Ola de calor

sábado, 16 de julio de 2005

Sábado por la mañana... Son las nueve y el termómetro bordea los 26 grados. ¿Es esto normal? Pues va a ser que no. ¿Cuáles son las opciones que tengo? Ponerme bajo el ventilador todo el día, enfrentar el calor directamente en la calle, pasarme el día en los Congelados La Sirena buscando algo que no me interesa encontrar pronto; o, simplemente, darme una ducha cada 30 minutos o una hora en un desesperado intento por no deshidratarme.
Es un poco temprano para pensarlo aún. Por ahora mejor cojo el libro que me acompaña esporádicamente desde la semana pasada: "El Zorro. Comienza la leyenda", de Isabel Allende, no sin antes darme una ducha fría, para luego ponerme bajo el ventilador a disfrutar de este sábado por la mañana, mientras mi mente se pasea por las posibilidades para el almuerzo y el resto del día. Ya veré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario