Paso a paso... (cajón desastre)

domingo, 25 de marzo de 2007

Ya un mes desde mi última incursión en el mundo de mi blog, ese viaje que nunca acaba. Y la frase no puede ser más acertada: el camino, sea como sea, no tiene fin. Hay altos y bajos, curvas y túneles oscuros, pero siempre continúa.
En este mes han pasado muchas cosas. ¿Recordáis que estaba feliz por ser formador? Pues ya no lo soy. La empresa ha decidido reducir el departamento de Formación y nos han pasado a la Operaciones, lo que en buen castellano quiere decir que vuelvo a ser coordinador de la plataforma de Atención al Cliente o "Team Leader", una cursilería que no tiene nombre (no puedo dejar de sentirme un poco cheer leader e imaginarnos con falditas y plumeros corriendo por la plataforma con cara de anuncio de Coca Cola). De todas formas no me puedo quejar, porque tengo unos asesores que, en general, son encantadores y hacen bastante livianas las jornadas.
Por mi parte, me he puesto nuevamente en la búsqueda de un trabajo más acorde conmigo. Y aquí estoy, tratando de sortear obstáculos y de mejorar mi propia campaña de marketing. Aquí me está asesorando uno de los asesores de la plataforma, con experiencia en el área, dándome los consejos adecuados para ser mi mejor spot publicitario y potenciar mi curriculum. Gracias José María por esa ayuda.
Noticias: tenemos dos nuevas madres en el firmamento. Vamos felicitando en orden de alumbramiento:
- Amanda, la pequeña que transforma la vida de la Verito Hennicke y de Sebastián, ha venido al mundo hace unos cuantos días. La madre, orgullosa como era de esperar, ya ha mandado fotos de la pequeñina y es preciosa.
- Francisca, hija de la Carlita y de Pancho, también se ha atrevido a sacar la cabeza al mundo exterior, dándole un breve respiro a mi amiga que ha tenido, según comentan, un embarazo bastante poco grato. Ahora tendrán que ponerse manos a la obra para disfrutar y educar a la "sobrina".
Y en camino vienen dos sobrinos (de los de verdad) que aparecerán pronto en este montaje en el que estamos inmersos. Si todo va bien, nos veremos dentro de poco.
Creo que no se me escapa ningún recién nacido o próximo a nacer. En caso de omisión, pido perdón, pero he dormido poco y he trabajado bastante. Es entendible que la sinapsis sea escasa hoy.
Una grata sorpresa me llevé la semana pasada. En un momento de egocentrismo, busqué mi nombre en Google y me dí cuenta de que estoy citado en una página de periodismo (http://periodismoescolar.iespana.es/4a.htm), ese manual de redacción que monté con los textos de Pizarro y nuevas aportaciones mías (aunque él diga que me dejó poner el nombre por pena y que sólo fue obra suya). En fin, parece que no soy el único con problemas de ego. El punto es que fue todo un honor, saber que alguien se lo ha leído y que le ha parecido interesante mencionar.
Y nada más por el momento. Ha sido bastante desastroso el cajón, pero informativo, que es lo importante.