfrutar con las aventuras, desventuras y las idas de cabeza que, de vez en cuando, tengo.

Felices fiestas, feliz Navidad y que el 2009 sea un buen año para todos. Da igual si mejor o peor, al menos que sea distinto.

Besos y abrazos.

Aprendí de ti - Soledad Guerrero

Me topé hace unas semanas con esta canción por casualidad y la he redescubierto. Tenía que ponerla en el blog.



En tus labios descansa mi primer temblor
mis primeras caricias mudas
ilusiones y sueños sólo para dos
rebeldías, pecados...
Y hoy mi cuerpo reclama lo que descubrió
en un abrazo

Aprendí de ti, soñador
la palabra amor
aprendí y de qué sirvió
si ahora faltas tú

Ahora soy el silencio y me quedo aquí
entre todo lo que fue tuyo
me confundo en recuerdos y no sé mentir
quiero estar a tu lado
Y hoy mi cuerpo reclama lo que descubrió
en un abrazo

Aprendí de ti, dulce seductor
la palabra amor
aprendí y de qué sirvió
si ahora faltas tú

Aprendí a inventar valor cuando falta
y ya ves, no aprendí a renunciar a ti...

Aprendizaje - Taller Nº11

domingo, 21 de diciembre de 2008

No sé si es valentía o simple desparpajo, pero después de Rosalía y Lorca, ahora me toca a mí.

--------------------------------------------

No dejes que mi corazón se deshaga
En diez partes de sangre fría,
Sin el brioso oleaje del agua salada
Ni la quietud inquieta de las rías.

Déjalo latir con pasión y desmesura,
Que se olvide de su pasado martirio,
Para ser capaz de afrontar con bravura,
Los malos momentos del amor tibio.

No dejes que se llene de raíces secas
Cántale canciones de amor al oído,
Porque mi corazón no tiene macetas,
Sino una pradera húmeda de sentidos.

Que mi corazón no se llene de moho verde
Ni de negras nubes ni blancas montañas,
Que no se olvide de su pasado rebelde
Y saque fuerzas de sus propias entrañas.

Que ame siempre como la primera vez
Que se entregue a ello por completo,
Que no pierda la altiva sencillez
De saber querer sin ningún complejo.

Que renueve el agua estanca del dolor pasado
Y que sepa lamerse rasguños y heridas,
Que no olvide palpitar, cual loco desbocado,
Como si en ello se le fuera la vida.

Soneto de la dulce queja - Federico García Lorca

Tengo miedo a perder la maravilla
de tus ojos de estatua, y el acento
que de noche me pone en la mejilla
la solitaria rosa de tu aliento.


Tengo pena de ser en esta orilla
tronco sin ramas; y lo que más siento
es no tener la flor, pulpa o arcilla,
para el gusano de mi sufrimiento.


Si tú eres el tesoro oculto mío,
si eres mi cruz y mi dolor mojado,
si soy el perro de tu señorío,

no me dejes perder lo que he ganado
y decora las aguas de tu río
con hojas de mi otoño enajenado.

Negra Sombra - Rosalía de Castro

Cando penso que te fuches,
negra sombra que me asombras,
ó pé dos meus cabezales
tornas facéndome mofa.


Cando maxino que es ida,
no mesmo sol te me amostras,
i eres a estrela que brila,
i eres o vento que zoa.


Si cantan, es ti que cantas,
si choran, es ti que choras,
i es o marmurio do río
i es a noite i es a aurora.


En todo estás e ti es todo,
pra min i en min mesma moras,
nin me abandonarás nunca,
sombra que sempre me asombras.

La Tertulia con Kenzaburo

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Ayer tuvimos la cuarta de nuestras tertulias, una muy animada conversación sobre Kenzaburo Oé y su "Una cuestión muy personal".

Fue agradable tener a Paloma por primera vez con nosotros no sólo en espíritu y poder compartir tantas cosas que salieron de este libro.

Ya nos estamos preparando para la siguiente, que será en la segunda quincena de enero. Aún no decidimos cual será el texto, pero antes del viernes quedará definido.

Como siempre, un placer compartir estos momentos.

Fotos de la tertulia Nº4

Se me consumió entre las manos

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Y ya terminé con "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina"... librazo!!!

Muy entretenido, buen manejo del suspenso, la tensión y los personajes. Es una obra que va creciendo página a página, sin perder el rumbo. No es un clásico (no lo elevo a esa categoría), pero me parece que ha logrado plenamente su objetivo.

Ahora sí que tengo tiempo para las demás lecturas pendientes, entre ellas "El contador de historias", que me regalaron mis compañeros de WKE cuando me fui. ¡Necesito más horas del día para leer!

El ser en ebullición

"Quisiera ir más allá del lenguaje, dejarme llevar por una poesía en estado puro, una poesía creada por gestos y por los ritmos de la danza; es decir, por el ser en ebullición".

Jean-Marie-Gustave Le Clézio

La chica de las cerillas

sábado, 6 de diciembre de 2008

Bueno, bueno... la segunda parte de la trilogía Millenium, que hace poco conté que tenía en mis manos, me tiene enganchadísimo. Si es que es empezar y no parar... está demasiado bueno.
Insisto: es altamente recomendable.

Necesito tiempo para Kenzaburo y los demás... no sé de donde sacarlo.

¿Por qué? Porque...

viernes, 5 de diciembre de 2008

No hay peor pregunta que ¿Por qué?

La razón es que esa pregunta lleva implícito un "porque" y todo "porque" lleva consigo un nuevo ¿Por qué?

Por ejemplo:
- ¿Por qué no viniste ayer?
- Porque no me apetecía
- Pero ¿por qué?
- Porque no me sentía muy bien y no tenía ganas de ver a nadie.
- ¿Por qué?
- ...

He vuelto

Llevaba mucho tiempo sin coger una grabadora, un listado de preguntas y mucha documentación previa, para ir a hacer una entrevista cara a cara. Hoy lo he vuelto a hacer y ha sido como volver a un lugar conocido, familiar, muy confortable.

Me he dado cuenta de que nací para ser periodista y menos mal que no equivoqué la vocación. Lo de hoy fue una experiencia magnífica y agradezco a todos los que la han hecho posible, por darme la oportunidad de reencontrarme con mi profesión y con algo que me llena de energía.

Nunca olvidaré cuando a los 10 años en casa de un amigo, dije que quería ser periodista. Era una época en que todos querían ser bomberos o astronautas. Pues yo soñaba con ser periodista. Luego pasé por algunas crisis vocacionales pensando en la cocina, el derecho (¿en qué habré estado pensando?) y no sé si en algo más. Pero no, volvía siempre a lo mismo. Y después de haberlo estudiado y haber dedicado años a trabajar en eso, además de a la enseñanza de los futuros compañeros de profesión, si tuviese que volver a tomar la decisión, no lo dudaría ni un sólo momento: Periodismo.

Penélope...

No es mi actriz favorita y creo que hay muchas que lo hacen mejor que ella. Pero lo bordó. Sí, Penélope Cruz se comió al reparto completo de "Vicky Cristina Barcelona" y por eso me alegro de que la crítica de EE.UU. le haya dado el premio a la Mejor Actriz Secundaria. Y desde ya lo digo: es mi favorita para los Oscar en la misma categoría.

Luego, a medida que me vaya poniendo al día en los estrenos, me aventuraré a dar los nombres de los ganadores de las estatuillas doradas en las categorías principales, tal como hacía hace años. Si hay que mojarse, me mojaré. Todo sea por el cine.

La 4ª Tertulia

martes, 2 de diciembre de 2008

Sí, ya tenemos el título para la cuarta tertulia que será dentro de nada, dos semanas. Viajamos al Lejano Oriente, a Japón, para leer a Kenzaburo Oe y "Una cuestión personal".

Como no lo encontré en la librería, lo encargué por Internet para que me lo trajesen a casa. Sólo espero que llegue antes de la tertulia. Ahora mismo haré el seguimiento del pedido para saber por donde anda.

Ánimo compañeros. Yo no sé que haré si tengo muchos libros a la vez entre mis manos. No importa, le buscaré el momento.

Un soneto que es mío y no mío

Ya he conseguido el permiso de la dueña del Soneto para publicarlo. Ahí tenemos unas diferencias porque ella dice que yo soy el autor y puedo hacer lo que quiera con él, pero está hecho con sus palabras y con lo que ella escribió en su Fotolog, que fue la fuente inspiradora. Da igual como haya sido. Ya hemos acordado que puedo publicarlo y lo pongo aquí.

Gracias por la inspiración y por esas palabras a las que, simplemente, les di forma de soneto.

Amo lo mágico de nuestro amor,
Componer canciones bajo el piano,
Y sobre el mantel coger tu mano,
Mientras me robas tres grados de calor.

Amo nuestras noches de dulce pasión,
Y las mañanas de tranquila calma.
Bailar un tango con toda al alma,
En tus brazos temblando de emoción.

Amo nuestros mil besos cotidianos
Y rendirme a tus suaves placeres,
Con los que juntos nos emborrachamos.

Amo tus dos ojos y tus dos manos
Que al preguntar si aún me quieres,
Me dicen: sí amor, aún te amo.