La ruta del Románico en Segovia

lunes, 11 de agosto de 2008

Este sábado emprendimos una grata aventura: la ruta por monumentos románicos en algunos pueblos de Segovia, más cercanos a Burgos y a Soria.

Todo comenzó en Ayllón, un pueblo pequeño en apariencia, pero bastante concurrido y con muchas nuevas construcciones de "fin de semana" dispuestas para los habitantes ocasionales. Para un paseo breve y para perderse por sus calles, escaleras y pasadizos. En la Plaza Mayor, un bar restaurante, sin duda el más exitoso del lugar, donde llegan todos los turistas y habituales del lugar a la hora de aperitivo.



Desde ahí, el viaje nos llevó a Maderuelo, que a la hora de la siesta parecía un pueblo fantasma, con un silencio sólo interrumpido por una aventurera niña en bicicleta y el rugido del motor de una camioneta que volvía del trabajo. Lo demás, todo tranquilidad y hermosas vistas hacia el río Riaza. Vale la pena quedarse un rato y disfrutarlo, además de acercarse al agua y refrescarse bajo la sombra de los árboles a la orilla.





Breves paradas en otros pueblos y lugares intermedios: el Coto de San Bernardo, Fuentesoto, Sacramenia, Pecharromán y, finalmente, Fuentidueña, lugar donde por azar nos encontramos una ruta guiada por el pueblo, para enseñarnos algo de la historia del lugar y sus principales monumentos. Un pueblo, también con mucho encanto, que gana puntos al atardecer, y las impresionantes vistas del valle y las montañas que le rodean. Todo un lujo de trayecto para un sólo día y altamente recomendable.

1 comentario:

  1. Anónimo02:47

    que bueno que te diste tiempo para compartir tus andanzas y sobretodo para dejarnos viajar contigo por esos pueblos que no conocemos pero que vemos atraves de tus ojos
    mama

    ResponderEliminar